La Historia De Un Niño Ateo Que Se Volvió Cristiano

En esta entrada del blog, exploraremos la historia de un chico que se convirtió en ateo, y cómo Dios apareció en su vida. También veremos algunas de las razones por las que rechazó el cristianismo y cómo estas razones pueden afectarte. Y terminaremos con algunas reflexiones sobre cómo es ser un niño ateo. ¿Hay esperanza para los ateos? Siga leyendo.

La Historia De Un Niño Ateo

Índice de Contenido
  1. El niño ateo
  2. Por qué el niño ateo se convierte en ateo
  3. Lo que el niño ateo se da cuenta que cambia su visión del mundo.
  4. Conclusión

El niño ateo

Hay un término en el mundo académico, "el niño ateo", que se refiere a un individuo criado por padres que no creen en Dios. De hecho, sería más exacto decir que estos individuos fueron criados por padres que no creen en el Dios cristiano. En muchos casos, ni siquiera creen en ningún tipo de poder superior. El término "niño ateo" es importante porque nos ayuda a reconocer cómo los niños son criados por las creencias de sus padres, y cómo esas creencias pueden afectarles cuando se convierten en adultos.

Debo admitir que cuando escuché por primera vez la frase "niño ateo", pensé que era bastante extraño -incluso tonto- usar esa etiqueta para alguien cuyos padres son ateos. Después de todo, ¿no hay muchas formas de describir a alguien? Por ejemplo: "Esa persona es alta". O tal vez: "Esa chica tiene el pelo castaño". ¿Por qué querría alguien añadir otra forma de describir a alguien (o a sí mismo) con una sola palabra? No parece gran cosa.

Por qué el niño ateo se convierte en ateo

Como se puede ver, este niño ateo nació en una familia de ateos. No creció en un entorno en el que pudiera estar expuesto a ningún tipo de ideas religiosas. De hecho, la única manera de que hubiera estado expuesto a la religión o a Dios en absoluto es que sus padres decidieran criarlo de esa manera. Pero nadie lo hace.

Por ejemplo: imagina que tu madre se queda embarazada de trillizos; y luego decide que no quiere que nazcan porque los trillizos son demasiado trabajo (aunque aún no hayan nacido); así que aborta a los tres bebés antes de que nazcan.

Mira También Una visión elevada hacia Dios Una Visión Elevada Hacia Dios

Ahora digamos que un día, cuando seas mayor, te enteras de esta historia por tu madre y le preguntas por qué lo hizo; ¿qué crees que te diría? Diría "Bueno, es que pensé que tener tres hijos sería demasiado duro". ¿O diría "Porque no creo en Dios"? ¿O algo más?

Lo que el niño ateo se da cuenta que cambia su visión del mundo.

El niño se da cuenta de que Dios es real. Es bueno, es amor, es misericordioso, perdona y se apiada de nosotros. Dios es justo. También tiene todo el poder en él para poder hacer lo que quiera. Lo sabe todo sobre el pasado, el presente y el futuro. Por eso tenemos esperanza en él cuando las cosas van mal o si nosotros mismos hemos hecho algo mal.

Conclusión

La conclusión es que Dios es real, y que se presenta en formas que no esperábamos. Y el amor de Dios no es algo que se pueda ganar o comprar, es algo que se da gratuitamente porque Él nos ama. El amor de Dios no está condicionado a que creamos o no en Él. La Biblia dice:

"Porque de tal manera amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna". (Juan 3:16).

La próxima vez que alguien le cuente su experiencia con Dios, escuche atentamente lo que le dice, y luego hágale saber amablemente las cosas asombrosas que su Creador ha hecho por usted.

Mira También Yo no me rindo porque Dios está conmigo Yo No Me Rindo Porque Dios Está Conmigo

Si quieres conocer otros artículos parecidos a La Historia De Un Niño Ateo Que Se Volvió Cristiano puedes visitar la categoría Prédicas.

¡Más Contenido!

  1. pablo dice:

    Me ha encantado este artículo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir