Cómo Tener Fortaleza En La Debilidad

Todos tenemos momentos en los que nos sentimos débiles y solos. La buena noticia es que Dios nos creó para ser fuertes en la debilidad. Todo depende de cómo te veas a ti mismo y a tus circunstancias. Así que la próxima vez que te sientas vulnerable o con miedo, lee estas escrituras para recordarte quién eres y lo que Dios quiere para ti:

Índice de Contenido
  1. Debes tener fortaleza en la debilidad porque no estás solo
  2. Dios es fiel
  3. Recuerda lo que has superado
  4. Conoce tu propósito
  5. Puedes ser fuerte incluso cuando te sientes débil.
  6. Conclusión

Debes tener fortaleza en la debilidad porque no estás solo

Tener fortaleza en la debilidad

Dios está siempre contigo. Nunca se va de tu lado, y nunca te abandonará. Si crees en Jesucristo, significa que Dios ya ha perdonado todos tus pecados, pasados, presentes y futuros. Él nos da la paz con Dios (Romanos 5:1).

Dios es fiel a sus promesas: prometió que nos daría fuerzas cuando más las necesitáramos (2 Corintios 12:9-10). Así que cuando las cosas se pongan difíciles para nosotros, podemos recordar que Dios nos ha dado el poder para superar cualquier obstáculo siempre y cuando estemos caminando en sus caminos.

La palabra de Dios dice: "El Señor vigilará tu salida y tu entrada... el Señor te guarda de todo mal; guarda tu vida... [y] preserva tanto al hombre como a la bestia" (Salmo 121:8-9). Puedes confiar en él cuando nadie parezca dispuesto o capaz de ayudarte.

Dios es fiel

Dios es fiel. Él está siempre contigo y nunca te dejará. Su fuerza se perfecciona en tu debilidad (2 Corintios 12:9-10). La protección y la provisión de Dios son tuyas para reclamarlas en cualquier circunstancia porque Jesús pagó el precio de todo lo que necesitas con Su muerte en la cruz. Mientras Dios nos haya llamado a salir de las tinieblas para entrar en su maravillosa luz, podemos confiar en que seguirá fortaleciéndonos cuando nuestra debilidad se haga patente en este mundo (2 Corintios 4:7).

Mira También Dejando de ser niños Dejando De Ser Niños Para Crecer En Cristo

¿Qué significa que Jesús murió por mí? ¿Por qué debo confiar en Él si soy débil? Mientras estemos vivos en esta tierra, experimentaremos momentos en los que nuestras debilidades se harán evidentes y podremos sentirnos solos -incluso abandonados por Dios-, pero conoce esta verdad: "Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de los que aman a Dios" (Romanos 8:28). No podrás ver cómo funcionan las cosas hasta después de que sucedan, pero ten por seguro que lo que parece un desastre ahora, traerá el bien más adelante.

Recuerda lo que has superado

La próxima vez que te sientas débil, recuerda lo que has superado. Recuerda lo lejos que has llegado. Recuerda por qué merece la pena vivir y luchar por tu vida.

Recuerda las cosas que dan sentido y propósito a tu vida, incluso si son difíciles de entender o aceptar para los demás. No tienes que ser perfecto ni cumplir con las expectativas de los demás sobre lo que deberías ser; simplemente sé tú mismo, la persona que Dios creó a su imagen y semejanza y a la que ama tanto como a cualquier otra persona de este mundo.

Conoce tu propósito

Conocer tu propósito es un ingrediente clave para encontrar la fuerza en la debilidad. Cuando sabes tu porqué, es más fácil mantenerte centrado y enfocado en los objetivos a largo plazo que te ayudarán a conseguirlo.

Tu propósito debe ser algo más grande que tú mismo, una causa o idea que signifique algo para ti personalmente, como ayudar a los demás o devolver algo. También puede ser un objetivo personal, como ser un mejor padre o cónyuge.

Una vez que hayas decidido cuál va a ser tu propósito, escríbelo en algún sitio para tenerlo siempre presente en los momentos difíciles (como cuando se acumulan esos molestos plazos).

Mira También Primera Milla Esa Primera Milla Causa Alegría Con Dios

Puedes ser fuerte incluso cuando te sientes débil.

He aquí dos sencillos pasos para ayudarte a superar la debilidad:

  • Recuerda que Dios es fiel. Nunca te dejará ni te abandonará (Deuteronomio 31:6). No sólo llevará tus cargas, sino que también te dará la gracia para levantarlas y llevarlas de nuevo (1 Pedro 5-7).
  • Conozca su propósito. Usted fue creado con un propósito específico en mente: tiene dones y talentos que pueden ayudar a otros (Salmo 139:13; Romanos 12:6-8)

Conclusión

En conclusión, hay muchas maneras de afrontar la debilidad. La clave es ser abierto y honesto sobre tus defectos, y luego encontrar una manera de abordarlos. No tienes que ser perfecto, pero es importante reconocer cuando algo necesita mejorar y trabajar para solucionarlo.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo Tener Fortaleza En La Debilidad puedes visitar la categoría Prédicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir