Traición De Hermanos En La Biblia

La traición es un tema que recorre toda la Biblia. De hecho, la traición es uno de los primeros pecados que vemos en la creación cuando Lucifer traiciona a Dios. Más adelante, algunas de estas traiciones acaban provocando la muerte u otras consecuencias trágicas.

Al leer esta lista de traiciones bíblicas, verás lo común que era que los hermanos actuaran unos contra otros en el Antiguo Testamento.

Índice de Contenido
  1. Caín mata a su hermano Abel
  2. José es traicionado por sus hermanos
  3. Los hijos de Jacob lo traicionan
  4. Esaú traiciona a Isaac casándose con dos mujeres cananeas.
  5. Absalón traiciona a David.
  6. Conclusión:

Caín mata a su hermano Abel

Caín y Abel fueron los primeros hijos de Adán y Eva. Dios aceptó sus ofrendas, pero no le agradó la de Caín. Dios le dijo a Caín: "¿Por qué estás enojado? ¿Por qué tienes el rostro abatido? Si haces lo correcto, ¿no serás aceptado? Pero si no haces lo que es correcto, el pecado está agazapado a tu puerta; desea tenerte, pero debes dominarlo" (Génesis 4:6-7).

Caín estaba celoso del sacrificio de su hermano a Dios y lo mató en un ataque de ira. Por este acto de violencia contra otro ser humano, Dios castigó a Caín desterrándolo de la tierra del Edén (Génesis 4:16-17).

José es traicionado por sus hermanos

Quizá conozcas la historia de José, que fue traicionado por sus hermanos. La Biblia dice que José fue vendido como esclavo por sus hermanos. Estaban celosos de él porque tenía sueños que se hacían realidad.

Los hijos de Jacob lo traicionan

Los hijos de Jacob estaban celosos de José y conspiraron para matarlo. Lo vendieron como esclavo y mintieron a su padre. Jacob se sintió desolado cuando descubrió lo que le había ocurrido a su hijo favorito, así que lanzó una maldición sobre sus hijos:

Recomendado:  Qué Significan Los Duendes Según La Biblia

"Que os maldiga el Señor Todopoderoso, el Dios de Israel... que vuestro nombre sea borrado de debajo del cielo".

Sin embargo, los hijos no recibieron su castigo hasta más tarde.

La historia de la traición de Jacob es una de las que deberíamos aprender hoy porque nos enseña algo sobre nosotros mismos: Siempre somos vulnerables a ser traicionados por los más cercanos a nosotros, y nunca podemos saber lo que nuestras acciones causarán en los demás, por lo que es importante que cada uno de nosotros no sólo se proteja contra la traición, sino que también busque el perdón por cualquier daño causado por nuestras acciones (aunque no sea intencionado).

Esaú traiciona a Isaac casándose con dos mujeres cananeas.

Esaú es el primogénito de Isaac y el hermano gemelo de Jacob. Esaú nació de Isaac y su esposa Rebeca, pero no fue engendrado por la semilla de Abraham dada por Dios, sino que fue concebido cuando Abraham tuvo relaciones sexuales con su esposa sustituta, Agar. Esto convirtió a Esaú en un hijo "ilegítimo" en la cultura judía.

Como resultado de este linaje, Esaú pasó a ser conocido como Edom (Edom significa "rojo"), y más tarde se convertiría en el padre de la nación de los edomitas. Por ello, Esaú pasó a ser conocido como alguien que traicionó su primogenitura para obtener un beneficio a corto plazo; lo hizo casándose con dos mujeres cananeas en lugar de esperar la bendición prometida por Dios de su sierva Rebeca (Génesis 27:46).

Absalón traiciona a David.

Absalón era el hijo de David. Era su hijo favorito y heredero del trono. Su hermana Tamar era hermosa, y Absalón tuvo un romance con ella mientras ambos estaban casados con otras personas. Cuando David se enteró, desterró a Absalón del reino; pero entonces Absalón regresó con un gran ejército y trató de apoderarse del reino por la fuerza.

Recomendado:  Mujeres Usadas Por Dios

Conclusión:

El amor de Dios es incondicional. Aunque pequemos y le traicionemos, nos aceptará de nuevo y nos perdonará si nos arrepentimos. Él sabe cuánto lo necesitamos en nuestras vidas, y nunca nos dejará ni nos abandonará (Hebreos 13:5).

La mejor manera de evitar traicionar a tus hermanos o hermanas es siendo amable y amándolos como Dios te ama. Si alguien te hace algo malo, perdónalo inmediatamente porque nadie es perfecto, excepto Jesucristo, que vive dentro de todos nuestros corazones (1 Corintios 13).

Si tu hermano o hermana te ha traicionado, entonces reza por ellos en lugar de albergar resentimiento contra ellos para que un día cuando vengan a rogar por el perdón de sus pecados, puedas dárselo de buena gana porque Dios perdona a todos los que se arrepienten, lo que significa alejarse de sus acciones pasadas para convertirse en una mejor persona que antes, siguiendo sus mandatos, en lugar de buscar venganza en otra persona, como hizo Caín cuando su hermano Abel fue asesinado por otro hombre durante el tiempo antes de que el pacto de Dios con Noé terminara el reino de la humanidad sobre la creación.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Traición De Hermanos En La Biblia puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir