Nada Que Dar Para Dios

Siento mucho que te sientas frustrado y confundido. Pero, ¡estoy aquí para hacerte saber que está bien! Dios tiene un plan para tu vida y te ama mucho. Cuando sentimos que no sabemos qué darle, a veces es porque nos hemos olvidado de entregarnos a Él primero. Tómate un tiempo hoy sólo para orar o hablar con Dios sobre lo que Él quiere de ti hoy.

Nada Que Dar Para Dios

Índice de Contenido
  1. No tengo nada que ofrecer a Dios, para decir que no sé mucho de la Biblia
  2. Una vez me ayudó el pastor, es un buen tipo
  3. Dios me ama y se preocupa por mí
  4. No tengo nada que dar a Dios
  5. Conclusión

No tengo nada que ofrecer a Dios, para decir que no sé mucho de la Biblia

Cuando dices: "Señor no tengo nada que darte" y luego empiezas a decir otras cosas, Dios ya sabe lo que vas a decir. Él sabe por qué no conoces la Biblia. ¿Cuál es tu problema? ¿Por qué tienes esta actitud que lo hace caer? No me digas a mí ni a nadie que no tienes nada que ofrecerle a Dios porque a mí no me ha dado nada a cambio de mi servicio en la iglesia durante más de 20 años.

Una vez me ayudó el pastor, es un buen tipo

Estaba en el hospital y el pastor vino a visitarme. Me dijo que se había enterado de que estaba mal, y que quería venir a ver cómo estaba. Le dije "gracias", pero también le conté mi situación: "Ya no sé qué hacer por Dios". Me contestó con una respuesta sencilla: "¡Bueno, no hay nada que dar por Dios! Puedes dar dinero o tiempo, pero no a ti mismo...".

Dios me ama y se preocupa por mí

Pero volviendo al punto, Dios es un dador. Él creó todas las cosas, incluidos tú y yo. Dios es el dador de la vida. Él hace que la gente nazca de nuevo a través de Su Espíritu y da dones para que podamos servirle en esta vida (1 Corintios 12:4-11).

Dios es el dador del Espíritu Santo. Por medio de su poder, podemos llegar a conocer a Cristo como nuestro Salvador; formar parte de la familia de Dios; ser limpiados del pecado; recibir una nueva naturaleza; adorar a Dios; servir a los demás en amor y unidad (Romanos 8:9-13).

Mira También Cuando No Confías En Dios Qué Sucede Cuando No Confías En Dios

Dios es el dador de la Biblia. Contiene todo lo necesario para nuestra salvación (2 Timoteo 3:15-17), lo que significa que sus palabras son perfectas y verdaderas para siempre. ¡A través de ella podemos crecer más cerca de Dios leyéndola diariamente o escuchando sermones sobre ella en la iglesia cada semana también!

No tengo nada que dar a Dios

No tienes idea de cuántas personas están en la misma situación que tú. Todos no tenemos nada que dar a Dios, pero Cristo murió por nosotros y nos ha dado todo lo que necesitamos para vivir una vida llena de su amor. La pregunta es: ¿lo aceptarás?

Puede que tengas la tentación de decir que tus pecados son demasiado grandes para que Dios los perdone, o que Él no quiere nada de ti. Pero déjame preguntarte esto: ¿qué hizo Jesús en la cruz? ¿No murió para que todos nuestros pecados pudieran ser perdonados, para que pudiéramos recibir todo el amor que Él tiene por nosotros?

Conclusión

Y sin embargo, Dios conoce nuestros corazones. Sabe que damos lo que podemos porque es todo lo que tenemos. Y aunque no hay nada que dar hasta donde nuestros ojos humanos ven, Dios ve claramente en nuestros corazones y nos acepta tal como somos.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Nada Que Dar Para Dios puedes visitar la categoría Prédicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir