Las Promesas De Dios – Predicación

Las promesas de Dios son lo único que puede hacernos pasar por esta vida. Las promesas de Dios nos dan esperanza, consuelo y paz. Las promesas de Dios nunca te dejarán ni te abandonarán.

Índice de Contenido
  1. 1. No hay tentaciones ni pruebas
  2. 2. El señor nunca te dejará
  3. 3. El que está en ti es mayor que el que está en el mundo
  4. 4. Ninguna arma formada contra ti prosperará
  5. 5. Soy un hijo de dios
  6. Conclusión

1. No hay tentaciones ni pruebas

La Biblia dice que Dios no tienta a nadie (Santiago 1:13). Por ejemplo, cuando confiamos en Dios para la curación, pero Él no nos sana, no es porque Él está tratando de probar nuestra fe. Es porque todavía no estamos curados.

Pero si tenemos suficiente fe en Él para creer que eventualmente nos sanará, entonces ¿por qué nos haría esperar más tiempo? No importa cuál sea tu situación en este momento, puedes estar seguro de que cambiará, ¡y pronto!

2. El señor nunca te dejará

Puedes estar seguro de que el Señor nunca te dejará. Puede que sientas que se ha ido, ¡pero Él sigue ahí! Él siempre está con usted. Tu Padre Celestial ama tanto a cada uno de Sus hijos que envió a Su Hijo Jesús a morir en la cruz por nuestros pecados (1 Juan 4:19).

Jesús cumplió todos los mandamientos de Dios y vivió una vida perfecta (Mateo 19:17). Debido a este sacrificio, una vez que aceptamos a Cristo como nuestro Salvador confesando nuestros pecados y creyendo en Él como Señor y Salvador, somos perdonados para siempre a través de Su preciosa sangre (1 Corintios 6:20).

3. El que está en ti es mayor que el que está en el mundo

Por eso, cuando el diablo viene a ti con algún tipo de oferta, es importante recordar este hecho clave: Él no es más grande que Dios.

Mira También Vida En Cristo Nueva Vida En Cristo - Predicación

En otras palabras, no importa cuán buena pueda sonar la tentación o cuánta presión haya sobre ti en ese momento, si estás siendo tentado por alguien en particular y está tratando de que hagas algo que quiere que hagas (ya sea robar algo de otra persona o mentir sobre algo), entonces recuérdate que Dios es más grande que él.

Eso no significa que no se esforzará al máximo o que inventará alguna manera para que él y sus secuaces nos engañen para que hagamos cosas que no queremos; pero lo que sí significa es que Dios siempre ganará al final porque ya ha vencido a la muerte a través de su Hijo Jesucristo (y si Jesús venció a la muerte entonces seguramente puede vencer cualquier otra cosa).

4. Ninguna arma formada contra ti prosperará

"Ningún arma forjada contra ti prosperará, y toda lengua que se levante contra ti en juicio la condenarás. Esta es la herencia de los siervos del SEÑOR, y su justicia viene de mí", declara el Señor".

"No temerás el terror de la noche, ni por un momento te aterrarás de día; y aunque caigan mil a tu lado o diez mil a tu derecha, no se acercarán a ti. Sólo a ti te he escogido de entre todos los pueblos; por eso castigaré a quien quiera con el horror y la destrucción" (Isaías 54:17-18).

"No temerás por el terror nocturno, ni por la flecha que vuela de día; ni por la pestilencia que camina en la oscuridad, ni por la destrucción que asola el mediodía". "Podrán caer mil a tu lado y diez mil a tu derecha, pero no se acercarán a ti". (Salmo 91:5-7).

5. Soy un hijo de dios

La Biblia dice:

Mira También Amor De Cristo Predica Sobre El Amor De Cristo

"Porque todos vosotros sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús" (Gálatas 3:26).

La palabra traducida aquí como "hijos" no es la misma que se utiliza para describir nuestra relación con nuestros padres terrenales. Podemos amarlos y depender de ellos, pero sólo un padre tiene verdaderamente dominio sobre nosotros, ¡y no son los padres humanos!

Nacemos en este mundo como siervos del pecado y de la muerte. Pero al creer en Cristo, nos liberamos de la ley del pecado y de la muerte (Romanos 8:1-2) y compartimos su nueva vida a través de su resurrección (Juan 5:24). Ya no servimos al pecado ni a la muerte, sino que servimos a Dios.

Conclusión

La lección más importante que aprendí fue que Dios tiene un plan único para cada uno de nosotros, y debemos estar dispuestos a seguirlo. Él quiere que vivamos nuestras mejores vidas, y nos ayudará a conseguirlo si se lo pedimos.

Cuando estés pasando por un momento difícil o sientas que estás siendo probado, recuerda las promesas de Dios.

Él nunca te abandonará. Él siempre está contigo y su palabra nos da esperanza. Recuerda que nada puede separarnos de su amor; si no sirve al propósito de Dios, no importa lo que el mundo piense de nosotros porque somos hijos de Dios.

Mira También Predicación Bíblica Sobre El Infierno Predicación Bíblica Sobre El Infierno

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Las Promesas De Dios – Predicación puedes visitar la categoría Prédicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir