Sobreviviendo A Mi Generación Con La Ayuda De Dios

Nuestro tema de hoy se llama “Sobreviviendo a mi generación”. Pertenezco a la generación del milenio, que ha sido objeto de muchas críticas. Aunque a menudo siento que mis compañeros tienen demasiados derechos y están malcriados, no se puede negar que nos enfrentamos a retos únicos en nuestras vidas.  A veces, cuando me siento abrumada o deprimida, me ayuda recordar cómo Dios me ha ayudado a superar pruebas anteriores en mi vida.

Sobreviviendo A Mi Generación Con La Ayuda De Dios

Estas son algunas formas en las que Dios ha mostrado su amor por mí:

Índice de Contenido
  1. Dios me ayuda a ser paciente mientras estoy en la cola del tráfico
  2. Dios me ayuda a concentrarme rezando
  3. Dios me ayuda a cumplir mi deber con diligencia y obediencia
  4. Dios me ayuda a afrontar mis retos con humildad
  5. Dios me ayuda a ser responsable
  6. Dios me ayuda a ser fiel en el matrimonio
  7. La importancia de la vida cristiana
  8. Conclusión

Dios me ayuda a ser paciente mientras estoy en la cola del tráfico

Tú eres la luz del mundo. Una ciudad asentada en una colina no se puede ocultar. Tampoco se enciende una lámpara y se pone debajo de un cuenco. En lugar de ello, la ponen en su soporte, y alumbra a todos los habitantes de la casa.

Así, pues, que vuestras buenas obras brillen a la vista de todos, para que todos vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. (Mateo 5:14-16). Este versículo nos dice que debemos estar dispuestos a dejar que nuestras buenas obras brillen para que los demás las vean, a fin de que glorifiquen a Dios a través de nosotros.

Esto significa que no importa lo que suceda en la vida, ya sea que tengas éxito en algo o fracases miserablemente en otra cosa, siempre debes darle la gloria a Dios porque Él es la fuente de todo lo bueno de tu vida.

Mira También Tener fortaleza en la debilidad Cómo Tener Fortaleza En La Debilidad

Dios me ayuda a concentrarme rezando

La oración es una forma de comunicarse con Dios. La oración me ayuda a concentrarme en mi trabajo, me ayuda a concentrarme en la tarea que tengo entre manos y me ayuda a ser paciente en las colas de tráfico. Oro por mí y por mis seres queridos. Oro para que Dios les ayude a superar sus problemas y dificultades. También le pido a Dios que me ayude con mis propios problemas y dificultades.

Orar por los demás nos hace sentirnos bien con nosotros mismos porque sabemos que nuestras oraciones están ayudando a otros que nos necesitan más en este momento y nos enseñan lo importante que es no sólo tener fe, sino también mostrar compasión hacia otros seres humanos, independientemente de su raza o religión.

Dios me ayuda a cumplir mi deber con diligencia y obediencia

Dios me ayuda a cumplir mi deber con diligencia y obediencia. No quiere que me desentienda de las responsabilidades que me ha encomendado. Dios me ayuda a cumplir mi deber con diligencia y obediencia, pero sólo si estoy dispuesto a escucharle y a obedecer sus mandatos.

Dios me ayuda a afrontar mis retos con humildad

No soy lo suficientemente fuerte ni sabio para ir solo por la vida, así que necesito la ayuda de Dios. Cuando me enfrento a un reto, intento recordar que Dios me ama y está orgulloso de mí pase lo que pase. Esto me da valor y fuerza porque sé que Él está conmigo en mis luchas y problemas (1 Tesalonicenses 4:18). Si estás luchando contra tu propia naturaleza o contra las tentaciones de Satanás, ¡pídele a Dios su ayuda hoy!

Dios me ayuda a ser responsable

Dios me ayuda a ser responsable de mis propias acciones, decisiones, familia y finanzas. Dios me ayuda a ser responsable de mi propia salud. Soy una persona adulta que ya no culpa a los demás de nada de lo que ocurre en mi vida.

Sólo puedo controlarme a mí mismo y a las personas que me rodean hasta cierto punto; no puedo hacer que todos hagan lo que se supone que deben hacer todo el tiempo. Lo único que puedo hacer es esforzarme al máximo con los que están cerca de mí y esperar que Dios les ayude a guiarles también en su camino.

Mira También Dejando de ser niños Dejando De Ser Niños Para Crecer En Cristo

Dios me ayuda a ser fiel en el matrimonio

Dios me ayuda a ser fiel en el matrimonio. Dios me ayuda a ser fiel a mi cónyuge. Dios me ayuda a ser fiel a mi familia, amigos y país. Dios me ayuda:

  • Dando fuerza cuando soy débil,
  • La sabiduría cuando estoy confundido,
  • La paciencia cuando estoy cansado y agotado,
  • El amor cuando no me queda nada de amor.

La importancia de la vida cristiana

La conclusión de este capítulo es que lo más importante en la vida es ser un buen cristiano. ¿Pero cómo puedes saber si estás siendo un buen cristiano? Siguiendo las leyes de Dios, obviamente. Y siendo una buena esposa, madre e hijo.

Así que si quieres tener éxito en tu carrera y tener mucho dinero, ¡sigue adelante y rompe todas las reglas! Tal vez si no te preocupas por obedecer a Dios, ¡Él lo recompensará con el éxito! ¡Obviamente esto no es cierto porque entonces todo el mundo sería rico! La única manera de llegar a ser rico (o cualquier otra meta) es a través del trabajo duro y la obediencia a la palabra de Dios.

Conclusión

Como puedes ver, Dios nos ayuda a ser fieles en todos los ámbitos de nuestra vida. Puede que no siempre sintamos que está ahí o que ni siquiera lo queramos cerca, pero él sabe lo que necesitamos y nos lo proporcionará cuando invoquemos su nombre. Lo importante es que no dejemos de intentarlo, aunque a veces nos parezca inútil o desesperado.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Sobreviviendo A Mi Generación Con La Ayuda De Dios puedes visitar la categoría Prédicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir