Lo Que Dios Me Enseña Acerca De Las Tentaciones

Creo en Dios, y hay muchas cosas sobre él que me fascinan. Una de ellas es que me enseña sobre la tentación. Como alguien que ha luchado con la tentación en el pasado, puedo decirte que no es fácil. De hecho, es muy difícil de superar. Pero Dios me ha mostrado cómo hacerlo a través de sus propias experiencias con la tentación, así como a través de las experiencias de otros que han enfrentado situaciones similares antes que yo.

Lo Que Dios Me Enseña Acerca De Las Tentaciones

Índice de Contenido
  1. Las tentaciones son oportunidades para probar nuestro carácter.
  2. Tenemos una opción en esas tentaciones.
  3. Resiste la tentación y el Diablo huirá de ti.
  4. Ora para tener fuerza cuando seas tentado.
  5. Dios puede ayudarme a ser más fuerte cuando sea tentado
  6. Conclusión

Las tentaciones son oportunidades para probar nuestro carácter.

En el libro del Génesis, se nos dice que Dios ordenó a Adán y a Eva que no comieran del fruto de cierto árbol. La serpiente tentó a Eva para que comiera de este árbol prohibido y ella lo hizo, al igual que Adán. Este acto condujo a su expulsión del Edén y a nuestra primera experiencia con la tentación:

  • La tentación puede ser interna o externa (es tentador para mí cuando quiero algo pero no lo necesito)
  • Las tentaciones pueden ser buenas o malas (me tienta comprar un bolso caro en el centro comercial)

Tenemos una opción en esas tentaciones.

Seamos sinceros: puede ser difícil resistir la tentación. Pero como cristiano, tienes la fuerza y el poder de tomar las decisiones correctas en tu vida. Tienes la capacidad de elegir si vas a ser tentado o no por cosas que podrían llevarte por el mal camino.

Uno de mis versículos favoritos es el de Santiago 1:2-3: "Hermanos míos, considerad que es un puro gozo cuando os enfrentáis a pruebas de muchas clases, porque sabéis que la prueba de vuestra fe produce perseverancia. La perseverancia debe terminar su obra para que seáis maduros y completos, sin que os falte nada."

Resiste la tentación y el Diablo huirá de ti.

Las tentaciones son oportunidades para probar nuestro carácter. Pueden ser una prueba, pero no tienen que serlo. Tenemos una opción en esas tentaciones y si elegimos sabiamente, no sólo pasaremos la prueba sino que también fortaleceremos nuestro carácter para futuras pruebas.

Mira También Lo Que Yo Entiendo, Muchos Letrados No Lo Entienden Lo Que Yo Entiendo, Muchos Letrados No Lo Entienden

Ora para tener fuerza cuando seas tentado. El Señor te escuchará y te ayudará cuando reces. Recuerda que Jesús ya ganó esta batalla porque él también fue tentado (ver Hebreos 4:15). Él sabe lo que es que Satanás intente desviarnos espiritual o emocionalmente para que nos alejemos de él por completo, así que entiende tu lucha más que nadie.

Ora para tener fuerza cuando seas tentado.

Cuando te sientas tentado, reza pidiendo fuerza para resistir la tentación. Dios te dará la fuerza que necesitas para superar tus tentaciones. La Biblia dice que si le pedimos algo a Dios, él escuchará nuestras oraciones y nos lo dará (1 Juan 5:15).

Es posible que tengas la tentación de no rezar porque es difícil o incómodo, pero no dejes que eso te detenga. Es importante que hagamos lo correcto incluso cuando es difícil e incómodo. De hecho, hacer cosas que son difíciles o incómodas puede ser una oportunidad para que Dios nos ayude a crecer más fuerte en nuestra fe (Romanos 5:3-4).

Si le pedimos a Dios que nos ayude con nuestras tentaciones, entonces él nos dará lo que necesitamos: nos mostrará cómo no pecar aunque haya muchas cosas a nuestro alrededor que quieran que hagamos cosas malas (Santiago 4).

Dios puede ayudarme a ser más fuerte cuando sea tentado

Dios puede ayudarme a ser más fuerte cuando soy tentado.

  • Dios nos ha dado la capacidad de elegir el bien o el mal, y siempre nos dará fuerza si se la pedimos.
  • Cuando somos tentados, podemos orar para que Dios nos ayude a resistir la tentación y el pecado.
  • La oración es una parte importante de la lucha contra el pecado en nuestras vidas porque nos acerca a Dios y nos hace querer hacer lo correcto en lugar de lo malo.

Conclusión

Como puedes ver, hay muchas cosas que aprender sobre las tentaciones. Las tentaciones pueden ser difíciles de manejar, pero también ofrecen una oportunidad para crecer en tu relación con Dios. Si te encuentras luchando con la tentación y no sabes cómo manejarla, recuerda que Dios siempre está dispuesto a ayudar.

Mira También Los 7 Pecados Capitales En La Comunidad Cristiana Evangélica Los 7 Pecados Capitales En La Comunidad Cristiana Evangélica

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Lo Que Dios Me Enseña Acerca De Las Tentaciones puedes visitar la categoría Prédicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir