Reconciliados Con Dios. Predicación

El tema de hoy lo llamaremos “Reconciliados con Dios”. Todos hemos vivido una reconciliación en el mundo terrenal; se trata de un momento hermoso, un nuevo comienzo. Si es así con el hombre, imagínate lo maravilloso que es vivir esto con el Señor. Sigue leyendo para adentrarte un poco más en el tema.

Índice de Contenido
  1. Dios reconcilió al mundo consigo mismo.
  2. En Cristo, Dios reconciliaba consigo a un mundo roto.
  3. Hemos sido reconciliados con Dios y su reino.
  4. Toda la creación ha sido redimida y restaurada.
  5. Para llevar: Dios está reconciliando al mundo consigo mismo
  6. Conclusión

Dios reconcilió al mundo consigo mismo.

Desde la perspectiva de Dios, es como si todos viviéramos en una prisión y Él bajara, nos abriera la puerta y nos dijera "sois libres". Entonces, una vez que fuimos liberados de nuestro pecado y de la muerte, Él nos mostró su amor dándonos su Espíritu Santo para que podamos tener vida eterna con Él. Esto es lo que significa que Jesús fue crucificado por nuestros pecados (1 Corintios 15:3-4).

Reconciliados con Dios

En Cristo, Dios reconciliaba consigo a un mundo roto.

Dios está reconciliando al mundo consigo mismo. Hemos visto que el amor de Dios por nosotros no depende de nuestra actuación, pero eso no es todo lo que hay en su obra de reconciliación. ¿Qué pasa con el resto del mundo?

Dios tiene un plan para reconciliar a todo el mundo consigo mismo a través de Jesucristo. ¿Qué significa esto? ¿Se salvará todo el mundo? Eso depende totalmente de lo que se entienda por "salvado", y creo que podemos estar de acuerdo en que la salvación no será idéntica para cada persona que se reconcilie con Dios de esta manera.

Recomendado:  Recuperando La Fertilidad En Cristo

Pero ¿qué pasa si miramos las cosas desde una perspectiva diferente: en lugar de preguntar cuántas personas se salvarán, tal vez deberíamos preguntar cuántas personas ya están siendo reconciliadas con Dios ahora mismo a través de Cristo?

Hemos sido reconciliados con Dios y su reino.

La palabra "reconciliar" significa "poner de acuerdo". Se utiliza tanto en el sentido de unir dos cosas (como cuando decimos: "Debemos reconciliar nuestro presupuesto con nuestros ingresos") como en el sentido de hacer la paz entre dos partes que están enfrentadas (como cuando decimos: "El presidente pudo finalmente reconciliarse con el Congreso después de años de desacuerdo sobre los impuestos").

Toda la creación ha sido redimida y restaurada.

Esta es una verdad increíble que el cristiano debe conocer sobre su mundo, y debería cambiar todo lo relacionado con la forma en que nos vemos a nosotros mismos. El hecho de que toda la creación haya sido reconciliada con Dios significa que no estamos aislados del resto del universo, sino que formamos parte del plan de redención y restauración de Dios. Estamos conectados con todo lo que nos rodea, desde nuestro propio cuerpo hasta los planetas del espacio exterior; todos han sido redimidos por Jesucristo y ahora dependen de él para seguir existiendo.

Para llevar: Dios está reconciliando al mundo consigo mismo

Dios es el máximo reconciliador. Quiere reconciliar al mundo consigo mismo por medio de Jesucristo. A través de él, Dios ya ha reconciliado al mundo consigo mismo. Esto significa que tú ya eres parte de esta reconciliación. No sólo has sido perdonado por tus pecados, sino también aceptado por Dios y reconciliado con Él (Romanos 4:5).

Recomendado:  Habitando Al Abrigo Del Altísimo

Cuando confesamos nuestros pecados y pedimos a Jesucristo que entre en nuestras vidas como Señor y Salvador, nos convertimos en parte del plan de reconciliación de Dios, algo que tuvo lugar incluso antes de que naciéramos o supiéramos algo al respecto.

Conclusión

La clave de todo esto es que Dios está reconciliando al mundo consigo mismo. En otras palabras, toda la creación estuvo una vez alejada de su Creador, pero ahora estamos siendo devueltos a una relación correcta con él a través de Jesucristo. Podemos estar reconciliados con Dios.

Esto no significa que todo en nuestra experiencia se haya hecho perfecto y libre de sufrimiento o maldad; de hecho, Pablo dice que todavía "gemimos interiormente" mientras esperamos la redención completa (Romanos 8:23).

Pero esto significa que nuestro destino final ya está asegurado; un día, toda rodilla se doblará ante Jesucristo y lo reconocerá como Señor de todos (Filipenses 2:10-11). Y hasta entonces, estamos llamados a ser ministros de la reconciliación, a compartir esta verdad con otros para que ellos también puedan experimentar lo que significa tener paz con Dios.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Reconciliados Con Dios. Predicación puedes visitar la categoría Predicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir