“También Los Pies”. Sermón

La palabra "pie" se utiliza en la Biblia para referirse a varias partes del cuerpo. El uso más obvio es para referirse a los pies, pero otros versículos también la usan como sinónimo de "piernas", "cuerpos" o incluso "caminar". De hecho, la palabra "pies" aparece más de 100 veces en las Escrituras, por lo que al observar todos estos usos se puede obtener información sobre cómo Dios ve a sus seguidores.

El ritual de lavado de pies mencionado en Juan 13 fue realizado por el propio Jesucristo, y lo hizo como un ejemplo de humildad y servicio. Durante este ritual, Jesús reconoció que no somos mejores que otros por nuestra posición o estatura; en cambio, nos mostró lo importante que es servir a los demás.

También los pies

Índice de Contenido
  1. También los pies
  2. Qué significa lavar los pies a los demás según la biblia
  3. Por qué es más importante servir que ser servido
  4. Conclusión

También los pies

También puedes utilizar la palabra "también" para hablar de algo que es diferente de lo que has dicho antes. Por ejemplo:

  • James es un gran jugador de baloncesto y también hace unas galletas de mantequilla de cacahuete increíbles.

Significa que James no sólo es bueno en baloncesto, sino que también es bueno haciendo galletas de mantequilla de cacahuete.

Qué significa lavar los pies a los demás según la biblia

Al lavar los pies de los demás, les estamos sirviendo. Servir a los demás es una forma de honrar y amar a Dios. La Biblia nos dice que Dios quiere que le sirvamos con todo nuestro corazón (Lucas 10:27). Dios también nos ordena que nos amemos unos a otros como él nos ama (Juan 13:34).

Mira También Un trato desigual Un Trato Desigual Según La Biblia

¿Cómo puedes servir a alguien mejor que lavándole los pies? No se puede. Debemos servir porque amamos a Jesús, que nos sirvió primero dando su vida por nosotros en la cruz (Juan 15:13).

Por qué es más importante servir que ser servido

"Es más importante servir que ser servido".

Esta es una gran cita porque afirma lo obvio: que servir a los demás, ayudarles y darles las cosas que necesitan es más importante que conseguir cosas tú mismo. ¿Por qué? Porque eres un miembro de una comunidad y tus contribuciones son las que hacen que esa comunidad sea fuerte.

Piénsalo de esta manera: ¿preferirías recibir un regalo de inauguración de tu casa o darlo? ¿Preferirías que alguien te trajera la cena o que se la hiciera él mismo y la llevara a casa? Todo es cuestión de actitud: es mejor pensar en términos de "qué puedo hacer por mis amigos" en lugar de "qué harán mis amigos por mí". La otra cara de la moneda es que no esperes ser amable a menos que los demás hagan primero su parte.

Conclusión

Eso es todo. Espero que estos consejos le hayan servido de ayuda en su viaje de redacción de sermones. Recuerde que queremos que nuestros sermones sean atractivos y dinámicos, pero también que sean fáciles de entender. Puede parecer que hay mucha presión para escribir un sermón que guste a la gente, pero intente no estresarse demasiado: lo único que puede hacer es seguir practicando hasta encontrar su propio estilo y nivel de comodidad.

Mira También Viviendo en libertad interior Viviendo En Libertad Interior Con Cristo

Si quieres conocer otros artículos parecidos a “También Los Pies”. Sermón puedes visitar la categoría Prédicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir