Estudio Bíblico De Salmo 48

Me encanta el Salmo 48. Es un salmo tan hermoso, y está lleno de grandes verdades sobre Dios. Hay tantos versos aquí que podría usar para enseñar a mis hijos, pero el que siempre me llama la atención es el verso 5: "El Señor guardará tu salida y tu entrada desde ahora y para siempre".

Índice de Contenido
  1. Levántate
    1. Mi ayuda viene del Señor.
    2. Él que te guarda no se adormecerá.
    3. He aquí que el que guarda a Israel no se adormecerá ni dormirá.
    4. El Señor es tu guardián.
    5. El sol no te herirá de día, ni la luna de noche.
    6. El Señor te preservará de todo mal; preservará tu alma.
    7. El Señor preservará tu salida y tu entrada desde ahora y para siempre.
  2. Conclusión

Levántate

Eso es lo que quiero para ellos: que nunca teman porque saben que Dios ha prometido velar por ellos.

Levantaré mis ojos a las colinas, de donde viene mi ayuda. Mi ayuda viene de Yahveh, que hizo el cielo y la tierra.

  • No dejará que se mueva tu pie; no se adormecerá el que te guarda.
  • He aquí que el que guarda a Israel no se adormecerá ni dormirá. El SEÑOR es tu guardián; el SEÑOR es tu sombra a tu derecha.

Mi ayuda viene del Señor.

Salmo 48: 14-15 (NVI) El Señor te guardará y preservará tu vida. El Señor guardará tu entrada y tu salida, ahora y siempre.

Esta es una de las muchas promesas de la Biblia de que la presencia de Dios está con nosotros dondequiera que vayamos, ya sea que estemos despiertos o dormidos, en el trabajo o en el juego.

Él que te guarda no se adormecerá.

Salmo 48: 14-15 (NVI) No dejará que tu pie se mueva; el que te guarda no se adormecerá. El Señor vela por ti; el Señor es tu sombra a tu derecha; el sol no te dañará de día, ni la luna de noche.

Recomendado:  Bosquejo Bíblico De Levítico 20:17

El Señor no dejará que tu pie se mueva; el que te guarda no se adormecerá. El Señor es tu sombra a tu derecha; el sol no te dañará de día, ni la luna de noche.

He aquí que el que guarda a Israel no se adormecerá ni dormirá.

El Salmo 48 es un gran ejemplo de cómo Dios quiere ser nuestro guardián. Podemos mirar este pasaje y ver que el Señor permanece despierto, vigilando a su pueblo.

El primer versículo dice:

"He aquí que el que guarda a Israel no se adormece ni duerme".

La palabra "dormitar" significa "dormir en un estado inactivo o somnoliento; dormir ligera o intermitentemente; dormitar; dormitar (como por cansancio)".

La frase "ni dormir" significa "en absoluto; ni siquiera por un momento". Así que cuando leemos este versículo, vemos que Dios nunca permitirá que Su pueblo caiga en un estado inactivo o somnoliento en el que estén durmiendo ligeramente o intermitentemente porque Él no quiere que se adormezcan como si fuera por cansancio.

El Señor es tu guardián.

Es Dios quien te protegerá en todos tus caminos.

"El Señor es tu guardián; el Señor es tu sombra a tu derecha". Salmo 121:5

Los métodos populares de estudio de la Biblia hacen hincapié en la memorización, pero la memorización del Salmo 48:1-2 tiene un significado particular para los cristianos porque destaca la protección de Dios sobre su pueblo.

Este pasaje nos recuerda que Dios lo ve todo y conoce nuestras necesidades incluso antes de que le pidamos ayuda. El salmista también dice que Dios libra de todo mal a los que confían en él (Salmo 34:19).

La palabra "sombra" utilizada aquí se refiere a una sombra que nos protege del calor exterior, además de ser un lugar en el que nos sentimos seguros y protegidos de cualquier daño.

Algunas traducciones utilizan otras palabras como "protección" o "defensa", pero todas transmiten ideas similares sobre el cuidado y la protección de Dios sobre nosotros. Como cristianos, sabemos que no puede haber vida sin este tipo de seguridad porque nuestras almas están en peligro todos los días mientras estamos en la tierra.

Recomendado:  Edificando El Templo De Dios

El sol no te herirá de día, ni la luna de noche.

El sol y la luna se utilizan como símbolos de la protección de Dios. Esto es especialmente cierto en el Salmo 121:6-7, que dice:

"El sol no te herirá de día, ni la luna de noche".

Es posible que el salmista se refiera aquí a un momento en el que se sintió amenazado por un peligro inminente (quizá por los enemigos que rodeaban su ciudad). En cualquier caso, sabe que Dios le protegerá de cualquier daño.

Del mismo modo, en el Salmo 121:5a "Alzaré mis ojos a las colinas", el salmista utiliza una imagen de visión que le hace mirar hacia el cielo en busca de ayuda. La palabra hebrea traducida "alzar mis ojos" significa literalmente "inclinar la cabeza hacia atrás".

También puede referirse a mirar algo más alto que uno mismo, como mirar al cielo o mirar por encima del hombro (Génesis 24:63). Aquí probablemente se refiere a mirar hacia el cielo o hacia arriba, hacia Dios, en la oración.

El Señor te preservará de todo mal; preservará tu alma.

Salmo 48:

  • 1 ¡Grande es el Señor, y muy digno de alabanza en la ciudad de nuestro Dios! Su santo monte
  • 2 hermoso en elevación, es la alegría de toda la tierra. En él hay piedras preciosas; su polvo tiene oro.
  • 3 Las puertas de Sión te alaban; cantan de alegría ante tu presencia cuando llegas. Pausa
  • 4 Dios ama sus puertas por el pueblo que entra en ellas; ama a los que lo aman y obedecen sus mandatos.
  • 5 Tú honras tu pacto conmigo, oh Dios; me has hecho una promesa que durará para siempre.
  • 6 Es bueno dar gracias al Señor; es agradable cantar alabanzas a tu nombre, oh Altísimo.
  • 7 Cuando me acuerdo de ti en mi lecho por la noche, medito en ti durante el día y reflexiono sobre lo que debemos hacer juntos
  • 8 Tú eres mi protector contra todo mal; me mantienes a salvo de la violencia que amenaza mi vida
  • 9 Con las armas puedo atravesar un ejército, pero me protege la lealtad
  • 10 El camino de la paz no lo conocen, sino sólo la violencia
  • 11 Este camino aleja de la seguridad, pero donde no hay ley habrá desorden
  • 12 No saben cuánto mejor sería si estuvieran en paz unos con otros
  • 13 Odian sin tener en cuenta el bien o el mal
Recomendado:  Qué Es El Sacrificio Aceptable Según La Biblia

El Señor preservará tu salida y tu entrada desde ahora y para siempre.

Lo primero que hay que notar sobre este versículo es que no dice nada sobre que la protección de Dios esté condicionada a tu comportamiento o carácter. Simplemente dice:

"Yo preservaré tu salida y tu entrada desde ahora y para siempre".

Dios te protegerá porque te ama, ¡no porque lo merezcas!

La segunda cosa que hay que notar es que la promesa de protección va más allá de nuestra vida terrenal: se aplica también a nosotros después de la muerte: "desde ahora" significa "desde ahora"; "y para siempre" significa "para siempre".

Si hemos vivido una vida semejante a la de Cristo mientras estamos aquí en la tierra, entonces al menos parte de nuestra recompensa en el cielo será la paz mental que proviene de saber que nadie podrá dañarnos nunca más después de la muerte (ver 2 Corintios 5:5).

Conclusión

Lo que podemos aprender de este estudio es que es importante saber que cada persona tiene sus propios puntos fuertes y débiles. Debemos respetar a los demás por lo que son, porque nadie es perfecto.

El propio salmista reconoció esta imperfección en su propia vida, al tiempo que reconocía la soberanía de Dios sobre todas las cosas.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Estudio Bíblico De Salmo 48 puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir