Estudio Bíblico De Juan 14:27

La Biblia dice: "Porque de tal manera amó Dios al mundo que entregó a su Hijo unigénito, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna". (Juan 3:16) Creo que este versículo puede cambiar todo lo que crees sobre Dios.

Índice de Contenido
  1. Jesús nos dice que él es el camino, la verdad y la vida.
  2. Recuerda que este versículo puede cambiar todo lo que crees sobre Dios.
  3. La Biblia no es una religión, sino una guía práctica para vivir.
  4. Conocer a Jesús es conocer a Dios.
  5. Jesús no fue un dios que murió en una cruz..
  6. Jesús hace que todo sea posible por lo que logró en la cruz.
  7. El amor de Dios tiene consecuencias eternas.
  8. Conclusión:

Jesús nos dice que él es el camino, la verdad y la vida.

Jesús dice que él es el camino, la verdad y la vida.

En este versículo, nos dice que él es el camino a Dios. También dice que nadie puede llegar a Dios si no es a través de él. Por eso significa mucho cuando le llamamos "Señor". Demuestra nuestra confianza en él como nuestro único camino de salvación.

Jesús también dice que él es la verdad sobre Dios, que Jesús no es sólo una idea o un símbolo de algo más grande, sino que Jesús mismo es lo que hace que Dios sea real para nosotros, porque la muerte de Jesús en la cruz hizo posible el perdón para todas las personas. Y si no fuera por su muerte en nuestro favor, ¡no habría ninguna esperanza para nosotros!

Así que esto es lo que me gustaría que entendieras sobre este importante pasaje: Cuando creemos en estas palabras de Juan 14:27 (y en otros versículos), entonces estamos diciendo SÍ AL PLAN DE DIOS PARA NUESTRA VIDA...

Porque si Cristo estuvo dispuesto y fue capaz de morir por mí (y por todos los demás), ¡entonces no necesito nada más que a Él! Y porque Él murió por mí... ¡ahora también tengo Su Espíritu dentro de mí!

Recomendado:  Bosquejo Bíblico De Apocalipsis 22:15

Recuerda que este versículo puede cambiar todo lo que crees sobre Dios.

Recuerda que este versículo puede cambiar todo lo que crees sobre Dios. El Espíritu Santo es el Consolador, y te ayudará a entender este versículo. Él le revelará la verdad de quién es Jesucristo, lo cual es muy importante para entender lo que significa tener una relación con Jesucristo.

Este verso no es solo un dicho o una expresión; define nuestra fe y sistema de creencias como cristianos. Es el punto de partida cuando descubrimos nuestra necesidad de salvación por medio de Jesucristo:

"Si alguien tiene sed, que venga a mí y beba".

Esta es la piedra angular de nuestra fe y el corazón de La Biblia: "Para que podamos vivir eternamente con Él después de la muerte en la tierra, debemos aceptar Su regalo de salvación creyendo en Él como nuestro Salvador personal".

La Biblia no es una religión, sino una guía práctica para vivir.

La Biblia no es una religión, sino una guía práctica para vivir. No es un libro de reglas, ni un libro de creencias y dogmas que hay que seguir ciegamente. Tampoco es un libro de historia; no nos proporciona todas las respuestas sobre el pasado ni explica todo lo que ocurrió en la historia.

Tampoco se supone que debamos interpretarlo como se interpretan los textos de ciencia o filosofía: no encaja en ninguna de estas categorías porque es diferente a todas ellas.

Conocer a Jesús es conocer a Dios.

Puedes conocer a Dios, que tiene todo el poder y la autoridad sobre todo.

Conocer a Jesús es conocer a Dios, que tiene todo el poder y la autoridad sobre todo. Pero, ¿cómo puedes conocer a Jesús? Debes estudiar su palabra y escuchar su voz para que puedas oírle hablar a tu corazón a través del Espíritu Santo. El Espíritu de Dios te guiará a toda la verdad (Juan 16:13).

Recomendado:  Bosquejo Bíblico De Mateo 22:14

Si quieres saber sobre mí, mira la definición de mi nombre en el diccionario; es lo que la gente me llama en función de su comprensión de mí basada en su base de conocimientos, que se compone de hechos derivados de fuentes externas a ellos mismos (por ejemplo, los padres), los profesores que les dicen cómo soy o incluso otros individuos que han interactuado conmigo y han compartido sus experiencias con otros también: ¡son hechos!

Pero, ¿cómo se convierten en verdades? Se convierten en verdades porque hay cosas que no se pueden negar si queremos cosas como que los agentes de la ley nos protejan de los delincuentes o que los médicos curen nuestras enfermedades cuando se presenten (si alguien muere tras recibir un disparo de un delincuente, ¿significa que no estaba protegido?)

No se trata de opiniones porque nadie puede discutir si las leyes existen o no sin ponerse de acuerdo primero sobre lo que constituye una prueba... ¡ni nadie pensaría que discutir contra verdades tan básicas tendría sentido!

Jesús no fue un dios que murió en una cruz..

Jesús no es un dios que murió en una cruz. Jesús fue un ser humano que asumió el papel de representante de Dios en la tierra.

Jesús es el Hijo de Dios, pero no es un hijo del mismo modo que tú eres mi hijo o tu madre es tu madre. Jesús es único en este sentido porque nació sin pecado y vivió su vida sin pecar. Eso lo hace diferente a nosotros, pero no lo hace mejor que nosotros (o peor).

Él asumió el papel de representante de Dios en la tierra cuando vino a morir por nuestros pecados para que pudiéramos vivir para siempre con Él en el cielo si elegimos seguirle por fe y recibir su regalo de perdón y vida eterna a través del arrepentimiento del pecado (arrepentimiento significa dejar de hacer cosas que están mal).

Jesús hace que todo sea posible por lo que logró en la cruz.

Al observar la vida de Jesús, queda claro que él hizo todo posible. Piensa en todo lo que hizo durante su estancia en la tierra. Sanó a los enfermos y heridos, alimentó a miles de personas con unos pocos panes y peces, convirtió el agua en vino en una boda y resucitó a Lázaro después de cuatro días en la tumba.

Recomendado:  Génesis 47 - Estudio Bíblico

Pero hay una cosa que distingue a Jesús de todos los demás: su sacrificio en la cruz. Él fue la única persona que pudo morir en nuestro lugar para pagar por nuestro pecado (Juan 3:16). Y gracias a ello, toda persona ha sido perdonada de sus pecados mediante la fe en Cristo (Romanos 4:5).

El amor de Dios tiene consecuencias eternas.

El amor de Dios es eterno porque no tiene principio ni fin. El amor de Dios tiene su fuente en el Padre, Jesucristo y el Espíritu Santo. El amor de Dios une a las tres Personas como una divinidad eterna.

El amor de Dios nunca falla. Cuando somos débiles, su fuerza se perfecciona en nuestra debilidad (2 Corintios 12:9). La gracia de Dios nos permite hacer cosas que pueden parecer imposibles, ¡incluso cuando sentimos que nos rendimos!

Conclusión:

La Biblia no es una religión, sino una guía práctica para vivir. Se trata de cómo podemos tener nuestras mejores vidas ahora y vivir con Dios para siempre en la eternidad.

Este versículo tiene el poder de cambiar todo lo que usted cree sobre Dios, lo que cambiará su vida más que cualquier otro versículo de la Biblia.

¡Es hora de dejar de pensar en Jesús como alguien que murió en una cruz hace miles de años y empezar a creer que Él está vivo hoy y quiere estar en relación con nosotros!

Este es un verso muy poderoso, pero un gran poder conllevar una gran responsabilidad. Depende de ti ponerlo en práctica y cambiar tu vida para mejor.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Estudio Bíblico De Juan 14:27 puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir