Predicación Bíblica Sobre El Corazón

La predicación bíblica ha sido un tema controvertido en la historia de la iglesia. Algunos piensan que la predicación bíblica es sólo decir a la gente lo que debe hacer, mientras que otros piensan que es mostrarles cómo hacerlo.

La predicación bíblica debe ser vista como algo más que un conjunto de reglas para hablar y escribir; la predicación bíblica debe ser entendida como una expresión de amor a Dios y al hombre, que fluye de la experiencia y lleva a la conversión, al arrepentimiento y al discipulado.

Índice de Contenido
  1. La Biblia como fundamento de la predicación.
    1. La Biblia es el único libro que revela a Dios al hombre con inmediatez y franqueza.
    2. Una de las raíces de la predicación bíblica está en el Antiguo Testamento.
    3. Partir de un texto de la Escritura es un elemento indispensable en la preparación de un sermón.
    4. La predicación bíblica comienza en la mente.
    5. La predicación bíblica no puede separarse del amor de un hombre por Dios.
  2. La predicación bíblica debe hacerse con humildad.
    1. La predicación bíblica fluye de la experiencia.
    2. La predicación bíblica debe incluir un llamado a la conversión, al arrepentimiento y al discipulado.
  3. Conclusión:

La Biblia como fundamento de la predicación.

La predicación bíblica sobre el corazón debe tener como base una comprensión adecuada de la Biblia, que es a la vez enseñanza y vida.

La Biblia es un libro sobre Dios, pero no sólo sobre Dios. También trata de nosotros: cómo fuimos creados, qué podemos hacer con nuestras vidas, qué significa vivir en comunidad con los demás y con nuestro Creador. La Biblia nos dice quiénes somos y por qué estamos aquí: "Dios nos salvó por su gracia cuando creímos". (Efesios 2:8).

La Biblia es el único libro que revela a Dios al hombre con inmediatez y franqueza.

La Biblia es el único libro que revela a Dios al hombre con inmediatez y franqueza.

La Biblia es única entre todos los demás escritos religiosos en el sentido de que no pretende ser revelada ni inspirada por nadie ni por nada, excepto por Dios mismo. El Nuevo Testamento afirma que su mensaje proviene directamente de Jesucristo, quien dijo que había venido a este mundo "para dar testimonio de la verdad" (Juan 18:37).

Mira También La vida no está a la venta La Vida No Esta A La Venta

Y con su muerte, sepultura y resurrección estableció para nosotros su credibilidad como fuente fiable de revelación divina sobre sí mismo y sobre la vida después de la muerte.

Los apóstoles de Jesús creyeron que era su Señor y Maestro; no dudaron de sus enseñanzas sobre asuntos espirituales porque le conocían demasiado bien -habían estado con Él durante años antes de su crucifixión y, por tanto, estaban convencidos sin lugar a dudas de que lo que enseñaba era cierto. ¡Sabían de primera mano cuán confiable era Jesús!

Una de las raíces de la predicación bíblica está en el Antiguo Testamento.

Una de las raíces de la predicación bíblica está en el Antiguo Testamento. Allí, Dios utilizó a los profetas para comunicarse con su pueblo, llamándolo a volverse a Él y a arrepentirse.

El profeta Jeremías predicó contra la idolatría y dijo al pueblo que si no se apartaba de su pecado, Dios lo destruiría por completo. Este no fue un mensaje fácil de compartir para Jeremías con sus compatriotas judíos; sin embargo, era necesario porque les mostraba cómo podían ser salvados volviendo a Dios.

En esta lección aprenderás qué es la predicación bíblica y cómo puede ayudarnos a crecer como discípulos de Cristo

Partir de un texto de la Escritura es un elemento indispensable en la preparación de un sermón.

Para el predicador, partir de un texto de la Escritura es un elemento indispensable en la preparación de un sermón. La Escritura es el libro de Dios; es la palabra de Dios; es su revelación al hombre.

Mira También Fortaleza Predicación Cristiana De Fortaleza

La Escritura es el fundamento de la predicación y los predicadores deben comenzar siempre su preparación volviendo a ella y animándose con ella para no perder el ánimo cuando tengan que enfrentarse a todo tipo de problemas al preparar sus sermones o al pronunciarlos.

La Biblia dice que "toda la Escritura es inspirada por Dios" (2 Tim 3:16). También dice que "toda palabra de Dios" tiene "poder" (Heb 4:12). Esto significa que cuando usted predica a partir de un pasaje concreto de la Escritura, no está utilizando simplemente sus propias palabras, sino que está utilizando palabras que vienen directamente de Dios mismo a través de la "inspiración".

Estas palabras fueron pronunciadas por hombres que vivieron hace mucho tiempo y, sin embargo, son palabras vivas para nosotros hoy porque vienen directamente de nuestro Creador.

Esto demuestra lo importante que es para nosotros, como predicadores, estudiar nuestras Biblias con regularidad para que podamos aprender a utilizar mejor estos tesoros que nos fueron dados gratuitamente por nuestro Padre celestial.

La predicación bíblica comienza en la mente.

Predicar no es sólo lo que uno hace, sino lo que uno es. Usted es un predicador porque Dios lo ha llamado a predicar por Su gracia, no por alguna calificación o logro propio.

¿Qué significa ser un predicador? Aquí es donde muchas personas se pierden al tratar de entender en qué consiste la predicación.

Mira También Obedecer a Dios Mejor Es Obedecer A Dios

Algunos piensan que la predicación consiste en decirle a la gente lo que tiene que hacer; otros piensan que la predicación consiste en decirles cómo pueden hacerlo mejor que antes; otros creen que todo lo que uno tiene que hacer es decirle a la gente la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad; pero todas estas son ideas erróneas sobre lo que realmente significa la predicación bíblica.

La Biblia nos dice que "la fe viene por el oír" (Romanos 10:17). En otras palabras, si nadie predica el mensaje del Evangelio, nadie lo creerá cuando se le presenten pruebas como las que hubo durante el ministerio terrenal de Jesús (por ejemplo, sus curaciones milagrosas). Por lo tanto, ¡sin predicadores no habría fe!

La predicación bíblica no puede separarse del amor de un hombre por Dios.

La predicación bíblica no puede separarse del amor del hombre por Dios. La predicación de la Palabra no es una mera información, sino que es un acto de amor. Un predicador debe amar a Dios para poder predicar Su Palabra y que ésta cobre vida en su corazón y en su mente.

Por lo tanto, toda la predicación debe fluir del amor de un predicador por Dios si va a tener éxito en el cumplimiento de su propósito: revelar a Cristo y llevar a los hombres a una relación con Él.

Además, la predicación bíblica no puede separarse del amor del hombre por la gente (1 Juan 4:7-21). Un predicador que ama a sus oyentes buscará lo mejor para ellos ayudándoles a crecer hasta convertirse en discípulos maduros que sean seguidores totalmente devotos de Cristo.

No se limitará a decirles lo que necesitan, sino que les demostrará con sus acciones que se preocupa por ellos como personas hechas a imagen de Dios y redimidas por la sangre de Cristo en el Calvario.

Mira También Animo Predicaciones Cristianas Cortas De Animo

La predicación bíblica debe hacerse con humildad.

La predicación bíblica debe hacerse con humildad, mansedumbre y gentileza, cualidades que caracterizan a los que verdaderamente conocen a Dios. La humildad no es pensar menos de uno mismo sino pensar menos en uno mismo. La mansedumbre no es debilidad sino fuerza bajo control.

Estas cualidades no son naturales para nosotros, sino que hay que cultivarlas porque son la naturaleza misma de nuestro Salvador Jesucristo, que se humilló en la cruz (Filipenses 2:5-8).

La predicación bíblica fluye de la experiencia.

La predicación no tiene que ver sólo con las palabras, sino con la vida. Tiene que ver con el corazón, no sólo con la cabeza. Tiene que ver con la persona y con lo que Dios está haciendo en su vida; no sólo con un texto en una página o parte de un libro.

Esto significa que la predicación debe estar enraizada en la experiencia e impulsada por el amor. El predicador debe conocerse a sí mismo lo suficientemente bien como para saber cómo se relaciona con Dios y luego cómo lo ven los demás en relación con Dios -incluyendo cómo habla de Dios y cómo le oyen los demás hablar de Él (y lo harán).

La predicación bíblica debe incluir un llamado a la conversión, al arrepentimiento y al discipulado.

La predicación bíblica debe incluir una llamada a la conversión, al arrepentimiento y al discipulado. No basta con comunicar la verdad. También debemos persuadir a la gente para que la acepte.

La conversión significa que somos persuadidos por la Palabra de Dios a cambiar nuestra mentalidad sobre la verdad de Dios sobre el pecado, la salvación, el cielo y el infierno. Arrepentimiento significa que somos persuadidos por la Palabra de Dios para cambiar nuestra voluntad de pecar en la vida (por ejemplo, robar a otros).

Mira También Avivamiento Predicaciones Cristianas De Avivamiento

Discipulado significa que también somos persuadidos por la predicación bíblica para cambiar nuestro estilo de vida (por ejemplo, dejar los bienes de lujo) para que podamos ser más como Cristo en este mundo antes de ir a casa con él algún día en el cielo donde gobierna para siempre con su padre Dios Todopoderoso

Conclusión:

La predicación bíblica no consiste en decir a la gente lo que debe hacer, sino en mostrarle cómo hacerlo. No es sólo un asunto de la cabeza, sino también del corazón.

Estoy seguro de que has escuchado esto antes: "¡Predica la Biblia! Predica la Biblia!" Pero, ¿qué significa predicar la Biblia? ¿Qué significa para un predicador ser fiel a la hora de predicar la Palabra de Dios tal y como se encuentra en las Escrituras? He aquí algunas sugerencias:

  • Predicar a Cristo, de quien fluyen todas las bendiciones (Juan 1:16).
  • Predicar a Cristo, quien ha logrado todas las cosas (Colosenses 2:10).
  • Predicar a Cristo que nos honra dándonos gracia sobre gracia (Juan 1:16; Hebreos 4:16).

Espero que hayan disfrutado de la lectura de los diferentes enfoques para predicar sobre el corazón. Sé que hay muchas más formas y técnicas que podemos utilizar para hacerlo, pero estas son algunas de las más comunes entre los pastores de mi iglesia.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Predicación Bíblica Sobre El Corazón puedes visitar la categoría Prédicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir