Que Podemos Aprender Del Salmo 51

El Salmo 51 es un salmo de arrepentimiento. David, que lo escribió, ha cometido adulterio y asesinato para encubrir su pecado. El salmo fue escrito después de que Natán lo confrontara con su pecado.

David reconoce la gracia de Dios. Sabe que ha hecho el mal, pero se arrepiente y pide perdón - no trata de excusar o minimizar su pecado. David sabe que sólo podemos acercarnos a Dios si tenemos la actitud correcta de corazón - no sólo los rituales y sacrificios correctos.

Reconoce que, aunque fue su propia culpa, Dios es quien proporcionó la solución".

Índice de Contenido
  1. Este es un salmo de David.
  2. Ha cometido adulterio con Betsabé, y asesinato para encubrirlo.
  3. El Salmo fue escrito después de que Natán lo confrontara con su pecado.
  4. David reconoce la gracia de Dios.
  5. No trata de excusar o minimizar su pecado.
  6. David sabe que sólo podemos acercarnos a Dios si tenemos la actitud correcta de corazón
  7. Reconoce que, aunque fue su propia culpa, Dios es el que proporcionó la solución.
  8. Ora pidiendo la guía y la sabiduría de Dios.
  9. Conclusión:

Este es un salmo de David.

El Salmo 51 es un salmo de arrepentimiento, no de alabanza. Es un grito de perdón y sanación, más que de jactancia sobre la grandeza de Dios. Este salmo nos da una idea de cómo era realmente David cuando buscaba la misericordia de Dios.

David no era perfecto, pero quería vivir en obediencia al Señor. Sabía lo que significaba pecar contra Dios, y su corazón estaba afligido por sus pecados (v1). La Biblia dice que el corazón de David estaba contrito cuando escribió este salmo (2 Samuel 12:16), así que podemos estar seguros de que realmente se arrepintió de sus pecados al escribir este canto de arrepentimiento al final de su vida.

Ha cometido adulterio con Betsabé, y asesinato para encubrirlo.

Echemos un vistazo al Salmo 51:

He pecado contra ti, Señor, y no soy digno de ser llamado tu hijo. Hazme como uno de tus jornaleros. Durante todos estos años he vivido con el padre de mi madre, y él me ha tratado como a su hijo; por eso, que ahora se convierta en mi padre, porque tú eres mi único padre verdadero. Por eso lo llamaré "mi padre", porque es tu siervo (Salmo 51:3-5).

Recomendado:  Significado Y Enseñanza Del Salmo 37:4-5

El Salmo fue escrito después de que Natán lo confrontara con su pecado.

El Salmo fue escrito después de que Natán lo confrontara con su pecado. David había cometido adulterio y asesinato, y también era culpable de otros pecados. Había vivido una vida malvada, pero cuando Natán lo confrontó con su pecado, David se arrepintió y confesó su pecado. Esto hizo que Dios perdonara a David y le devolviera una relación correcta con Él (2 Samuel 12:13-14).

David reconoce la gracia de Dios.

Al leer el Salmo 51, David reconoce la gracia y la misericordia de Dios, y sabe que ninguno de nosotros la merece.

  • La gracia de Dios es inmerecida: Todos hemos hecho cosas que no deberíamos, lo que nos hace indignos del amor de Dios. Y sin embargo, Él nos sigue amando.
  • La gracia de Dios se da a todos: No sólo a algunas personas o grupos, sino a todos. De hecho, fue ofrecida antes de que nadie hubiera pecado (Romanos 5:15-19).
  • La gracia de Dios no se gana: Debido a quién es Él y a lo que ha hecho por nosotros (por ejemplo, pagó nuestra deuda en su totalidad), no necesitamos nada de Él; simplemente podemos aceptar su regalo por gratitud y amor a Él (Efesios 2:8-9; Juan 1:12).

No trata de excusar o minimizar su pecado.

Hay varias cosas que se pueden extraer de este salmo. La primera es que David sabía que había obrado mal. Reconoció que Dios estaba enojado con él. Dijo: "Contra ti, sólo contra ti he pecado y he hecho lo que es malo a tus ojos" (v. 12). David no trató de excusar o minimizar su pecado; lo reconoció como lo que era: una terrible rebelión contra Dios.

Recomendado:  Salmo 107:1 Significado Y Enseñanza

David también sabía lo mal que había tratado a Urías al hacer que lo mataran para que David pudiera casarse con su esposa Betsabé y tener hijos con ella (2 Sam 11:12-27). Aunque al principio David trató de ocultar este hecho a los demás, más tarde confesó su mal proceder porque comprendía lo pecaminoso de sus acciones y quería el perdón de Dios (1 Crón 29:10-20).

Además de reconocer la gravedad de sus pecados, David también se dio cuenta de que sólo Dios podía perdonarlo por esos pecados. Por eso, cuando Natán vino a hablar con él sobre ellos más adelante, en 2 Samuel 12:7-14), Natán le dijo tres cosas:

  • Has sido muy malvado
  • Has cometido adulterio contra Urías
  • Tus mujeres no tendrán hijos mientras vivan (2 Sam 12:11).

Estas afirmaciones pueden parecer duras, pero sólo pretendían recordar lo que había sucedido hasta entonces para decirle a David algo más que le beneficiaría tanto a él como a la sociedad en general: ¡que había esperanza! Porque aunque los números 1 y 2 de arriba sean hechos reales, todavía puede quedar algo de esperanza...

David sabe que sólo podemos acercarnos a Dios si tenemos la actitud correcta de corazón

Si quieres acercarte a Dios con la actitud correcta de corazón, debes tener un corazón humilde. Debes tener un corazón contrito. Debes tener un corazón quebrantado. Debes tener un corazón arrepentido. Y debes ser sumiso a Dios y a Su Palabra (1 Pedro 5:5).

Estoy seguro que mientras leías esta lista de cosas que David dice que necesitamos para acercarnos a Dios con la actitud correcta de corazón, se te ocurrió: "¡Deberíamos hacer estas cosas todo el tiempo! ¿Cómo voy a cambiar mi vida para poder acercarme a Dios con estas actitudes?".

La respuesta es sencilla: empieza por amarle más que a nadie ni a nada en tu vida, y luego ponte como meta cada día no sólo amarle más, sino también seguir sus mandamientos (Mateo 22:36-40).

Recomendado:  Salmo 119:9 Significado Y Enseñanza

Reconoce que, aunque fue su propia culpa, Dios es el que proporcionó la solución.

Dios es el que proporciona una solución a nuestro pecado. El salmista reconoce que, aunque fue su propia culpa, Dios es quien proporcionó la solución. También reconoce que Dios nos perdona cuando confesamos nuestros pecados, nos limpia de nuestra iniquidad y nos devuelve la comunión con Él.

Cuando reconocemos que hemos pecado contra Dios y lo admitimos (Salmo 51:3), entonces Él nos perdonará y nos restaurará a la comunión con Él.

Jesucristo es nuestra única esperanza de salvación (1 Corintios 15:1-4). Sólo Jesús puede perdonar tus pecados (Hechos 5:31). Debes admitir tus pecados ante Él y creer en Su nombre para la salvación (Juan 3:16; Romanos 10:9-10).

Ora pidiendo la guía y la sabiduría de Dios.

Hay muchas cosas que podemos aprender del Salmo 51. Una de las más importantes es orar pidiendo la ayuda de Dios, cuando hemos pecado. David lo hizo, y le pide a Dios que lo perdone en el versículo 4:

  • Porque ya no eres un hombre, sino Dios (v4)

Conclusión:

Verás, cuando nos alejamos de nuestros pecados y dependemos de Dios, Él nos perdonará, nos limpiará y nos restaurará. No se trata de un acontecimiento único, sino de un viaje continuo de fe. Es importante recordar que incluso después de la conversión podemos seguir luchando con el pecado en el futuro.

Por eso, aunque el Salmo 51 nos enseña cómo volver a Dios después de una caída, también nos muestra que tenemos que seguir buscando formas de mostrarle amor cada día.

Así que, si has estado luchando con el pecado, ¡no desesperes! La buena noticia es que Dios está dispuesto a perdonarnos y a limpiarnos de adentro hacia afuera. Sólo tenemos que alejarnos de nuestros pecados y depender de Él.

Al hacerlo, Él nos guiará en sus caminos y lo alabará continuamente mientras caminamos con Él - que es lo que todos queremos de todos modos, ¿verdad?

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Que Podemos Aprender Del Salmo 51 puedes visitar la categoría Salmos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir