Una Alabanza Al Dios Salvador

Vamos con “Una alabanza al Dios Salvador”. Gracias Dios por ser nuestro salvador. Nos has salvado de todos nuestros problemas y nos has dado paz en nuestros corazones. Estamos muy agradecidos por la forma en que te has mostrado a nosotros en este mundo, y rezamos para que podamos seguir viendo tu asombrosa mano trabajando cada día por la eternidad.

Una alabanza al Dios Salvador

Índice de Contenido
  1. ¡Grande es el Señor! y digno de gran alabanza!
  2. ¡En la ciudad de nuestro dios! en su santo monte!
  3. ¡Hermoso para la situación ! la alegría de toda la tierra, es el monte Sión, en las laderas del Norte, la ciudad del gran Rey.
  4. Dios es conocido en sus palacios como refugio.
  5. ¡Pues he aquí que los reyes estaban reunidos ! pasaron juntos.
  6. Lo vieron, y se maravillaron; se turbaron y se apresuraron.
  7. Allí se apoderó de ellos el temor y el dolor, como el de una mujer que está de parto.
  8. Rompes las naves de Tarsis con viento del este.
  9. Como hemos oído, así hemos visto en la ciudad del Señor de los ejércitos, en la ciudad de nuestro Dios :
  10. Hemos pensado en tu bondad, oh Dios, en medio de tu templo.
  11. Conforme a tu nombre, oh Dios, así es tu alabanza hasta los confines de la tierra; tu diestra está llena de justicia.
  12. Toda la alabanza a Dios
  13. Conclusión

¡Grande es el Señor! y digno de gran alabanza!

En el principio, Dios creó los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desprovista de forma y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo; y dijo Dios: "Sea la luz", y fue la luz. Y vio Dios que la luz era buena; y dividió Dios entre la luz y las tinieblas. Y les puso nombre al día, a la noche, a la aurora y a la tarde (Génesis 1:1-5). Y una voz del cielo gritó diciendo:

¡En la ciudad de nuestro dios! en su santo monte!

Todo el que ama a su país o a su ciudad lo hace por amor a su familia. No puede negar esto, pues es tan natural para un hombre amar a su propia esposa e hijos como lo es para él respirar aire. Por lo tanto, cuando piensas en lo mucho que Dios te ama a ti y a toda la humanidad, entonces debería ser fácil entender por qué querría que todos viviéramos en la ciudad donde él vive, la ciudad que está llena de aquellos que muestran su amor por él honrando lo que ha creado con su obediencia y servicio.

¡Hermoso para la situación ! la alegría de toda la tierra, es el monte Sión, en las laderas del Norte, la ciudad del gran Rey.

Aparte: ¡hermoso por la situación! La alegría de toda la tierra, es el Monte Sión, en la vertiente norte, la ciudad del gran Rey. En sus palacios se conoce a Dios como refugio. Dios la establecerá para siempre; cumplirá su plan para ella.

A lo largo del tiempo y del lugar, a través de muchas pruebas y penas, Dios ha tratado con dulzura a ustedes, que son su pueblo, a quienes ama porque son queridos por Él. Ese amor hace que Él cuide de ti incluso cuando las circunstancias parecerían implicar que Él se ha olvidado de ti o se ha ido a otro lugar por completo.

Mira También Promesas De Dios Las Promesas De Dios – Predicación

Por muy lejos que parezca que tu fidelidad te ha alejado de Él en un momento determinado (y esto siempre es posible), nada puede separarnos de su amor, que se perfecciona mediante nuestra unión con Jesucristo (Romanos 8:38-39).

Dios es conocido en sus palacios como refugio.

Porque me esconderá en su tabernáculo; en el lugar secreto de su morada me ocultará; me pondrá en alto sobre una roca. Y ahora mi cabeza se alzará sobre mis enemigos que me rodean; por eso ofreceré en su tabernáculo sacrificios con júbilo y alegría; cantaré, sí, cantaré alabanzas a Jehová. Escucha, oh Jehová, cuando clamo con mi voz; ten también misericordia de mí y respóndeme.

Oh hijos de los hombres, ¿hasta cuándo se convertirá mi gloria en deshonra? ¿Hasta cuándo amaréis la vanidad y buscaréis el arrendamiento? Selah. Pero sabed que Jehová ha reservado para sí al piadoso; Jehová oirá cuando le llame. Venid a aquel que es humilde, y suplicadle con ternura.

¡Pues he aquí que los reyes estaban reunidos ! pasaron juntos.

En el principio, sólo había oscuridad. Y Dios dijo: ¡Que se haga la luz! Y se hizo la luz. Lo primero que creó Dios fue el sol y la luna, pero no le bastaron; quería algo más que dos luces en el cielo. Así que creó las estrellas para que brillaran en todo el universo.

Luego creó la Tierra como hogar para que los seres humanos y otras criaturas vivieran juntos en paz... Ahora que hemos hablado de las muchas cosas que Dios ha creado en el cielo (nº 1) y en la Tierra (nº 2), hablemos de lo que significa que alguien diga que ama a otra persona.

Lo vieron, y se maravillaron; se turbaron y se apresuraron.

Las dos primeras palabras de este versículo describen dos emociones diferentes que surgen en la mente al ver algo que es extremo o inusual. En este caso, "asombrado" viene de la palabra "mar", que significa estar asombrado o aturdido por algo sorprendente o inesperado (por ejemplo, un monstruo).

Mira También Vida En Cristo Nueva Vida En Cristo - Predicación

La siguiente parte de este versículo describe su reacción emocional: "turbado" se refiere a estar asustado o alarmado por lo que uno ve (por ejemplo, un ejército que se acerca).

Por último, vemos que la obra de Dios hizo que estos hombres reaccionaran con premura: no se quedaron parados preguntándose qué pasaría a continuación, sino que actuaron con rapidez y decisión no sólo para protegerse a sí mismos, sino también para ayudar a otros que necesitaban asistencia.

Allí se apoderó de ellos el temor y el dolor, como el de una mujer que está de parto.

  • Allí el miedo y el dolor se apoderaron de ellos, como el de una mujer de parto.
  • Miraron al cielo, pero no vieron ayuda ni esperanza.
  • Miraron a sus semejantes, pero se vieron impotentes ante sus propios pecados. Se dirigieron a Dios, pero lo encontraron ausente de su mundo. En su máxima desesperación, clamaron a él, pero no les respondió con palabras o signos, sino con su presencia, y eso fue suficiente.

Rompes las naves de Tarsis con viento del este.

"Las naves de Tarsis son rotas por el viento del este". - Salmo 48:7

Rompes las naves de Tarsis con el viento del este. Las naves vienen de lejos, de la tierra de Kittim y de Tubal, porque allí se ha glorificado tu mano. Los hombres que van en ellas traen oro y plata, cobre y hierro; han venido a ti por tus muchos bienes.

Como hemos oído, así hemos visto en la ciudad del Señor de los ejércitos, en la ciudad de nuestro Dios :

Dios la establecerá para siempre. Selah. En tus oraciones, quieres hacer algo más que agradecer a Dios su bondad y pedirle que te bendiga. También quieres alabarlo y declararle cuánto lo amas. De hecho, la Biblia nos dice que no podemos adorar verdaderamente a Dios si no lo alabamos:

El salmista David escribió un maravilloso salmo de alabanza que comienza con estas palabras "Como hemos oído, así hemos visto en la ciudad del Señor de los ejércitos". Se está refiriendo a Jerusalén, la ciudad santa donde Dios eligió poner su nombre (Isaías 48:16).

Mira También Amor De Cristo Predica Sobre El Amor De Cristo

David escribió este salmo alrededor del año 1000 a.C., en una época en la que Israel era atacado por sus enemigos y se enfrentaba a un gran peligro. Sin embargo, incluso en medio de las dificultades, David podía ver la gloria de Dios brillando al experimentar la victoria sobre sus enemigos (2 Samuel 5 - 7).

Hemos pensado en tu bondad, oh Dios, en medio de tu templo.

Hemos pensado en tu bondad, oh Dios, en medio de tu templo. Tu nombre está cerca; en él encuentran sabiduría todos los que viven. Haz que entienda lo que te agrada e incline mi corazón a seguirlo; que sea conocido por ti, para que encuentre gracia ante ti. Alabado sea Dios por su gloria y su grandeza

Conforme a tu nombre, oh Dios, así es tu alabanza hasta los confines de la tierra; tu diestra está llena de justicia.

  • El nombre de Dios, que es santo y lleno de justicia, es alabado en toda la tierra.
  • La mano derecha de Dios sostiene la justicia para su pueblo. No se avergonzarán mientras esperan la vida eterna en el cielo con Él.

Toda la alabanza a Dios

En medio de un mundo a menudo cruel, la gracia y el amor de Dios brillan con fuerza. Su misericordia y su justicia son evidentes en todas las cosas. A pesar de nuestro pecado, Él ha provisto para nosotros; Él nos ha amado incluso cuando no éramos amables.

Así que cuando veas a tus amigos o familiares sufriendo una enfermedad mental hoy o en el futuro, ¡alaba a Dios! Alábele por su bondad y sepa que esta bondad les incluye a ellos también.

Ora por ellos; habla con ellos sobre sus luchas; demuéstrales cuánto te importa lo que están pasando escuchando atentamente y estando ahí para ellos cuando más lo necesitan. E incluso permítete a ti mismo ser vulnerable: dejar que otra persona comparta su lucha con la tuya puede ayudar a aliviar parte de la soledad que puede acompañar a la depresión o la ansiedad, porque nos recuerda que no estamos solos después de todo (Romanos 12:15).

Conclusión

Hemos pensado en tu bondad, oh Dios, en medio de tu templo. Según tu nombre, oh Dios, así es tu alabanza hasta los confines de la tierra; tu diestra está llena de justicia. Hemos pensado en tu bondad, oh Dios, en medio de tu templo; según tu nombre, así es tu alabanza hasta los confines de la tierra; y nos acordaremos de ti para siempre.

Mira También Predicación Bíblica Sobre El Infierno Predicación Bíblica Sobre El Infierno

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Una Alabanza Al Dios Salvador puedes visitar la categoría Prédicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir