20 Oraciones más famosas de todos los tiempos

Aquí están las 20 oraciones más famosas de todos los tiempos.

Índice de Contenido
  1. La Oración de la Serenidad - Reinhold Niebuhr
  2. Ayúdame a vivirlo - Keith Green
  3. Oración del Pacto - John Wesley
  4. Guíanos - San Agustín
  5. Deja que te sirva - Santa Teresa de Ávila
  6. Guíame - Thomas Merton
  7. Recibe la Gracia - John Wesley
  8. Te bendecimos - John Wesley
  9. Amado - John Wesley
  10. Acto de Petición - San Agustín
  11. La inhabitación del Espíritu - San Agustín
  12. Tú sobre mí - San Agustín
  13. Confianza - San Agustín
  14. Fortalécenos - Thomas a Kempis
    1. Más de Las oraciones más poderosas de todos los tiempos

La Oración de la Serenidad - Reinhold Niebuhr

Dios, concédeme la serenidad
para aceptar las cosas que no puedo cambiar,
el valor de cambiar las cosas que puedo,
y la sabiduría para conocer la diferencia.
Vivir un día a la vez,
disfrutando un momento a la vez;
aceptando las dificultades como un camino hacia la paz;
tomar, como hizo Jesús,
este mundo pecador tal y como es,
no como yo lo quiero;
confiando en que Tú arreglarás todas las cosas
si me rindo a Tu voluntad;
para que pueda ser razonablemente feliz en esta vida
y supremamente feliz contigo para siempre en la próxima.
Amén.

El Padre Nuestro - Mateo 6:9-13
Padre nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre,
venga tu reino,
hágase tu voluntad,
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día
y perdona nuestras deudas y nosotros perdonamos
a nuestros deudores,
y no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal,
porque tuyo es el reino y el poder
y la gloria, por siempre. Amén.

Salmo veintitrés - Salmos 23: 1-6
El Señor es mi pastor, nada me falta.
Él me hace descansar en verdes praderas;
me conduce junto a aguas tranquilas;
él restaura mi alma.
Me guía por caminos rectos por amor a su nombre.
Aunque camine por el valle
de la sombra de la muerte,
No temo ningún mal;
porque tú estás conmigo;
tu vara y tu cayado me consuelan.
Preparas una mesa ante mí
en presencia de mis enemigos;
unges mi cabeza con aceite;
mi copa rebosa.
Seguramente la bondad y la misericordia me seguirán
todos los días de mi vida,
y habitaré en la casa del Señor
para siempre.

Instrumento de tu paz - San Francisco de Asís
Señor, haz de mí un instrumento de tu paz.
Donde haya odio, déjame sembrar el amor,
Donde haya injuria, perdón
Donde hay duda, fe,
Donde hay desesperación, esperanza,
Donde hay oscuridad, luz,
Donde hay tristeza, alegría.
Oh Divino Maestro, haz que no sea tan
busque ser consolado sino consolar,
no tanto para ser entendido como para comprender,
no tanto para ser amado, como para amar;
pues es dando como se recibe,
es al perdonar que somos perdonados,
es al morir cuando despertamos a la vida eterna.

Que Cristo esté conmigo - San Patricio
Cristo conmigo, Cristo delante de mí, Cristo detrás de mí,
Cristo en mí, Cristo debajo de mí, Cristo encima de mí,
Cristo a mi derecha, Cristo a mi izquierda,
Cristo donde me acuesto, Cristo donde me siento, Cristo donde me levanto,
Cristo en el corazón de todos los que piensan en mí,
Cristo en la boca de todo el que me habla,
Cristo en cada ojo que me ve,
Cristo en todo oído que me escucha.
La salvación es del Señor.
La salvación es de Cristo.
Que tu salvación, Señor, esté siempre con nosotros.

Recomendado:  Oración de acción de gracias por su gracia suficiente . Oración Corta Pero Poderosa

Ayúdame a vivirlo - Keith Green

Oh Señor, eres hermoso
Tu rostro es todo lo que veo
Porque cuando Tus ojos están en este niño
Tu gracia abunda en mí
Oh Señor, por favor enciende el fuego
Que una vez ardió brillante y limpio
Sustituye la lámpara de mi primer amor
Que arde con el santo temor
Quiero tomar Tu Palabra y hacerla brillar por todas partes
Pero primero ayúdame a vivirla, Señor
Y cuando me vaya bien
ayúdame a no buscar nunca una corona
Porque mi recompensa es darte gloria a Ti.

Oración del Pacto - John Wesley

Ya no soy mío, sino tuyo.
Ponme en lo que quieras, colócame con quien quieras.
Ponme a hacer, ponme a sufrir.
Que me pongan a trabajar para ti o me aparten para ti,
Alabado por ti o criticado por ti.
Deja que me llene, deja que me vacíe.
Déjame tener todo, déjame no tener nada.
Entrego libre y plenamente todas las cosas a tu gloria y servicio.
Y ahora, oh maravilloso y santo Dios
Creador, Redentor y Sustentador,
tú eres mío y yo soy tuyo.
Que así sea.
Y el pacto que he hecho en la tierra,
Que también se haga en el cielo. Amén.

Guíanos - San Agustín

Guíanos, oh Dios, de la vista de las cosas bellas del mundo
Hacia el pensamiento de ti, su Creador;
Y haz que se deleiten en las cosas bellas de tu creación,
nos deleitemos en ti, primer autor de la belleza
y el Soberano Señor de todas tus obras, bendito por siempre.

Deja que te sirva - Santa Teresa de Ávila

Gobierna todo con tu sabiduría, oh Señor, para que mi alma te sirva siempre como tú quieres y no como yo elijo. Deja que muera a mí misma para que pueda servirte; deja que viva para ti, que eres la vida misma. Amén.

Trinidad - San Ethelwold
Que Dios Padre nos bendiga,
que Cristo nos cuide,
el Espíritu Santo nos ilumine todos los días de nuestra vida.
El Señor sea nuestro defensor y guardián del cuerpo y del alma,
ahora y para siempre, por los siglos de los siglos.

Vaso vacío - Martín Lutero
He aquí, Señor, un vaso vacío que necesita ser llenado. Señor mío, llénalo. Soy débil en la fe; Fortaléceme. Soy frío en el amor; Caliéntame y hazme ferviente Para que mi amor llegue al prójimo. No tengo una fe fuerte y firme; A veces dudo y no puedo confiar del todo en ti. Oh Señor, ayúdame. Fortalece mi fe y mi confianza en ti. En ti he sellado los tesoros de todo lo que tengo. Soy pobre; Tú eres rico y has venido a ser misericordioso con los pobres. Yo soy un pecador; Tú eres recto. En mí hay abundancia de pecado; en ti hay plenitud de justicia. Por eso, me quedaré contigo de quien pueda recibir Pero a quien no pueda dar. Amén.

Guíame - Thomas Merton

Señor mío, no tengo ni idea de adónde voy. No veo el camino que hay delante de mí. No puedo saber con certeza dónde acabará. Tampoco me conozco a mí mismo, y el hecho de que crea que sigo Tu voluntad no significa que lo haga realmente. Pero creo que el deseo de complacerte te complace de hecho. Y espero tener ese deseo en todo lo que hago. Espero no hacer nunca nada fuera de ese deseo. Y sé que, si lo hago, Tú me guiarás por el camino correcto, aunque yo no sepa nada de él. Por eso confiaré siempre en Ti, aunque parezca que estoy perdido y en la sombra de la muerte. No temeré, porque Tú estás siempre conmigo, y nunca me dejarás enfrentarme solo a mis peligros.

Recomendado:  Oración de fortaleza para el servicio. Oración Corta Pero Oportuna

Recibe la Gracia - John Wesley

Oh Dios, viendo que hay en Cristo Jesús una plenitud infinita de todo lo que podemos querer o desear, haz que todos recibamos de él, gracia sobre gracia; gracia para perdonar nuestros pecados, y someter nuestras iniquidades; para justificar nuestras personas y santificar nuestras almas; y para completar ese santo cambio, esa renovación de nuestros corazones, que nos permitirá ser transformados a la bendita imagen en la que nos has creado. Haznos aceptables para ser partícipes de la herencia de tus santos en la luz. Amén.

Te bendecimos - John Wesley

Oh Señor Dios Todopoderoso, Padre de los ángeles y de los hombres, alabamos y bendecimos tu santo nombre por toda tu bondad y tu amabilidad con la humanidad. Te bendecimos por nuestra creación, conservación y por tu incesante generosidad con nosotros a lo largo de nuestra vida; pero, sobre todo, te bendecimos por tu gran amor en la redención del mundo por nuestro Señor Jesucristo. Te bendecimos por llevarnos a salvo al comienzo de un nuevo día. Haz que este día no caigamos en ningún pecado, ni corramos ningún tipo de peligro. Guárdanos, te rogamos, de todas las cosas perjudiciales para el cuerpo o el alma, y concédenos tu perdón y tu paz, para que, limpios de todos nuestros pecados, te sirvamos con corazones y mentes tranquilos, y continuemos en lo mismo hasta el final de nuestra vida, por Jesucristo, nuestro Salvador y Redentor. Amén.

Amado - John Wesley

Ahora bien, a Dios Padre, que nos amó primero y nos hizo aceptos en el Amado;
a Dios Hijo, que nos amó y nos lavó de nuestros pecados con su propia sangre;
a Dios Espíritu Santo, que derrama el amor de Dios en nuestros corazones,
sea todo el amor y toda la gloria en el tiempo y por toda la eternidad.
Amén.

Acto de Petición - San Agustín

Dame a ti, oh Dios mío, dame a ti. Mira que te amo, y si mi amor es demasiado débil, concédeme amarte con más fuerza. No puedo medir mi amor para saber cuánto le falta para ser suficiente, pero haz que mi alma se apresure a tu abrazo y no se aleje nunca hasta que se oculte en el refugio secreto de tu presencia. Sólo sé esto, que no es bueno para mí cuando no estás conmigo, cuando sólo estás fuera de mí. Te quiero en mi interior. Toda la abundancia del mundo que no sea mi Dios es una absoluta carencia. Amén.

La inhabitación del Espíritu - San Agustín

Espíritu Santo, poderoso Consolador, sagrado Vínculo del Padre y del Hijo, Esperanza de los afligidos, desciende a mi corazón y establece en él tu amoroso dominio. Enciende en mi alma tibia el fuego de tu Amor para que me someta totalmente a ti. Creemos que cuando habitas en nosotros, preparas también una morada para el Padre y el Hijo. Dígnate, pues, venir a mí, Consolador de las almas abandonadas y Protector de los necesitados. Ayuda a los afligidos, fortalece a los débiles y apoya a los vacilantes. Ven y purifícame. No permitas que ningún deseo malo se apodere de mí. Ama a los humildes y resiste a los orgullosos. Ven a mí, gloria de los vivos y esperanza de los moribundos. Guíame por tu gracia para que te sea siempre grato. Amén.

Recomendado:  Oración para olvidar el pasado. Oración Corta Pero Oportuna

Tú sobre mí - San Agustín

Señor Jesús, permíteme conocerme a mí mismo y conocerte a Ti, y no desear nada más que a Ti.
Haz que me odie a mí mismo y te ame a Ti.
Deja que lo haga todo por Ti.
Deja que me humille y te exalte.
Que no piense en nada más que en Ti.
Déjame morir a mí mismo y vivir en Ti.
Permíteme aceptar cualquier cosa que ocurra como si viniera de Ti.
Permíteme desterrar el yo y seguirte, y desear siempre seguirte.
Permíteme huir de mí mismo y refugiarme en Ti,
Para que merezca ser defendido por Ti.
Deja que tema por mí mismo.
Permíteme temer por Ti, y permíteme estar entre los elegidos por Ti.
Permíteme desconfiar de mí mismo y poner mi confianza en Ti.
Deja que esté dispuesto a obedecer por ti.
Que no me aferre a nada más que a Ti,
Y déjame ser pobre por Ti.
Mírame, para que te ame.
Llámame para que pueda verte y disfrutar de Ti para siempre. Amén.

Confianza - San Agustín

Dios mío, haz que te conozca y te ame, para que pueda encontrar mi felicidad en ti. Ya que no puedo lograrlo plenamente en la tierra, ayúdame a mejorar cada día hasta que pueda hacerlo plenamente Permíteme conocerte cada vez más en la tierra, para que pueda conocerte perfectamente en el cielo. Permíteme amarte cada vez más en la tierra, para que pueda amarte perfectamente en el cielo. Así mi alegría será grande en la tierra, y perfecta contigo en el cielo. Oh Dios de la verdad, concédeme la felicidad del cielo para que mi alegría sea plena según tu promesa. Mientras tanto, deja que mi mente se detenga en esa felicidad, que mi lengua hable de ella, que mi corazón la anhele, que mi boca la pronuncie, que mi alma tenga hambre de ella, que mi carne tenga sed de ella y que todo mi ser la desee hasta que entre a través de la muerte en el gozo de mi Señor para siempre. Amén.

Fortalécenos - Thomas a Kempis

Dios, Padre nuestro, somos sumamente frágiles e indispuestos para toda empresa virtuosa y gallarda. Fortalece nuestra debilidad, te lo pedimos, para que podamos actuar con valentía en esta guerra espiritual; ayúdanos contra nuestra propia negligencia y cobardía, y defiéndenos de la traición de nuestros corazones infieles. por Jesucristo.

Más de Las oraciones más poderosas de todos los tiempos

25 poderosas oraciones para la curación, la recuperación y la fuerza
25 poderosas oraciones para el perdón de los pecados y de los demás
25 poderosas oraciones para la fe y la orientación
25 Oraciones Poderosas para la Protección y la Seguridad de los Daños y los Enemigos
25 Oraciones Poderosas para la Paz Mental, el Consuelo y la Comprensión

oraciones famosas-pin

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 20 Oraciones más famosas de todos los tiempos puedes visitar la categoría Oraciones.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir