La Fidelidad De Dios

¿Te has preguntado alguna vez cuán fiel es Dios? Yo sé que sí. Miramos las escrituras y vemos a Jesucristo en nuestras vidas, pero a veces olvidamos que su fidelidad se extiende a todos los que creemos en Él. Así que hoy quiero hablar de cómo la fidelidad de Dios se muestra en mi vida ahora mismo.

La Fidelidad De Dios

Índice de Contenido
  1. Dios va delante de ti y estará contigo; nunca te dejará ni te abandonará. No tengas miedo, no te desanimes.
  2. Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo y nos perdonará nuestros pecados y nos purificará de toda maldad.
  3. Él guía a los humildes en lo que es correcto y les enseña su camino.
  4. Que la integridad y la rectitud me protejan, porque mi esperanza está en ti.
  5. Pero el Señor ha sido mi fortaleza, y mi Dios la roca en la que me refugio.
  6. Por tu amor indefectible, puedo entrar en tu casa; adoraré en tu templo con profundo temor.
  7. Enséñame tu camino, Señor, para poder confiar en tu fidelidad; dame un corazón indiviso, para que pueda temer tu nombre.
  8. La fidelidad de Dios y Su palabra
  9. Dios es fiel a sus seguidores
  10. Conclusión

Dios va delante de ti y estará contigo; nunca te dejará ni te abandonará. No tengas miedo, no te desanimes.

Dios, nuestro Dios fiel. Dios mismo va delante de ti y estará contigo; nunca te dejará ni te abandonará. No tengas miedo, no te desanimes. Dios siempre está ahí para guiarnos y protegernos del mal. Nos provee cuando más lo necesitamos, pero también quiere darnos algo más que bienes materiales: quiere darnos su corazón para que le conozcamos mejor cada día.

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo y nos perdonará nuestros pecados y nos purificará de toda maldad.

No basta con confesar nuestros pecados una vez y ya está.

  • Debemos confesar nuestros pecados cada vez que nos acordemos de ellos, o cuando Dios nos los recuerde.
  • También debemos confesar nuestros pecados a otras personas para que sepan lo que hemos hecho mal, y puedan rezar por nosotros y ayudarnos a superar esas tentaciones en el futuro.
  • ¡Debemos confesar nuestros pecados antes de que Dios los cometa para que pueda salvarnos de cometer esos actos en primer lugar!
Recomendado:  Dios Es Fiel - Versículos Bíblicos

Pero el Señor es fiel, y te fortalecerá y protegerá del maligno. Dios es fiel. Dios siempre cumple sus promesas, y nunca te dejará solo. Te fortalecerá, te protegerá del mal y guiará tus caminos.

Él guía a los humildes en lo que es correcto y les enseña su camino.

Como creyente en Dios, puedes estar seguro de que él te guiará por la vida. Te ayudará a tomar las decisiones correctas y te mostrará su camino. La Biblia dice: "Dios es nuestro refugio y fortaleza, una ayuda siempre presente en los problemas" (Salmo 46:1). Si somos humildes y fuertes en la fe, Dios nos enseñará a vivir con sabiduría en el mundo. No es fácil ser cristiano, pero vale la pena.

Que la integridad y la rectitud me protejan, porque mi esperanza está en ti.

En esta sección aprendemos que el Señor es fiel, justo, perdonador y purificador. Nos protegerá del mal y nos guiará por el camino de la justicia. Podemos confiar en que Dios será fiel a sus promesas:

El Señor nos es fiel. No estamos solos en este mundo; Dios siempre nos cubre las espaldas. Nunca nos dejará ni nos abandonará, no importa lo lejos que nos alejemos de él o lo bajo que nos haya hecho caer. De hecho, incluso cuando éramos pecadores perdidos que estaban destinados al fuego del infierno; incluso entonces nos amó lo suficiente como para enviar a su Hijo Jesucristo (Juan 3:16).

Incluso cuando le abandonamos viviendo una vida de pecado; incluso entonces extendió Su mano con los brazos abiertos invitándote a volver a tener una relación contigo mismo a través de Jesucristo como tu único Salvador (Romanos 5:8). E incluso si eliges no creer en Él, todavía espera pacientemente a que cuando tu fe se fortalezca lo suficiente aceptes finalmente Su oferta de salvación a través del arrepentimiento y el bautismo (Hechos 2:38).

Recomendado:  8 Formas En Que La Fe Persevera

Pero el Señor ha sido mi fortaleza, y mi Dios la roca en la que me refugio.

Pero el Señor ha sido mi fuerza, y mi Dios la roca en la que me refugio. Él es mi escudo y el cuerno de mi salvación, mi baluarte. Invoco al Señor, que es digno de ser alabado; así me salvaré de mis enemigos. Aunque tropieces, no te rindas; porque esto es lo que puede salvarte: que cuando todo lo demás falle, creas en ti mismo.

Por tu amor indefectible, puedo entrar en tu casa; adoraré en tu templo con profundo temor.

  • Por tu amor indefectible, puedo entrar en tu casa; adoraré en tu templo con profundo temor. (Salmo 5:7)
  • Tú eres bueno, Señor, y bondadoso con todos los que confían en ti. (Salmo 86:5).
  • Yahveh es fiel a todas sus promesas y amoroso con todo lo que ha hecho. Yahveh está cerca de todos los que le invocan, de todos los que le invocan sinceramente. Cumple los deseos de los que le temen; escucha sus gritos de auxilio y los rescata de todas sus angustias... (Salmo 145)

Enséñame tu camino, Señor, para poder confiar en tu fidelidad; dame un corazón indiviso, para que pueda temer tu nombre.

Dios es fiel y bueno. La fidelidad de Dios a sus promesas se extiende a todos los aspectos de la vida, y siempre es fiel a sus seguidores. Se mantiene fiel a nosotros incluso cuando le somos infieles a él o a nosotros mismos.

El salmista pide en el Salmo 86:15: Enséñame tu camino, Señor; caminaré en tu verdad; une mi corazón para temer tu nombre (NVI). El camino de Dios se encuentra sólo en Jesucristo, el único mediador entre Dios y los hombres (1 Timoteo 2:5).

Recomendado:  Los 3 Círculos De Protección De Dios En Nuestras Vidas

La fidelidad de Dios y Su palabra

Tú eres fiel a tu palabra, Señor; todas tus justas promesas se cumplen. Eres bueno con todos los que confían en ti. ¡Ánimo! No dejes que nadie te desanime ni te asuste. Tú eres fiel a tu palabra, Señor; todas tus justas promesas se cumplen. Eres bueno con todos los que confían en ti. ¡Ánimo! Que nadie te desanime ni te asuste.

Tú has dicho que nunca nos dejará ni nos abandonará (Hebreos 13:5). Esto significa que Dios está con nosotros en nuestros momentos de dificultad, y no permitirá que nos sobrevenga ningún daño si ponemos nuestra confianza en él y seguimos sus caminos. Él nos guiará a través de los obstáculos de la vida, protegiéndonos de las personas malas y de los daños físicos.

Dios es fiel a sus seguidores

Es importante recordar que, por muy difíciles que parezcan las cosas en la vida, Dios siempre estará ahí para ti. Recuerda esta verdad y te ayudará a seguir adelante cuando los tiempos se pongan difíciles. Dios es fiel a sus seguidores.

Nunca los dejará ni los abandonará (Hebreos 13:5). Dios promete que siempre nos perdonará cuando le pidamos perdón (1 Juan 1:9). Y lo más importante, podemos confiar en que Dios nos protegerá de todo lo que amenace nuestra seguridad y bienestar (Salmo 34:7; Proverbios 18:10).

Conclusión

Dios es fiel. Se ha dicho que la fidelidad es un fruto del Espíritu, y se manifiesta de muchas maneras. Podemos ser fieles entre nosotros y con Dios cumpliendo nuestras promesas. También podemos ser fieles confiando en los planes de Dios para nuestras vidas, incluso cuando implican sufrimiento o dolor.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a La Fidelidad De Dios puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir