Josué 3:10 - Explicación Bíblico

El Libro de Josué es una crónica de los primeros años de la conquista de Israel de la Tierra de Canaán. Abarca más de 30 capítulos, comenzando con Josué y su pueblo cruzando a Canaán desde Egipto, continuando a través de sus muchas victorias contra los habitantes nativos (incluyendo gigantes), y terminando con Dios dándoles instrucciones para dividir la tierra entre sus tribus.

En este artículo, analizaremos una sección cercana a la mitad, en la que Josué envía a dos espías a Jericó para recabar información sobre una próxima batalla. La historia nos da una idea de cómo actúa Dios en nuestras vidas y nos da un ejemplo de fe recompensada por Él.

Índice de Contenido
  1. Dios indica la importancia de su Palabra.
    1. El rey de Jericó
    2. Josué y los dos espías.
    3. Los cananeos
    4. Rahab escondió a los espías
    5. Rahab bajó a los espías con una cuerda a través de su ventana.
    6. Rahab les pidió que la perdonaran a ella y a su familia
  2. Conclusión:

Dios indica la importancia de su Palabra.

Josué 1:8-9 dice:

  • 8 "Este libro de la ley no se apartará de tu boca, sino que meditarás en él de día y de noche, para que cuides de hacer todo lo que en él está escrito; porque entonces harás próspero tu camino, y tendrás buen éxito.
  • 9 ¿No te lo he ordenado? Esfuérzate y sé valiente; no temas ni desmayes, porque el Señor, tu Dios, está contigo dondequiera que vayas."

La Palabra de Dios es importante porque es eterna (2 Timoteo 3:16-17), es la misma ayer hoy y siempre (Hebreos 13:8-9)

El rey de Jericó

Jericó era una ciudad de gran riqueza y poder. El rey de Jericó envió espías para recabar información sobre el inminente ataque de los israelitas. Quería saber cuántos hombres había en su ejército y qué tipo de armas tenían.

Recomendado:  3 Remedios Para La Aflicción Según La Biblia

Josué y los dos espías.

Josué envió a dos espías a Jericó para que hicieran un reconocimiento. Tras entrar en la ciudad, los espías se refugiaron en casa de Rahab, una prostituta.

  • Rahab escondió a los espías y les aconsejó cómo evadir la captura de sus perseguidores fuera de su casa.
  • Al día siguiente se marcharon, pero Rahab avisó de su paradero a sus parientes para que no los mataran cuando Jericó fuera capturada por Israel.

Los cananeos

Los cananeos eran paganos. Adoraban a dioses falsos y no tenían en cuenta a Dios. Jericó era una gran ciudad construida sobre murallas fortificadas que la rodeaban. Los cananeos gobernaban esta ciudad con la ayuda de su dios Moloc, que creían que controlaba el clima y traía prosperidad a los que lo adoraban.

Jericó era un reino poderoso con muchos aliados en toda la región; sin embargo, Josué envió a doce espías israelitas a Jericó para reunir información sobre sus tácticas militares y las defensas alrededor de las murallas de la ciudad. Estos espías fueron elegidos porque nadie en Jericó los reconocería fácilmente como pertenecientes a familias israelitas, ¡ya que todos los demás también se parecían a ellos!

Rahab escondió a los espías

Los espías recibieron instrucciones de esconderse en la casa de Rahab, una prostituta. Esta mujer no sólo era una creyente en Dios, sino también un ejemplo de cómo uno puede ser salvado por la fe. La Biblia dice:

  • "Por la fe, la prostituta Rahab no pereció con los que no creían, cuando recibió a los espías con paz" (Hebreos 11:31).

Rahab bajó a los espías con una cuerda a través de su ventana.

Rahab es una prostituta, pero no es como las demás. Es amable y cree en Dios. Cuando los espías llegan a su casa, Rahab sabe que Dios los protegerá de los soldados del rey que los están buscando.

Recomendado:  Bosquejo Bíblico De Romanos 9:16

Para ayudarles a no ser detectados cuando salen de su casa, Rahab baja a los espías con una cuerda por su ventana. Era arriesgado ayudar a estos hombres porque si los soldados del rey Josías la descubrían, la castigarían severamente o incluso la matarían. Pero Rahab confió en Dios y creyó que él había enviado a estos hombres para salvar a Israel de Egipto (Josué 2:1-7).

Dios recompensó a Rahab por confiar en él a pesar de que no formaba parte de la sociedad israelita ni de la vida religiosa (Josué 6:22). De hecho, no fue hasta después de que Josué conquistara Jericó que Rahab pasó a formar parte del pueblo de Israel (Josué 6:23 y siguientes).

Rahab les pidió que la perdonaran a ella y a su familia

Rahab era una prostituta que escondió a los espías en su casa y los bajó por su ventana con una cuerda. Les dijo que la perdonaran a ella y a su familia durante su ataque a Jericó. Cuando su ejército llegó para atacar la ciudad, Rahab dijo que Dios había entregado Jericó en sus manos.

Conclusión:

Aunque Rahab es considerada una heroína bíblica, también era una prostituta. A pesar de su profesión, Dios la utilizó para ayudar a su pueblo. Esta historia nos muestra que Dios puede utilizar a cualquiera para sus propósitos.

Los estudiosos de la Biblia consideran esta historia como un ejemplo de fe recompensada por Dios. El Libro de Josué registra cómo la mentira de Rahab fue recompensada con la protección de la muerte y la recompensa con un hombre israelita más tarde en la vida (Josué 6:25-26).

Esta no es la única vez en la Biblia en la que alguien mintió para proteger a su familia o amigos. En Génesis 20:12-13, Abraham miente acerca de que Sara es su hermana para que Abimelec no lo mate porque casarse con ella sería adulterio ya que aún no era su esposa (o al menos no públicamente).

Recomendado:  Versículos Del Corán Más Extraños

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Josué 3:10 - Explicación Bíblico puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir