Cómo Fue La Muerte De Cristo

La muerte de Cristo es uno de los acontecimientos más importantes de toda la historia de la humanidad. Fue el medio por el que nos reconciliamos con Dios y nos proporciona la vida eterna. En esta entrada, explicaré cómo murió Cristo en la cruz para que podamos saber más sobre este acontecimiento y lo que significa para nosotros hoy.

Índice de Contenido
  1. El registro más antiguo de la muerte de Jesús está en las cartas escritas por el apóstol Pablo.
  2. Tenemos cuatro relatos de la muerte de Jesús el Viernes Santo.
  3. Jesús sabía que su muerte era lo que había venido a hacer.
  4. Durante la última cena, antes de morir, Jesús dio a sus amigos un nuevo mandamiento: que se amaran unos a otros.
  5. Jesús se dirigió al Monte de los Olivos
  6. Era cerca de la medianoche cuando Judas llegó con los soldados que iban a arrestar a Jesús.
  7. Cuando amaneció -y era viernes por la mañana-, Jesús se presentó ante Pilato y dijo:
  8. Se reunió con la multitud
  9. Entonces Pilato entregó a Jesús para que fuera crucificado.
  10. Su compasión nunca dejo de estar a pesar de los maltratos
  11. Conclusión

El registro más antiguo de la muerte de Jesús está en las cartas escritas por el apóstol Pablo.

La muerte de Cristo

El primer registro de la muerte de Jesús se encuentra en las cartas escritas por el apóstol Pablo. Pablo era un judío que se hizo cristiano y fue el primero en escribir sobre la muerte de Jesús en la cruz. Las cartas de Pablo se consideran unos de los escritos cristianos más antiguos, con fechas que van desde el año 50 CE hasta el 70 CE (Era Común).

Tenemos cuatro relatos de la muerte de Jesús el Viernes Santo.

Hay cuatro relatos de la muerte de Jesús el Viernes Santo. Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Estos cuatro relatos se llaman los Evangelios y son nuestras principales fuentes para conocer la vida y el ministerio de Jesús. Fueron escritos por hombres que lo conocieron personalmente, o que hablaron con personas que lo conocieron personalmente.

Escribieron sus Evangelios en diferentes idiomas para que más personas pudieran leerlos: Mateo escribió el suyo en arameo (una lengua hablada por los judíos en aquella época), Marcos escribió el suyo en griego (que era una lengua común).

Lucas escribió el suyo también en griego pero añadió algunas historias sobre la vida de Jesús utilizando las costumbres judías de su tierra natal, Palestina, y Juan escribió el suyo también en griego, pero es diferente de los otros tres porque escribió más tarde que ellos, lo que significa que había más tradiciones disponibles cuando escribió lo que recordaba sobre lo que había sucedido antes.

Mira También No mires atrás - Análisis a la luz de la Palabra de Dios No mires atrás - Análisis a la luz de la Palabra de Dios

El primer relato que tenemos es el de Mateo, donde aprendemos cómo Judas traicionó a Jesús con 30 piezas de plata; luego cómo Pedro negó ser uno de los discípulos de Cristo después de negar haber conocido a Cristo tres veces; y finalmente cómo Poncio Pilato condenó a Jesús a muerte como un criminal a pesar de los muchos intentos de los líderes judíos que intentaban desesperadamente que esto no sucediera porque creían que era inocente hasta que se demostrara su culpabilidad...

Jesús sabía que su muerte era lo que había venido a hacer.

Jesús sabía que su muerte era lo que había venido a hacer. Sabía que era necesario para que nos salváramos, y no dudó lo más mínimo cuando llegó el momento de cumplir este propósito. Jesús es un ejemplo perfecto de cómo debemos vivir nuestras vidas, porque aunque no sepamos por qué suceden las cosas en nuestras vidas o cómo encajan, Jesús sí lo sabe. Si estás pasando por algo difícil ahora, recuerda que Dios tiene un plan para ti, y que te ayudará a superar cualquier dificultad que pueda surgir.

Durante la última cena, antes de morir, Jesús dio a sus amigos un nuevo mandamiento: que se amaran unos a otros.

Es importante entender que Jesús no quería decir que debíamos amar a todos, sino sólo a los que son como nosotros. Él quería que amáramos a los que han hecho el mal o nos han hecho daño. No debemos limitarnos a decir que los amamos, sino demostrarlo con nuestras acciones y obras.  Por eso Jesús dijo:

"Haced el bien a los que os odian". No sólo merecen justicia, sino que también necesitan la misericordia y el perdón de Dios; ¡por eso murió en la cruz por ellos y por todos nosotros!

Jesús pidió a sus amigos: "Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros, como yo os he amado" (Juan 13:34). Esto significa que debemos tratar a otras personas con amabilidad y respeto, independientemente de cómo nos traten a nosotros, ¡incluso si no se respetan a sí mismos!

Es importante porque si alguien me tratara mal una vez sin pedirme perdón, me sentiría mal conmigo mismo, lo que podría llevarme a pecar de nuevo. Si alguien me pide perdón, tal vez sea más fácil la próxima vez porque ahora sé lo que pasó la última vez y puedo evitar que vuelva a suceder".

Mira También Tomar buenas decisiones – Qué implicaciones tuvo para los personajes bíblicos   Tomar buenas decisiones – Qué implicaciones tuvo para los personajes bíblicos  

Jesús se dirigió al Monte de los Olivos

Después de salir del aposento alto, Jesús fue al Monte de los Olivos, donde oró y pidió a Dios que le permitiera evitar el sufrimiento que sabía que le esperaba.

Después de salir del aposento alto, Jesús se dirigió al Monte de los Olivos, donde oró y pidió a Dios que le permitiera evitar el sufrimiento que sabía que le esperaba. Mientras Jesús rezaba y pedía ayuda a Dios, oyó una voz detrás de él que decía: "¡Jesús, te quiero!"

Al volverse, Jesús vio a su amigo Juan corriendo hacia él. Juan le dijo a Jesús que lo habían estado buscando por todas partes porque querían volver a decirle lo mucho que lo amaban.

Era cerca de la medianoche cuando Judas llegó con los soldados que iban a arrestar a Jesús.

Esta sección abarca los acontecimientos de la crucifixión de Jesús.

  • Judas había traicionado a Jesús, y los soldados fueron enviados a arrestarlo.
  • Los romanos golpearon a Jesús y lo llevaron ante el sumo sacerdote Caifás.
  • Pilato, que era el gobernador romano de Judea en ese momento, había recibido instrucciones de Herodes Antipas (el tetrarca) para juzgar a Jesús por blasfemia, ya que era una amenaza para el gobierno de Herodes en Galilea.
  • Pilato permitió que sus soldados golpearan a Jesús, pero luego lo devolvió a Caifás porque sabía que nadie podía ser ejecutado en su jurisdicción sin que lo aprobara primero Roma, ¡incluso los judíos!

Cuando amaneció -y era viernes por la mañana-, Jesús se presentó ante Pilato y dijo:

"Mi reino no es de este mundo".

Aquello me impactó entonces, como una de las declaraciones más profundas que jamás había escuchado. Debería haber sido obvio que Jesús no era un líder político o militar, pero ese hecho también era cierto para los líderes religiosos. ¿Qué quería decir al afirmar que su reino no era de este mundo?

Mira También La última lágrima –  Qué dicen las Sagradas Escrituras La última lágrima – Qué dicen las Sagradas Escrituras

Durante años pensé en lo que quería decir después de ese sermón. Al final llegué a la conclusión de que Jesús no estaba tratando de insinuar que hubiera otros mundos ahí fuera donde existiera su "reino"; más bien quería decir que su autoridad procedía de otro lugar totalmente distinto a los gobiernos terrenales (o incluso a los espirituales).

La idea me fascinó porque me recordó lo diferentes que somos los cristianos de los que siguen otras religiones: no esperamos vivir en el cielo en algún momento en el futuro; ¡esperamos vivir eternamente con Dios ahora!

Se reunió con la multitud

En un momento dado sacaron a un hombre llamado Barrabás para que lo vieran; había sido arrestado por iniciar un motín. Esta multitud eligió liberarlo a él antes que a Jesús.

  • Barrabás era un revolucionario
  • Jesús fue un revolucionario
  • Barrabás fue liberado, Jesús no
  • Jesús fue ejecutado, y crucificado con dos criminales como ejemplo de lo que le sucede a la gente que causa disturbios y comienza levantamientos contra Roma

Entonces Pilato entregó a Jesús para que fuera crucificado.

Los soldados lo escoltaron a un lugar llamado la Colina de la Calavera, donde lo clavaron en una cruz y lo izaron, junto con otros dos que también fueron condenados a morir.

Jesús fue crucificado en la cruz. Los soldados lo clavaron en un árbol y lo izaron, junto con otros dos que también fueron condenados a morir. Todos ellos fueron crucificados en la Colina de la Calavera, que se encontraba en las afueras de Jerusalén.

Su compasión nunca dejo de estar a pesar de los maltratos

Aunque estaba cubierto de sangre y tenía clavos en las manos y en los pies, seguía teniendo compasión de los que le hacían daño, pidiendo su perdón porque no sabían lo que hacían. La muerte de Cristo fue un sacrificio por nuestros pecados, nuestra salvación, nuestra libertad y nuestra paz.

Mira También La autoridad de los discípulos – El poder de Dios en sus Hijos  La autoridad de los discípulos – El poder de Dios en sus Hijos 

También es importante darse cuenta de que no fue un castigo por el pecado mismo. No hay ningún registro en la Biblia en el que Jesús haya dicho que su propósito para venir a este mundo era ser castigado por nuestros pecados; dijo que vino para que pudiéramos ser perdonados a través de él: se convirtió en pecado para que pudiéramos ser justos.

La muerte de Jesús no fue simplemente un acto de amor por su parte; fue también un acto de justicia y misericordia por parte de Dios (Romanos 3:23). Jesús tomó sobre sí todo el pecado de la humanidad porque no había nada más que pudiera pagar el precio, excepto él mismo. Y luego Dios hizo algo increíble: Lo resucitó de entre los muertos. Eso significa que, aunque murió físicamente en una cruz hace 2.000 años, su vida continúa hoy porque vive dentro de todos los que creen en él.

Conclusión

Podemos dar gracias a Dios por la muerte de Jesús. Fue el máximo sacrificio que hizo por nosotros, y muestra su amor por nosotros. Esto es importante porque podemos saber que nos ama tanto que moriría para salvarnos de nuestros pecados. Si tiene preguntas o quiere más información sobre cómo Cristo murió en la cruz como sacrificio, ¡póngase en contacto con uno de nuestros pastores hoy mismo!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo Fue La Muerte De Cristo puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir