Predica Sobre La Victoria De Josafat

El libro de Josafat es una historia maravillosa sobre las bendiciones que Dios da a los que le aman y confían en Él. Nos muestra cómo podemos tener fe en las promesas de Dios y ser victoriosos sobre nuestros enemigos a través de su gracia y misericordia. Le animo a leer este libro con frecuencia, ya que le ayudará a parecerse más a Cristo, que nos dio la victoria mediante su muerte en la cruz."

Índice de Contenido
  1. Los que están del lado del Señor deben tomar a Josafat como modelo.
  2. Josafat fue justo y amado por Dios, que le dio la paz en su reino.
  3. Josafat, siendo un rey justo, se comportó con justicia y equidad con todos los hombres.
  4. Tenía fe en el Dios vivo, por lo que se esforzó en apartar a todos de la idolatría.
  5. Los reyes de Israel hicieron la guerra contra los de Judá durante tres años sin éxito.
  6. Los reyes de Israel eran tan débiles, que una mujer destruyó a ciento treinta mil de ellos sola.
  7. Los israelitas fueron conquistados por sus propias mujeres.
    1. Fueron derrotados por las mujeres porque no tenían valor para luchar contra los hombres.
  8. Para llevar:
  9. Conclusión

Los que están del lado del Señor deben tomar a Josafat como modelo.

Josafat era un rey justo que amaba a Dios y tenía los mejores intereses de su pueblo en el corazón. También fue un gobernante justo, lo que significa que guardó las leyes de Dios y sus mandamientos. Josafat es, por lo tanto, un buen ejemplo de lo que significa ser tanto un rey como un gobernante piadoso.

La vida de Josafat nos enseña que debemos amar a Dios tanto como él; también debemos tener el mismo deseo de verlo glorificado en todos los aspectos de nuestra vida que tenía el rey Josafat (1 Crónicas 17:3).

Josafat fue justo y amado por Dios, que le dio la paz en su reino.

Josafat era un rey justo que amaba a Dios y era amado por Él. Debido a que Josafat tenía una fe tan inquebrantable en el Señor, Dios le dio paz en su reino. Al leer el libro de Crónicas, observe cuántas veces Josafat confió en Dios y obedeció sus mandatos.

Debido a que fue tan bueno en seguir el consejo de Dios y en guiar a su pueblo sin fallar, Josafat ha sido usado como un ejemplo para que todos nosotros lo sigamos. Si nunca has escuchado esta historia antes o si ha pasado un tiempo desde que la leíste, ¡entonces no hay mejor momento que ahora para asegurarte de que esta historia se mantenga fresca en tu mente!

Josafat, siendo un rey justo, se comportó con justicia y equidad con todos los hombres.

Josafat, siendo un rey justo, se comportó con justicia y equidad con todos los hombres. Era imparcial en su trato con todos los que se presentaban ante él. Como ejemplo, cuando uno de los reyes de Israel le pidió ayuda contra sus enemigos, Josafat no les dio ninguna ayuda a menos que aceptaran seguir las leyes de Dios (ver 2 Crónicas 19).

Mira También Corazón Predicación Bíblica Sobre El Corazón

Josafat estableció jueces en todo Israel que eran fieles para juzgar con justicia entre las personas. También estableció escuelas para que la gente pudiera conocer los caminos y las leyes de Dios y aprender a vivir en armonía con Él.

Tenía fe en el Dios vivo, por lo que se esforzó en apartar a todos de la idolatría.

Josafat era un rey justo. Tenía fe en el Dios vivo, por lo que se esforzó por apartar a todos de la idolatría. Luchó contra los enemigos de Dios y los venció. Josafat no tuvo miedo sólo porque vio cuán grande era el número de los que venían contra él; más bien, recordó lo que Dios le había prometido a través de sus profetas: "Si confías en mí", dijo Jehová, "te ayudaré".

Los reyes de Israel hicieron la guerra contra los de Judá durante tres años sin éxito.

Los reyes de Israel hicieron la guerra contra los reyes de Judá durante tres años sin éxito. Pero entonces, una mujer destruyó a ciento treinta mil de ellos. Los israelitas que pensaban conquistar a sus enemigos fueron ellos mismos conquistados por sus propias mujeres. Fueron derrotados por sus mujeres porque no tenían valor para luchar contra los hombres.

Los reyes de Israel eran tan débiles, que una mujer destruyó a ciento treinta mil de ellos sola.

Los reyes de Israel eran tan débiles, que una sola mujer destruyó a ciento treinta mil de ellos.

El rey estaba tan enfermo que apenas podía hablar sin ayuda. Un joven se le acercó a la puerta del templo y le preguntó si dejaba que su criado fuera a buscarle algo de comida. El rey dijo que sí, siempre que no tardará mucho en hacerlo.

El joven se marchó, pero no regresó cuando ya había pasado un tiempo; en su lugar, encontró a otro sirviente que aceptó hacerlo por más dinero del que se había acordado originalmente con el rey (que era el salario de tres días).

Mira También La vida no está a la venta La Vida No Esta A La Venta

El rey se enfadó cuando este segundo siervo llegó antes que el primero con la comida que le habían pedido antes de salir a la ciudad a hacer un recado para los dos; "Pero ahora este siervo ha vuelto con las manos vacías", dijo Joab, el hijo de David, que había estado vigilando mientras su padre se recuperaba de una enfermedad;

"y lo que es peor, ya que envié a dos siervos a la vez, uno pone excusas después de haber comido demasiado y otro se niega rotundamente diciendo 'no tengo ganas', ¡ambos me han avergonzado delante de mis siervos!"

Los israelitas fueron conquistados por sus propias mujeres.

Hoy vemos lo mismo. Las mujeres no pueden ser conquistadas por los hombres, porque son más fuertes que ellos. Tienen una fuerza que viene de Dios para luchar contra sus enemigos. Las mujeres en el ejército de Josafat no temían a sus enemigos, y por lo tanto fueron capaces de luchar contra ellos a pesar de que eran superados en número por muchas veces.

Fueron derrotados por las mujeres porque no tenían valor para luchar contra los hombres.

Josafat y Acab eran dos reyes. Hicieron un acuerdo de que se casarían con las hijas del otro, y entonces podrían tener una gran pelea entre ellos. Josafat eligió a los hombres, que son cobardes, pero Acab eligió a las mujeres porque tenía miedo de la fuerza de los hombres. La historia se puede resumir en tres frases:

  • Las mujeres tuvieron que luchar porque los hombres tenían miedo.
  • Los hombres eran cobardes y tenían miedo de la fuerza de las mujeres.
  • Las mujeres valientes no temían a nadie más.

Para llevar:

Debemos tomar a Josafat como modelo. La principal conclusión de este capítulo es que Josafat fue un rey modelo. Es un ejemplo a seguir en nuestras propias vidas, y nos muestra lo que significa ser un buen rey.

En primer lugar, Josafat amaba a Dios y era justo (versículo 2). Esto significa que hizo lo correcto con los demás, honró a Dios por encima de todo y se negó a pecar o a quebrantar sus leyes. El libro de las Crónicas dice que "hizo lo que era justo a los ojos del Señor" (1Crónicas 19:3).

Mira También Fortaleza Predicación Cristiana De Fortaleza

En segundo lugar, Josafat tenía fe en el Dios vivo (versículo 3). Esto significa que confió en Dios lo suficiente como para apoyarse en él en lugar de luchar con sus propias fuerzas, y recuerde que cuando luchamos nuestras batallas solas en lugar de apoyarnos en la fuerza de Cristo a través de la fe, ¡siempre perderemos!

También vemos aquí cuánto poder hay en confiar primero en Dios antes de intentar cualquier otra cosa-¡Josafat lo sabía bien!

Conclusión

En conclusión, la victoria de Josafat sobre el rey pagano de Israel fue un acontecimiento importante. Aunque no logró erradicar la idolatría, sí consiguió alejar la amenaza de destrucción de su pueblo y devolverle el orgullo de su fe.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Predica Sobre La Victoria De Josafat puedes visitar la categoría Prédicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir