Quiero Ser Un Instrumento De Bendición Predicación

Hemos llamado a nuestro tema de hoy “Quiero ser un instrumento de bendición”. Sé que en este mundo estamos rodeados de problemas. Los vemos en las noticias, en las redes sociales y a veces incluso a nuestro alrededor.

Para ser una bendición para la gente necesitamos pensar en cómo podemos marcar la diferencia llevando alegría y amor a sus vidas. Tenemos que ayudar a marcar la diferencia, una persona a la vez, siendo instrumentos de la bendición de Dios a través de nuestras palabras y acciones.

Un instrumento de bendición

Índice de Contenido
  1. Quiero llevar la alegría
  2. Quiero traer amor
  3. Quiero ser una bendición para toda la gente
  4. Quiero ser la mano de Dios.
  5. No nos dejemos atrapar por los problemas de este mundo y asegurémonos de ver el panorama general
  6. Conclusión

Quiero llevar la alegría

La alegría es un fruto del Espíritu Santo. Es un regalo de Dios que Él da a sus hijos cuando le siguen de cerca y buscan glorificarlo en todo lo que hacen. La alegría es también una elección, una que debemos hacer diariamente si queremos experimentar esta clase de felicidad en nuestras vidas.

No es algo que ocurra cuando consigues lo que quieres o cuando las cosas van bien; más bien, viene como tu respuesta a estar lleno de Jesucristo (ver Romanos 15:13). La alegría es lo que eres porque Cristo ha sido derramado en tu vida (Juan 15:11).

Es importante señalar que la alegría no es sólo una emoción; ¡también es la forma en que vivimos nuestra fe día a día! Cuando nos centramos en servir a los demás con amor y compasión en lugar de preocuparnos por nosotros mismos, nuestros corazones se llenan de alegría por su bien, y este tipo de ministerio produce resultados inesperados.

Mira También Una alabanza al Dios Salvador Una Alabanza Al Dios Salvador

Quiero traer amor

Quizá se pregunte qué tiene que ver el amor con la predicación. Tienes razón al preguntártelo, porque a primera vista no parece que haya ninguna relación. Pero yo diría que el amor es lo más importante en este mundo y, aún más importante, lo más importante en la vida.

El amor es lo más importante que podemos tener en nuestras vidas, pero mucha gente no entiende lo poderoso que es en realidad. Si Dios me preguntara qué es lo que más quiero en mi vida ahora y siempre, mi respuesta sería "amor" sin dudarlo ni preguntarlo.

Quiero ser una bendición para toda la gente

Quiero ser una bendición para todas las personas. Una bendición es algo que aporta alegría, amor y paz. Quiero ser capaz de aportar alegría, amor y paz. Cuando estás en presencia de alguien que te trae alegría, amor o paz, lo sabes inmediatamente porque tu corazón te lo dice. Eso es lo que significa para mí como instrumento de la palabra de Dios: ser capaz de llevar alegría, amor y paz hablando de Su Palabra en mi vida para que otros experimenten esta misma alegría al estar en mi presencia también.

Quiero ser la mano de Dios.

Quiero ser un instrumento de bendición. Quiero ser un canal a través del cual el amor de Dios pueda fluir en la vida de los demás. Cuando pensamos en nosotros mismos, en nuestros pequeños planes y proyectos, no solemos pensar en absoluto en el plan de Dios para nosotros y en cómo quiere utilizarnos. Pero si pudiéramos entender que debemos aprovechar todas las oportunidades y posibilidades de hacer el bien, entonces dejaríamos de considerarnos a nosotros mismos y nos entregaríamos al servicio de Dios.

No nos dejemos atrapar por los problemas de este mundo y asegurémonos de ver el panorama general

Lo sé, lo sé: estás estresado. Sientes que todo va mal y que no hay nada que puedas hacer para arreglarlo. Pero recuerda que Dios tiene la perspectiva perfecta de todo el tiempo y el espacio, por lo que ve algo más que lo que está sucediendo en este momento. Él sabe exactamente cómo resultará todo al final.

Así que respira hondo y aléjate de tus problemas por un minuto: ¡tienes mucho tiempo! Puede parecer que las cosas se están desmoronando en este momento, pero si miras el panorama general, verás que siempre habrá algo mejor a la vuelta de la esquina si confiamos en Dios con nuestras vidas.

Mira También Promesas De Dios Las Promesas De Dios – Predicación

Conclusión

Todos tenemos un trabajo que hacer y ese trabajo es formar parte de esta gran historia que llamamos vida. No importa cuál sea tu papel o lo grande o pequeño que parezca, hay miles de personas que necesitan tu ayuda y apoyo. La pregunta es: ¿serás capaz de verlas?

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Quiero Ser Un Instrumento De Bendición Predicación puedes visitar la categoría Prédicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir