Pasos Para Restaurar Un Matrimonio Difícil Según La Biblia

Hoy hablaremos de cómo enfrentar y restaurar un matrimonio difícil. La Biblia es un libro maravilloso lleno de orientación y consejos. Sus enseñanzas se aplican a todos los aspectos de nuestra vida, incluida la relación más importante que podemos tener: el matrimonio.

Desgraciadamente, a veces los matrimonios se desmoronan. Hay muchas razones por las que los matrimonios fracasan, pero si su matrimonio está en problemas y quiere tratar de revertirlo, aquí hay pasos que puede tomar que ayudarán a restaurar su relación según la Biblia:

Índice de Contenido
  1. Reconoce que tú también no eres perfecto
  2. Recuerden los votos que se hicieron el uno al otro
  3. Ora por tu pareja todo el tiempo
  4. Creer en las promesas de Dios
  5. Concéntrese en la razón por la que se casó en primer lugar
  6. Ora por tu pareja cuando tengas dificultades
  7. Nunca hagas una promesa cuando estés enfadado o molesto
  8. Limpia tú primero
  9. Es posible restaurar un matrimonio difícil según la Biblia.
  10. Conclusión

Reconoce que tú también no eres perfecto

Un matrimonio difícil

  • No seas demasiado duro contigo mismo.
  • No seas demasiado duro con tu pareja.
  • No seas demasiado duro con tu matrimonio.
  • No seas demasiado duro con tus hijos.
  • No seas demasiado duro con tus amigos.

Recuerden los votos que se hicieron el uno al otro

Es importante recordar los votos que os habéis hecho el uno al otro ante Dios y ante vuestra familia. La Biblia dice en Efesios 5:21:

"Someteos el uno al otro por reverencia a Cristo".

Para que un matrimonio funcione, ambos cónyuges deben someterse a sí mismos y a sus deseos. Esto no significa que no haya espacio para el compromiso o incluso el desacuerdo, pero sí significa que usted tiene una pareja que está dispuesta a trabajar con usted en lugar de contra usted.

Ora por tu pareja todo el tiempo

La oración es algo poderoso. Puede cambiar nuestras vidas y las vidas que nos rodean para mejor. La Biblia nos dice que oremos por aquellos que amamos y nos importan, así que ¿por qué no empezar con su cónyuge? Reza por ellos cuando tengan dificultades en su vida, así como cuando no estén pasando por un momento difícil.

Recomendado:  Bosquejo Para Predicar A Un Enfermo

Puede considerar la posibilidad de rezar con ellos o por separado de forma regular. Si no ve mucho a su cónyuge durante el día, considere la posibilidad de rezar por la noche antes de acostarse o justo después de levantarse por la mañana (o ambas cosas). También puedes rezar mientras estáis juntos en casa; de hecho, es una de mis actividades favoritas.

A veces me siento en silencio en mi habitación mientras mi marido trabaja en su ordenador o ve la televisión hasta que se acerca y me da un beso en la frente antes de volver a su habitación, donde se sentará de nuevo sin decir nada más en voz alta, pero sigue enviándome esas vibraciones de amor a través de su lenguaje corporal que me hacen saber que todo está bien entre nosotros.

Creer en las promesas de Dios

La Palabra de Dios está llena de promesas, y son para ti. Dios promete que nunca te dejará ni te abandonará (Hebreos 13:5). También promete que nunca permitirá que nada te separe de su amor (Romanos 8:38-39).

Estas son algunas de las promesas más importantes de toda la Escritura porque se aplican directamente a su matrimonio. La Palabra de Dios también nos da muchas otras promesas maravillosas en torno a nuestros matrimonios y familias:

  • Jesucristo vino al mundo para que pudiéramos tener vida abundante (Juan 10:10).
  • Se nos ha dado una herencia que no puede ser robada ni destruida por nadie, ni siquiera por la muerte (1 Pedro 1:4).
  • Dios quiere que encontremos satisfacción sólo en él para que no anhelemos nada más que a él (Salmo 73).

Concéntrese en la razón por la que se casó en primer lugar

La mejor manera de comenzar el proceso de restauración de su matrimonio es centrarse en la razón por la que se casó en primer lugar. Si no está seguro, pregúntese si hubo una razón específica por la que decidió pasar su vida con esa persona. Si no puedes recordarlo ahora, piensa en los momentos en que te enamoraste de ella y disfrutaste de verdad a su lado.

Recomendado:  Bosquejo Bíblico De Mateo 5:16

Recordar esos momentos te ayudará a rememorar lo bien que estaban las cosas entre los dos y puede ayudarte a recordar a ambos por qué valía la pena seguir juntos aunque todo haya sido tan duro últimamente, especialmente si una o ambas partes han tenido ganas de abandonar al otro (lo cual es común).

Hay otras cosas que también pueden ayudar: rezar por el otro con regularidad; dedicar tiempo a actividades juntos (como salir a comer); y divertirse reencontrándose con lo que realmente son como personas

Ora por tu pareja cuando tengas dificultades

No hay que avergonzarse de rezar por la pareja cuando se está en un matrimonio difícil. Una cosa que la Biblia dice claramente es que debemos orar por nuestros enemigos y por los que nos tratan injustamente (Mateo 5:44).

En este caso, usted no quiere orar contra su cónyuge, sino más bien por él/ella y por usted mismo/a. Puedes rezar para que no vuelva a cometer los mismos errores, y también pedirle a Dios que le dé fuerza para tomar decisiones correctas.

Ora para que él/ella tenga la fuerza necesaria para perdonarte, de modo que vuestra relación pueda restaurarse y fortalecerse aún más que antes.

Nunca hagas una promesa cuando estés enfadado o molesto

Nunca debes hacer una promesa cuando estés enfadado o molesto. Si lo haces, es probable que la persona a la que se lo prometas se aproveche de tus emociones y las utilice en tu contra. Por eso es importante que la gente piense en lo que dice antes de decirlo, incluso cuando está enfadada o molesta.

Limpia tú primero

Dios nos pide que limpiemos nuestros propios desórdenes antes de intentar limpiar los de los demás. Después de todo, no se puede arreglar lo que no se ve. Es posible que hayas pasado por alto algunos pasos importantes en tu matrimonio y que ahora estés tratando de arreglarlo mientras las cosas se desmoronan.

Recomendado:  Explicación Bíblica De Job 31

Esta es una receta para el desastre. El primer paso es centrarse primero en uno mismo, atendiendo a sus propias necesidades y deseos, y luego mirar las necesidades y deseos de los demás a su alrededor.

El siguiente paso sería buscar ayuda profesional si es necesario (consejeros matrimoniales, terapeutas), pero asegúrese de que tienen una visión bíblica del mundo para que su consejo incluya la palabra de Dios así como los principios psicológicos.

Es posible restaurar un matrimonio difícil según la Biblia.

La conclusión de esta lección es que es posible restaurar un matrimonio difícil según la Biblia. El proceso implica una mirada honesta a ti mismo y a tu pareja, centrarse en lo que pueden hacer mejor como individuos y como cónyuges, y centrarse en las promesas de Dios a lo largo del día.

Además, es importante recordar que Dios los ama por igual a pesar de cualquier orientación sexual o confusión de identidad de género. Tu relación con Cristo sigue siendo tan importante como cualquier otra relación en la vida.

Conclusión

En conclusión, sabemos que todo matrimonio tiene sus altibajos. Pero también sabemos que Dios tiene un plan para nosotros, e incluso en los momentos más difíciles de nuestra vida Él estará ahí para darnos fuerza.

Así que si estás pasando por momentos difíciles con tu cónyuge en este momento, recuerda estos sencillos pasos: ora por él o ella diariamente con un corazón abierto; cree en las promesas de Dios; concéntrate en la razón por la que te casaste en primer lugar; nunca hagas una promesa cuando estés enojado o molesto; y ¡limpia primero lo que ensucies!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Pasos Para Restaurar Un Matrimonio Difícil Según La Biblia puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir