Qué Podemos Aprender De 2 Samuel

Todos tenemos días en los que sentimos que nos ahogamos en un mar de problemas. Es en esos momentos cuando puede ser difícil encontrar el camino para salir de la oscuridad, pero también es en esos momentos cuando necesitamos recordar que hay otras personas que han estado aquí antes que nosotros y han salido adelante. De eso trata la lectura de esta semana de 2 Samuel: de cómo otros han afrontado luchas similares y de cómo podrías aprender de su ejemplo.

Índice de Contenido
  1. ¿Cómo te hace sentir 2 Samuel?
  2. ¿En qué piensas cuando te sientes así?
  3. ¿Qué puedes hacer para sentirte mejor?
  4. ¿Cuándo te has sentido así antes?
  5. ¿Cómo lo manejaste entonces?
  6. ¿Cuándo has visto a otra persona manejar bien una situación difícil?
  7. Conclusión:

¿Cómo te hace sentir 2 Samuel?

2 Samuel me hace sentir muchas cosas. Me hace pensar en lo confiada que puede ser la gente, y en lo lejos que está dispuesta a llegar la gente por sus seres queridos. Pienso en lo fácil que es engañar a la gente, aunque tenga buenas intenciones.

Y, lo que es más importante, pienso en todas las formas en que podemos utilizar nuestras propias experiencias de engaño o de ser traicionados como oportunidades para crecer más cerca de Dios y de los demás.

Cuando nos sentimos así -si nos permitimos sentirnos así- naturalmente empezaremos a hacernos preguntas:

  1. ¿Por qué ha ocurrido esto?
  2. ¿Cómo pudo Dios permitir que esto sucediera?
  3. ¿Qué significa esto para mi vida hoy?

Espero que hayas aprendido algo de 2 Samuel; ¡quizás incluso te hayas sentido desafiado por lo que has leído aquí! Si es así, por favor, comparte tus pensamientos en la sección de comentarios.

¿En qué piensas cuando te sientes así?

Si alguna vez te sientes como David, es importante que recuerdes que Dios está contigo. Si un amigo o un miembro de la familia dice algo hiriente, o si la gente te juzga o critica por algo, recuerda que Dios te ama y te cuida sin importar lo que otros digan o piensen de ti. Cuando conocemos esta verdad, podemos tener confianza en nuestra relación con Dios, sin importar lo que digan los demás.

Mira También No mires atrás - Análisis a la luz de la Palabra de Dios No mires atrás - Análisis a la luz de la Palabra de Dios

¿Qué puedes hacer para sentirte mejor?

Todos hemos tenido experiencias en las que hemos sentido que nuestro mundo se derrumbaba. Tal vez sea la muerte de un ser querido, la pérdida de un trabajo o de un hogar, o incluso una simple discusión con un amigo.

Cuando estas cosas suceden es fácil quedarse atascado en el pasado y sentir que Dios te ha abandonado. Pero no es así. Él te ama pase lo que pase. La Biblia dice que Dios ayuda a los que se ayudan a sí mismos (2 Samuel 22:33). El primer paso es darse cuenta de que hay algunas cosas que puedes hacer para sentirte mejor.

  • No puedes cambiar el pasado, pero puedes cambiar tu forma de pensar sobre él.
  • No puedes cambiar lo que hacen los demás pero puedes cambiar cómo afectan a tu vida.
  • No puedes controlar el futuro, pero puedes prepararte para él.

¿Cuándo te has sentido así antes?

Cuando has tenido un mal día, cuando alguien ha herido tus sentimientos o cuando te sientes deprimido, puede ser muy difícil pensar en otra cosa que no sea tu propio dolor.

Tal vez hayas notado que cuando estás sufriendo es difícil ver las cosas desde la perspectiva de otra persona y, por lo tanto, es difícil no tomarse las cosas como algo personal.

Esto es lo que sintió David mientras se afligía por su hijo enfermo Absalón. En 2 Samuel 18:33-34 David dice:

  • "Tu siervo pensó: 'Un día mi amo el rey me honrará dejándome atacar a los filisteos'..."

Menciona que quería luchar contra ellos porque sentía que se burlaban de él y de sus hombres diciendo que eran cobardes porque no querían entrar en batalla con el enemigo en ese momento".

Mira También Tomar buenas decisiones – Qué implicaciones tuvo para los personajes bíblicos   Tomar buenas decisiones – Qué implicaciones tuvo para los personajes bíblicos  

¿Cómo lo manejaste entonces?

En 2 Samuel, el pueblo de Dios está en guerra con sus enemigos. Los filisteos capturan el Arca de Dios, un símbolo de la presencia de Dios con su pueblo. ¿Qué hizo David cuando esto sucedió?

David se tomó un tiempo para orar y clamar a Dios por ayuda. Se dio cuenta de que sus propios esfuerzos no serían suficientes (2 Sam 6:12-15).

Dios escuchó la oración de David y envió un ángel para proteger el arca de los filisteos (2 Sam 6:11). Cuando David se enteró de lo sucedido, ¡alabó a Dios por haber respondido a su oración!

¿Cuándo has visto a otra persona manejar bien una situación difícil?

"Creo que [lo que más me ha ayudado es] simplemente observar a otras personas a mi alrededor", dice Marissa, una estudiante de tercer año a la que se le ha diagnosticado depresión. "Es tan fácil deprimirse, pero cuando ves a otra persona que está manejando algo similar en la vida y lo hace bien, te ayuda a dar esperanza de que las cosas pueden estar bien".

¿Cuáles son algunas de esas situaciones? ¿Qué han hecho bien los demás? Por ejemplo:

  • Cuando mi mujer estaba embarazada de nuestro primer hijo, tuvo una infección que hizo que su temperatura corporal fluctuara drásticamente; una noche tuvo una fiebre de 40 grados centígrados, que es peligrosamente alta incluso para un adulto sano.
  • Sabía que si no hacía algo pronto podría morir, así que la llevé al hospital mientras rezaba para que tuvieran una respuesta o supieran cómo ayudarnos. Y así fue.
  • Un médico nos dio antibióticos y fluidos intravenosos diciendo que si hubiéramos esperado otros 10 minutos nuestro bebé podría haber muerto de deshidratación debido a la pérdida de demasiado peso por no poder retener la comida debido a estar enfermo al principio del embarazo (lo que terminó causando desnutrición).
  • La lección aquí es simple: no sólo debemos confiar en Dios en cada situación, sino también buscarle respuestas".

Conclusión:

Recuerda que no estás solo en tus luchas. Dios está siempre contigo y ayuda a la gente a superar sus retos cada día. ¡Tú también puedes superar los desafíos de la vida! Recuerda que otros han superado retos similares a los tuyos. ¡No tienes que enfrentarlos solo!

Mira También La última lágrima –  Qué dicen las Sagradas Escrituras La última lágrima – Qué dicen las Sagradas Escrituras

Recuerda que otros han superado sus retos con tu ayuda. Cuando trabajamos juntos como un equipo, ¡se pueden lograr grandes cosas! Recuerda que puedes superar tus retos con la ayuda de los demás. El poder del trabajo en equipo es mayor que la fuerza de una sola persona.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Qué Podemos Aprender De 2 Samuel puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir