El Leproso En La Biblia: Dónde Cura Jesús a Los Leprosos

Un leproso es alguien que padece una enfermedad llamada lepra. La Biblia hace mención de esta enfermedad en varias ocasiones, refiriéndose a las personas que sufren de lepra como "leprosos". Aunque hay muchos casos en los que la Biblia habla de los leprosos, hay algunos puntos e historias clave que debes conocer.

Índice de Contenido
  1. ¿Quién es el leproso en la Biblia?
  2. La lepra en el antiguo testamento
  3. ¿Qué dice la Biblia sobre los leprosos?
  4. ¿Dónde cura Jesús a los leprosos?
  5. Jesús limpia a diez leprosos.
  6. ¿Qué es un leproso?
  7. ¿Por qué tocó Jesús al leproso?
  8. Entender la reacción de la multitud cuando Jesús curó
  9. Un leproso es alguien que padece una enfermedad llamada lepra.
  10. Conclusión

¿Quién es el leproso en la Biblia?

Si buscas una respuesta rápida a la pregunta "¿Quién es el leproso de la Biblia?", tenemos algunas sugerencias. Lo primero que debes saber es que no se trata de una sola persona, sino de cuatro personas a las que Jesús curó de la lepra.

El Leproso En La Biblia

El primero fue un hombre que estaba junto al camino pidiendo limosna (Lucas 17:11-19). Este hombre probablemente era judío porque le preguntó a Jesús si podía curarlo en sábado.

En Mateo 8:2-4, Jesús curó a otro leproso cuando se acercó a Cafarnaúm; este hombre había extendido su mano pidiendo ayuda a todos los que pasaban a su lado y nadie quiso ayudarle con su enfermedad o sus síntomas.

Luego hubo dos hombres samaritanos que fueron limpiados de su lepra después de que Jesús les habló de la fe (Mateo 8:1-4).

La lepra en el antiguo testamento

El Antiguo Testamento de la Biblia contiene varias referencias a la lepra, una enfermedad que provoca llagas en la piel y que se asocia a la Biblia. La lepra no es contagiosa y puede tratarse con la medicina moderna.

Recomendado:  Fe Y Milagros

La lepra es una enfermedad o condición que se conocía en la antigüedad, pero sólo se menciona en asociación con los relatos bíblicos sobre Moisés (Levítico 13), Job (Job 2) y Jesucristo (Mateo 8). La palabra utilizada en estos casos se refiere a una enfermedad infecciosa que ahora se conoce como enfermedad de Hansen (síndrome de Hansen).

Esta forma de dermatitis está causada por la bacteria mycobacterium leprae y afecta sólo a los seres humanos; no se transmite de persona a persona como otras enfermedades, como la viruela o el sarampión.

¿Qué dice la Biblia sobre los leprosos?

La Biblia es clara en cuanto a lo que dice sobre los leprosos. La Biblia enseña que los leprosos deben ser evitados y aislados del resto de la comunidad:

  • Levítico 13:45 (RVR) "Y el leproso en quien haya plaga, se le rasgarán los vestidos y se le desnudará la cabeza, y se le cubrirá el labio superior".
  • Marcos 1:42-44 (LBLA) "Y llegó a Cafarnaúm; y habiendo estado en la casa, les preguntó: "¿Qué era lo que discutíais entre vosotros en el camino? Pero ellos guardaron silencio, porque durante las disputas entre ellos habían discutido entre sí sobre quién era mayor. Entonces se sentó frente a ellos, tomó un niño en sus brazos y les dijo: "El que reciba a un niño como éste en mi nombre, me recibe a mí".

¿Dónde cura Jesús a los leprosos?

Quizá te preguntes lo mismo. ¿Dónde cura Jesús a los leprosos? La respuesta es que los curaba en todas partes, ¡porque estaba en todas partes! Jesús viajó a muchos lugares (y todavía lo hace hoy). Subió y bajó por Judea, Galilea y Samaria; cruzó el río Jordán hacia Perea y Peraea; incluso visitó lugares como Tiro, Sidón y Cesarea de Filipo.

Recomendado:  Jesús Revela Su Poder Curando Y Perdonando Los Pecados

Así que no es de extrañar que hubiera muchas colonias de leprosos esparcidas por Israel en aquella época. Jesús curó a muchas personas durante su vida -incluidos muchos leprosos- y algunos de esos relatos están recogidos en la Biblia: Mateo 8:1-4; Marcos 1:40-45; Lucas 5:12-14; Lucas 17:11-19

Jesús limpia a diez leprosos.

Jesús cura a diez leprosos. La Biblia cuenta la historia de un hombre que tenía lepra, pero Jesús lo curó y quedó limpio. Así es como sucedió: Había diez leprosos que estaban todos juntos en una colina a las afueras de Jerusalén. Esperaban que pasara Jesús para pedirle que los sanara de su enfermedad.

En cuanto Jesús los vio, les dijo que debían ir a mostrarse a los sacerdotes del Templo y ofrecer sacrificios a cambio del perdón de su pecado (Levítico 14). ¡El final de este pasaje dice que uno de esos hombres volvió a su casa completamente curado!

¿Qué es un leproso?

Antes de empezar, vamos a cubrir algunos aspectos básicos. La lepra es una enfermedad de la piel que hace que los tejidos del cuerpo se rompan y se desprendan. Está causada por una bacteria llamada mycobacterium leprae, que vive en la superficie de las células nerviosas del cuerpo.

Si te infectas con estas bacterias durante el tiempo suficiente, desarrollarás llagas en la cara y el cuerpo, así como problemas neurológicos como entumecimiento u hormigueo en algunas partes de las manos, pero esto no significa que vayas a quedarte paralizado o a perder toda la sensibilidad en esas zonas.

¿Por qué tocó Jesús al leproso?

Jesús era una persona compasiva. Ayudó a personas que eran rechazadas por la sociedad, como los leprosos, que eran considerados impuros por sus vecinos. También curó a muchas personas que tenían enfermedades difíciles de tratar en aquella época, como la ceguera o la mudez.

Recomendado:  Milagros de Jesús según el evangelio de Juan tercera parte - Los dos últimos milagros reveladores 

Entender la reacción de la multitud cuando Jesús curó

Cuando Jesús curó al leproso, la multitud quedó asombrada. Nunca habían visto algo así en sus vidas. La multitud se enfadó con Jesús porque pensaban que estaba desafiando a Dios al perdonar los pecados. Querían apedrearlo, pero Jesús se fue antes de que pudieran hacerlo.

La multitud estaba confundida porque no entendía por qué Jesús había curado al hombre sin pedirle perdón o incluso sin darle una advertencia primero. La multitud se sorprendió al ver que el hombre había sido curado tan rápidamente después de que se le informara de su condición sólo un minuto antes.

Un leproso es alguien que padece una enfermedad llamada lepra.

La lepra es una enfermedad infecciosa que provoca lesiones en la piel, daños en los nervios y a veces la pérdida de los dedos de las manos y de los pies. La lepra está causada por una bacteria llamada Mycobacterium leprae, que no puede contagiarse por contacto casual o por compartir utensilios o fuentes de agua; sólo puede transmitirse por exposición prolongada a las membranas mucosas de los sistemas respiratorios. Los síntomas pueden incluir:

  • Lesiones cutáneas (parches ásperos de tejido cutáneo muerto) en la cara y las manos, así como en otras partes del cuerpo (como los codos o las rodillas)
  • entumecimiento de los dedos de las manos o de los pies que puede llevar a su amputación si no se trata

Conclusión

El leproso es un símbolo importante en la Biblia. Muestra el gran sacrificio que hizo Dios para perdonar nuestros pecados y amarnos. También demuestra que no debemos juzgar a las personas por su apariencia o sus acciones, sino que debemos mirar sus corazones para ver quiénes son realmente.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a El Leproso En La Biblia: Dónde Cura Jesús a Los Leprosos puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir