Cómo Vivir Días De Paz Según La Biblia

Vivimos en un mundo que a menudo es hostil y caótico. Podemos enfrentarnos a retos en casa o en el trabajo, o incluso cuando viajamos. Es tentador querer escapar de los problemas del mundo y encontrar la paz en otros lugares -ya sea en la naturaleza o con los amigos o la familia-, pero a veces el único lugar donde podemos encontrar la verdadera paz es en la presencia de Dios.

Puede parecer difícil encontrar este tipo de paz, pero no es imposible. He aprendido algunas formas que me han ayudado a mantener mi mente centrada en Dios y a recuperar el equilibrio cuando la vida se vuelve agitada, y hoy voy a compartirlo contigo.

Cómo Vivir Días De Paz Según La Biblia

Índice de Contenido
  1. Esto es lo que debes hacer si quieres experimentar la paz
  2. Dios está siempre con nosotros, incluso cuando no lo sentimos.
  3. Necesitamos conocer nuestra identidad en Cristo.
  4. Cuando la gente te persiga, enfócate en lo lejos que has llegado y no en sus imperfecciones.
  5. Podemos encontrar la paz incluso en medio de las tormentas con Dios a nuestro lado.
  6. Cuando parece que el mundo se desmorona a nuestro alrededor, descansamos en su presencia.
  7. No hay ningún lugar donde Dios no pueda estar con nosotros.
  8. La paz que sobrepasa todo entendimiento proviene de saber quiénes somos en Cristo y dónde estará siempre.
  9. Conclusión

Esto es lo que debes hacer si quieres experimentar la paz

  • Dios está contigo: si quieres experimentar la paz, cree que Dios está contigo. Él siempre estará con nosotros, incluso cuando no lo sintamos. Simplemente tenemos que dejarnos llevar y confiar en Él.
  • Tu identidad en Cristo: Dios sabe quiénes somos, y nosotros también deberíamos saberlo. Conoce tu identidad, quién eres realmente en Cristo Jesús. No naciste para el propósito de este mundo; Dios tiene un gran plan para tu vida (Jeremías 29:11). Cuando la gente te persiga por quien Él me hizo ser, enfócate en lo lejos que he llegado en lugar de sus imperfecciones (Filipenses 4:8).

Dios está siempre con nosotros, incluso cuando no lo sentimos.

Dios está siempre con nosotros. Incluso cuando no lo sentimos, Él está ahí. Incluso cuando no lo vemos, Él nos ve. Incluso cuando no entendemos, Él entiende todo sobre nosotros y nuestras circunstancias. Dios está con nosotros en los momentos de tristeza y desesperación; en las alegrías y las celebraciones; en las pruebas y en los éxitos; en las angustias y en los triunfos; todos estos son momentos en los que Dios quiere estar presente para que podamos experimentar su fuerza, su consuelo y su amor a través de todos ellos.

La presencia de Dios no significa que todo vaya a ir bien o fácil para ti hoy o mañana (o nunca). Pero lo que sí significa es que Él permanecerá cerca de tu lado mientras caminan juntos por esta vida cada día hasta tu último aliento en esta tierra, y luego preparará un glorioso hogar esperándote en el cielo donde te saludará una vez más como Su hijo.

Necesitamos conocer nuestra identidad en Cristo.

Saber quién eres en Cristo es la clave para encontrar la paz. Si no conoces tu identidad, entonces no hay manera de que tomes decisiones sabias sobre cómo vivir esa identidad día a día. Cuando conocemos nuestra identidad como hijos de Dios, podemos sentirnos cómodos con lo que Dios nos ha creado y dejar de esforzarnos por ser otra persona o algo más. Cuando entendemos que somos amados por Dios y perdonados por Él, nos libera de tener que ganar o mantener su favor o aprobación; ¡Él se deleita en dar ambas cosas gratuitamente!

Mira También Condiciones Para Ser De Bendición Condiciones Para Ser De Bendición Según La Biblia

Cuando la gente te persiga, enfócate en lo lejos que has llegado y no en sus imperfecciones.

Si la gente intenta hundirte, céntrate en lo lejos que has llegado y no en sus imperfecciones. A pesar de que los demás intenten hundirte, recuerda que son seres humanos imperfectos como tú. Puede que hayan cometido errores en el pasado o que estén luchando con ciertos problemas en la actualidad, pero nadie es perfecto. Así que cuando alguien intente hundirte con sus palabras o acciones, mírate a ti mismo y piensa en todas las cosas que han ido mal en tu vida y lo lejos que has llegado desde entonces.

Podemos encontrar la paz incluso en medio de las tormentas con Dios a nuestro lado.

Cuando sabes que Dios está contigo, es fácil encontrar la paz en medio de las tormentas. Incluso cuando la vida parece oscura y difícil, si sabemos que Dios está a nuestro lado, podemos estar en paz:

  • "El Señor, tu Dios, va contigo; nunca te dejará ni te abandonará". (Deuteronomio 31:6)
  • "Y yo estaré con vosotros siempre, hasta el fin del mundo". (Mateo 28:20)

Aunque a veces no lo parezca, Dios siempre está a nuestro lado y trabaja en nuestras vidas para que se produzcan cosas buenas.

Cuando parece que el mundo se desmorona a nuestro alrededor, descansamos en su presencia.

Puede que ahora mismo estés en medio de una tormenta. Puede que no veas más que oscuridad, y que no sepas a dónde ir o qué hacer. Si ese es el caso, reconoce que Dios ha estado contigo todo el tiempo, incluso cuando parecía que no estaba allí. Permíteme explicarte:

Conocer tu identidad en Cristo significa reconocer lo que Dios piensa de ti. Significa darse cuenta de que no importa cuán imperfectamente vivamos nuestras vidas, Dios todavía nos ve como dignos porque nos ha dado su propia justicia a través de Jesucristo (2 Corintios 5:21).

Cuando la gente te persiga o menosprecie a causa de tu fe, recuérdate esta verdad y recuerda que los que odian a Jesús también odian a los cristianos (Juan 15:18-25). Mientras sepamos quiénes somos en Cristo y nos comprometamos plenamente con él haciéndole Señor de nuestras vidas cada día, no habrá miedo ni ansiedad por nada más (Filipenses 4:6).

Mira También El Misterio De La Cruz De Jesucristo El Misterio De La Cruz De Jesucristo

No hay ningún lugar donde Dios no pueda estar con nosotros.

Dios es omnipresente, lo que significa que está en todas partes a la vez. No está limitado por el tiempo o el espacio; existe en todas partes, en todo momento. La Biblia dice que habita en el cielo y en la tierra (Isaías 66:1), pero también dice que "los ojos del Señor están sobre los justos" (Proverbios 15:3).

En otras palabras, Dios nunca nos abandona. Se queda con nosotros en las buenas y en las malas, incluso cuando pasamos por situaciones difíciles, porque nos ama mucho. Cuando sientas que estás solo en tus problemas o que no tienes a quién acudir en busca de ayuda o consuelo, recuerda: Dios está siempre contigo.

La paz que sobrepasa todo entendimiento proviene de saber quiénes somos en Cristo y dónde estará siempre.

La paz no es la ausencia de conflictos. Tampoco es la ausencia de problemas o de guerra. La paz no es ni siquiera la ausencia de muerte o de tragedia. Hay tantas personas en este mundo que nunca han conocido la paz porque nunca la han encontrado en Cristo, porque no saben lo que significa estar en reposo en Él y sólo en Él.

La paz es un estado de ánimo, pero también es más que eso: "La paz os la dejo, mi paz os doy" (Juan 14:27). Esta clase de paz no es sólo algo que pasa por nosotros como una emoción fugaz; es una identidad, una seguridad de que Dios siempre estará con nosotros:

"No hay temor en el amor [de Dios], sino que el amor pleno (completo, perfecto) expulsa completamente el temor... Porque el miedo trae consigo el castigo... Pero si tenemos miedo [sin saber lo que nos ocurrirá], eso demuestra que no hemos experimentado plenamente su amor perfecto" (1 Juan 4:18-19).

Conclusión

Vivimos en una época de gran paz. Tenemos la oportunidad de caminar en ella y compartirla con los demás. Esto no es algo que ocurra por accidente; debemos buscar la paz y perseguirla siguiendo los mandamientos del Señor, que incluyen amar a los demás y perdonar a los que nos ofenden, incluso cuando no lo merecen.

Mira También Escogiendo A Dios Para Servirle Escogiendo A Dios Para Servirle

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo Vivir Días De Paz Según La Biblia puedes visitar la categoría Prédicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir