Lo Que Está Muerto No Está Enterrado. Estudio Bíblico

Jesús es el camino, la verdad y la vida. También es "la resurrección y la vida" (Juan 11:25). Jesús dijo que los que creen en Él nunca se perderán ni serán olvidados (Juan 6:39). Esa es una buena noticia para todos nosotros porque significa que podemos estar seguros de la vida eterna con Él cuando muramos.

Jesús dijo que iba a preparar un lugar para nosotros donde nuestros pecados no serían recordados (Apocalipsis 20:9), lo que significa que nuestros pecados son perdonados ante Dios. Podemos tener la confianza de que lo que hagamos aquí en la tierra no se nos echará en cara en el cielo cuando muramos porque nuestros pecados han sido perdonados por medio de Jesucristo.

Lo Que Está Muerto No Está Enterrado

Índice de Contenido
  1. Romanos 8:38
  2. Mateo 10:28
  3. Juan 11:26
  4. 2 Corintios 5:8
  5. 2 Timoteo 1:10
  6. Lo que está muerto no está enterrado
  7. Conclusión

Romanos 8:38

El espíritu de Dios está siempre vivo y trabajando en nosotros. No muere. No deja de trabajar. No está derrotado ni enterrado. La Biblia dice que el espíritu de Dios mora en nosotros, así que ¿cómo puede estar muerto o enterrado?

El espíritu de Dios está siempre presente con nosotros para ayudarnos cuando lo necesitamos, al igual que nuestros cuerpos están siempre presentes con nosotros para ayudarnos cuando los necesitamos.

La santa presencia de Dios es un regalo que Él da gratuitamente a aquellos que aceptan Su amor en sus corazones por fe a través del sacrificio de Cristo en la cruz (Romanos 5:5). Dios quiere que sientas su presencia porque te ama mucho.

Recomendado:  Cremación De Cadáveres Según La Biblia

Mateo 10:28

Mateo 10:28 dice: "No tengáis miedo de los que matan el cuerpo pero no pueden matar el alma. Más bien, temed a aquel que puede destruir tanto el alma como el cuerpo en el infierno". La palabra de Dios es viva y poderosa. Cortará las mentiras y el engaño de Satanás cuando la usemos contra él:

  • La Palabra de Dios es más cortante que cualquier espada de dos filos (Hebreos 4:12).
  • La luz de tu palabra me ha dado visión, para que sepa dónde pisar (Salmo 119:105).
  • Tu palabra es una lámpara para mis pies, que ilumina mi camino (Salmo 119:105).
  • Las palabras de tu boca son palabras puras; son como la plata refinada en un horno, sobre el barro purificado siete veces (Salmo 12:6).

Juan 11:26

Este versículo es el manual de instrucciones sobre qué hacer con los cuerpos de tus seres queridos después de su muerte. No es un mandamiento ni algo que tengas que hacer; es sólo Jesús diciendo: "Oye, si tu ser querido ha muerto, aquí tienes algunas opciones de cómo puedes llevarlas a cabo".

Es importante que entendamos de qué está hablando porque nos ayudará con nuestra comprensión de su propia muerte más adelante en esta misma historia.

2 Corintios 5:8

Así es como debemos vivir. Estar muertos al pecado y vivos para Dios no significa que debamos simplemente dejar de pecar; más bien, significa que debemos comprometernos plenamente con Cristo y permitirle tener el control total de nuestras vidas. El apóstol Pablo escribe en 2 Corintios 5:8: "Somos, pues, embajadores de Cristo, como si Dios hiciera su llamamiento por medio de nosotros (hablamos en lugar de Cristo)."

Recomendado:  Morir Es Ganancia Según La Biblia

Al reflexionar sobre estos versículos esta semana, considera tu identidad como alguien que ha creído en Jesucristo y que ahora forma parte de su cuerpo (1 Corintios 12:27). Como tal, ¿qué diferencia ves entre ser cristiano y ser como los demás? ¿Cómo puedes servir a los demás viviendo esta verdad?

2 Timoteo 1:10

La Biblia está llena de referencias a la muerte y a la resurrección. También está llena de referencias a los muertos, y aún más está llena de referencias a los vivos. De hecho, la Biblia no sólo describe a los que han muerto, sino también a los que están vivos, así como a los que han muerto y han sido resucitados (o están por resucitar). ¿Qué significa esto para usted? Significa que puedes aprender mucho sobre ti mismo estudiando las Escrituras.

Lo que está muerto no está enterrado

Este estudio ha sido una revelación para mí. Nunca pensé que podría llegar a una interpretación tan alternativa del texto, ¡pero me ha demostrado que estaba equivocado! Ya no es un reto para mí ver que lo que está muerto no está enterrado. ¡Gracias por esta impresionante lección!

Conclusión

Esperamos que este estudio le haya ayudado a entender mejor la Biblia y sus enseñanzas. También esperamos que le haya ayudado a amar a Jesús más que nunca. Gracias por tomarse el tiempo de leer esta entrada, apreciamos mucho su interés en la palabra de Dios.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Lo Que Está Muerto No Está Enterrado. Estudio Bíblico puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir