Virus Que Enferman A Una Iglesia

Me han pedido que escriba un artículo sobre los virus que pueden enfermar a una iglesia. La siguiente lista no es en absoluto exhaustiva, pero creo que cubre la mayor parte de lo que veo en mi trabajo como consultor de iglesias. Estos virus no necesariamente matarán a su iglesia, pero pueden ser muy perturbadores si no se tratan adecuadamente.

Virus Que Enferman A Una Iglesia

Índice de Contenido
  1. Eludir el liderazgo
  2. Enfoque poco común en la carne
  3. Demasiada información de la misma fuente
  4. Las organizaciones tienen prioridad sobre las personas
  5. Un espíritu no referencial
  6. Babblemento
  7. Vulgaridad y blasfemia inapropiadas
  8. Uso excesivo de palabras en clave bíblica y acrónimos
  9. Predicación del día del juicio final
  10. Ritos rígidos y rutinas
  11. Un espíritu abusivamente disciplinario (la ley de moisés)
  12. Los virus pueden enfermar a una iglesia y deben ser evaluados por el liderazgo.
  13. Conclusión

Eludir el liderazgo

Evitar el liderazgo y la responsabilidad es quizás la forma más común en que los virus atacan a una iglesia. Los líderes pueden ser evitados porque son vistos como demasiado controladores, críticos o autoritarios. Esto puede ocurrir si se percibe que el líder se apresura a juzgar o criticar a los demás. Algunos líderes pueden ser evitados porque se les percibe como débiles o ineficaces en su liderazgo.

Además, algunas personas pueden evitar la rendición de cuentas culpando a los demás de sus propios problemas y deficiencias. Pueden excusar su comportamiento diciendo: "Sólo soy humano", "Sólo hago lo que puedo", "No es mi culpa", etc., en lugar de asumir la responsabilidad de sus acciones y actitudes hacia los demás.

También pueden evitar la verdad cuando se trata de ellos mismos: pueden negar su pecaminosidad (Romanos 3:23), negarse a enfrentarse a las normas de justicia de Dios (1 Juan 1:9), e ignorar las pruebas en su contra (Juan 8:44). También pueden ignorar la verdad cuando se trata de otras personas de la iglesia; por ejemplo, podrían negarse a creer que alguien les ha hecho daño intencionadamente (Mateo 18:15-17). O podrían no creer si alguien trata de decirles algo importante sobre ellos mismos -como identificar el abuso sexual en el pasado de un miembro de la familia (1 Corintios 6:18).

Por último, este virus también nos anima a no reconocer verdades sobre nuestro mundo que desafían nuestra visión del mundo, como que el ecologismo nos incluye a todos en su preocupación por una mejor administración de la creación.

Mira También Un Regalo De Dios Un Regalo De Dios. Predicación Cristiana

Enfoque poco común en la carne

Sabes que la carne es el plato principal de una comida. Puede utilizar esta palabra como metáfora del Evangelio. También sabes que a menudo constituye el grueso de tu sermón, lección o estudio bíblico. No es raro que la gente se enferme por comer demasiada carne.

Cuando la gente empieza a debatir qué tipos específicos de carne son aceptables y cuáles no, queda claro que están impulsando su propia agenda por encima de los principios de la Palabra de Dios. Una iglesia con un enfoque poco común en la carne estará plagada de virus en su sistema (ver Lucas 5:1-5).

Demasiada información de la misma fuente

  • Tenga cuidado de evitar la "sobrecarga de información"
  • Cuando la gente tiene demasiada información procedente de una sola fuente, puede confundirse o sentirse abrumada. Esto es especialmente cierto si parte de la información es conflictiva.

Las organizaciones tienen prioridad sobre las personas

Al igual que en el mundo natural, las organizaciones tienen prioridad sobre las personas. Las organizaciones son importantes, pero las personas lo son más. De hecho, las organizaciones y las personas deben estar en equilibrio para que su iglesia se mantenga sana y fuerte. Las organizaciones no deben tener prioridad sobre las personas, sino que la organización debe estar al servicio de las personas y no al revés.

Un espíritu no referencial

En pocas palabras, la remisión es un proceso de transmisión de información. En el contexto de las iglesias, esto se refiere a la rapidez y eficacia con la que somos capaces de compartir nuestra visión del ministerio con los demás.

La remisión también consiste en transmitir la información de tal manera que lleve a las personas a hacer algo con esa información. Debemos asegurarnos de que nuestro mensaje es claro y conciso, pero sobre todo debemos asegurarnos de que es eficaz para ayudar a la gente a involucrarse en la misión de Dios aquí en la tierra.

Por ejemplo: Si tuviera que explicar lo que significa "referencia" al hablar de mi vida espiritual o de cualquier otra área de la que extraiga significado, diría algo así:

Mira También Con Paso Firme En El Evangelio Con Paso Firme En El Evangelio

Babblemento

Hablar demasiado, hablar de cosas que no son relevantes y hablar de cosas que no son importantes son ejemplos de balbuceo.

  • Hablar demasiado es tan malo como hablar poco. Cuando se habla mucho, uno puede quedarse sin aliento y perder el hilo de lo que está diciendo. Si la gente pierde el interés por lo que se ha dicho, se vuelve aburrido para ambas partes. La mejor manera de evitar ser excesivo cuando se habla con otras personas es limitarse a 15 minutos por orador en las reuniones; esto ayudará a evitar que los discursos interminables se cuelen en las reuniones, así como a mantenerlas centradas en ir al grano en lugar de perderse en los detalles de la historia de una persona sobre su viaje por la ciudad la semana pasada, que no tiene nada que ver con nada.
  • Hablar de cosas que no son relevantes o importantes hará que los demás sientan que están perdiendo el tiempo escuchando porque esos temas no son lo suficientemente útiles para el beneficio de los demás (especialmente porque puede haber ya una cantidad abrumadora de información que les llega).

Vulgaridad y blasfemia inapropiadas

No hay lugar para la vulgaridad y la blasfemia en la iglesia. La vulgaridad y la blasfemia no son apropiadas en el púlpito, ni en las bancas, ni siquiera en el estacionamiento. El lenguaje vulgar es un signo de falta de carácter. Cuando alguien usa tal lenguaje inapropiadamente debemos asumir que esta persona no tiene respeto por los sentimientos o creencias de los demás.

Uso excesivo de palabras en clave bíblica y acrónimos

Los acrónimos bíblicos no son bíblicos; son producto de la cultura moderna. La propia Biblia no utiliza estos acrónimos, y los significados de muchas palabras clave de la Biblia han cambiado con el tiempo. Además, el pensamiento bíblico debe aplicarse a todas las áreas de la vida, incluyendo el uso de nuestro lenguaje. Debemos evitar el uso de palabras y frases que no se ajusten a la sana doctrina (véase Tito 1:9-11).

Predicación del día del juicio final

Cuando la iglesia se distrae de su enfoque en el evangelio, también se distraerá de su papel en la proclamación del evangelio. Y cuando eso sucede, se pueden ver señales de una iglesia enferma, y una de esas señales es la tendencia a declarar el día del juicio final.

Una iglesia sana no teme declarar el juicio sobre el pecado en este mundo y llamar a la gente al arrepentimiento (2 Corintios 5:10). Una iglesia sana reconoce que hay una consecuencia eterna por rechazar a Cristo como Salvador y rechazar su sacrificio en nuestro favor (Romanos 6:23).

Una iglesia sana entiende que, aunque no sepamos exactamente cuándo regresará Jesús, podemos advertir a la gente sobre lo que sucederá si rechazan su oferta de gracia a través de la fe en Él (Mateo 24:44-51; Apocalipsis 19).

Mira También Cruzando El Desierto Con Dios Cruzando El Desierto Con Dios

Sin embargo, si usted se encuentra escuchando algo más que advertencias sobre la ira venidera de Dios en su congregación local, entonces podría ser el momento de hacer una introspección. ¿Qué está haciendo? ¿Se está enfocando principalmente en el evangelismo y en enseñar a otros sobre el amor de Dios, o se ha visto tan atrapado en otras cosas que estas importantes tareas han pasado a un segundo plano?

Ritos rígidos y rutinas

  • Las rutinas pueden ser buenas, pero también pueden ser malas.
  • Las rutinas pueden convertirse en una muleta.
  • Las rutinas pueden ser una forma de evitar el duro trabajo del ministerio. En otras palabras, las rutinas son a menudo una forma de huir de nuestros llamados y responsabilidades en lugar de enfrentarlos de frente.
  • También pueden usarse como excusa para un liderazgo pobre: "Simplemente hacemos lo que siempre hemos hecho".

Un espíritu abusivamente disciplinario (la ley de moisés)

Esta es la ley de Moisés. Fue dada a Israel, no a la iglesia. Dentro del contexto de la nación de Israel, esta ley era algo bueno. Les impidió pecar y quebrantar los mandamientos de Dios en su vida cotidiana mientras vivían su relación de pacto con Él (Éxodo 18). Pero nunca se pretendió que se utilizara dentro de la cristiandad, especialmente como ejemplo de cómo debemos vivir o qué debemos esperar de la disciplina de la iglesia en nuestros días.

Los virus pueden enfermar a una iglesia y deben ser evaluados por el liderazgo.

Todos estos virus tienen el potencial de infectar una iglesia, pero pueden ser evaluados por el liderazgo y eliminados. Un mal hábito puede ser eliminado con diligencia y trabajo duro. Una mala actitud a menudo se transfiere de una persona a otra, por lo que es importante que los líderes controlen sus emociones cuidadosamente cuando tratan con otros. ¡Una mala influencia o líder debe salir de la iglesia lo más rápido posible antes de que haga un daño serio a su salud!

Conclusión

En conclusión, los virus pueden ser devastadores para las iglesias. Son una gran amenaza para las personas que asisten y los ministerios que se llevan a cabo en esas iglesias. Lamentablemente, no hay mucho que se pueda hacer al respecto, aparte de los métodos de prevención, como lavarse las manos y desinfectar las superficies después de que alguien haya estado enfermo. También hay algunas medidas preventivas que se pueden tomar contra los virus comunes como la gripe, como vacunarse o utilizar medicamentos antivirales cuando sea necesario.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Virus Que Enferman A Una Iglesia puedes visitar la categoría Prédicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir