Hechos Nuevos En Cristo. Estudio Bíblico

Todo el mundo tiene un lío en su vida, ya sean experiencias pasadas, pensamientos, hábitos, problemas con la gente. Parece que cuanto más intento arreglar las cosas por mi cuenta, más líos hago. Pero no tiene por qué ser así.

Dios tiene una solución para nuestras vidas y nuestros líos: "Por lo tanto, si alguien está en Cristo, es una nueva criatura; las cosas viejas han pasado; he aquí que todas son nuevas" (2 Corintios 5:17).

Con Dios podemos convertirnos en personas nuevas: nuestro viejo yo ha desaparecido para siempre, es decir, fuimos hechos nuevos en Cristo.

Índice de Contenido
  1. “Hechos nuevos en Cristo”: Personas cambiadas
  2. Actuar como una persona nueva
  3. Caminar nuevo caminar
  4. Hablar nuevo hablar
  5. Ser una nueva persona
  6. Pensar de forma diferente
  7. Comportarse de manera diferente
  8. Haz cosas diferentes
  9. Saber que fuimos hechos nuevos en Cristo
  10. Puedes motivarte sin ser malo contigo mismo.
  11. Conclusión

“Hechos nuevos en Cristo”: Personas cambiadas

Hechos nuevos en Cristo

Todos nacemos en pecado, dice la Biblia: "Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién puede entenderlo?" (Jeremías 17:9). Hemos heredado una naturaleza pecaminosa de Adán porque todos descendemos de él. Esto significa que nuestros pensamientos, palabras y acciones serán pecaminosos hasta que Jesús los cambie.

Él lo ha hecho a través de su muerte en la cruz por nosotros. Jesús tomó nuestro pecado sobre sí mismo para que pudiéramos ser perdonados cuando creamos en Él como nuestro Salvador (Romanos 6:23). La Biblia dice que si somos salvados por gracia, no es por las obras, sino sólo por la fe en Cristo Jesús (Efesios 2:8-10).

Como cristianos debemos esforzarnos por asegurarnos de que nuestras vidas coincidan con la forma en que Dios quiere que vivamos ahora que nos ha cambiado de pecadores a santos por Su gracia a través de la fe solamente.

Actuar como una persona nueva

  • Sé amable contigo mismo.
  • Sé paciente contigo mismo.
  • Sé amable contigo mismo.
  • Sé respetuoso contigo mismo.
  • Agradece lo que tienes y todo lo que te llega, incluyendo: personas, oportunidades, experiencias y la vida misma.

Caminar nuevo caminar

Convertirse en una nueva persona no sólo tiene que ver con lo que haces, sino también con tu forma de pensar. ¿Piensas de manera diferente a como pensabas antes? ¿Están tus pensamientos ahora bajo el control de Cristo, o siguen siendo controlados por el pecado y el Diablo?

Recomendado:  La Medianoche Según La Biblia

Si es así, ¡es hora de cambiar en serio! Puedes empezar por cambiar tus pensamientos sobre ti mismo y sobre los demás. ¿Por qué debería ser importante para mí? Porque si no cambiamos nuestra forma de pensar por la fe en Cristo, seguiremos creyendo mentiras en lugar de la verdad (ver Santiago 1:21).

Hablar nuevo hablar

La Biblia dice que debemos hablar de una manera nueva, hablar de corazón y hablar de manera positiva. Hablar de una manera que es agradable a Dios - Esto significa que usted debe hablar de Él con honor y respeto. Él te creó y te dio la vida, así que es justo que le demos gracias hablando bien de su nombre, su carácter y sus obras cada día.

Hablar de una manera que sea agradable a los demás - Debemos tener cuidado de no ofender o herir a alguien con las palabras que decimos, ¡especialmente cuando están dirigidas a otra persona! También debemos recordar no sólo lo que se siente cuando alguien nos insulta, sino también tratar de ponernos en su lugar para poder entender de dónde vienen antes de responder con ira o sentimientos heridos nosotros mismos (Proverbios 17:9).

Habla de una manera que te agrade - Es fácil para algunas personas no sólo hablar de sí mismas todo el día, sino también creer todo lo que dicen, ¡sin importar lo falso que sea! ¿Qué les hace felices? Ser amados por los que les rodean, lo que significa preocuparse profundamente por cómo se sienten los demás mientras hablan demasiado sin escuchar con suficiente atención primero.

Ser una nueva persona

Puedes cambiar. Puedes ser una persona nueva. Puedes ser una nueva criatura en Cristo, y tienes la oportunidad de convertirte en una nueva creación. También puedes convertirte en un nuevo hombre o mujer, ¡o incluso en un nuevo tú!

Verás, la Biblia dice que si seguimos la Palabra de Dios y "vivimos de acuerdo a ella", entonces no viviremos nuestras vidas de acuerdo a lo que nuestra naturaleza pecaminosa quiere, sino de acuerdo a la Palabra de Dios (Romanos 8:2).

Cuando hacemos esto, Dios nos promete que su Espíritu Santo nos llenará (Efesios 5:18). El Espíritu nos ayuda a luchar con nuestra naturaleza pecaminosa para que podamos obedecer a Dios con más facilidad, y cuando le obedecemos, nos da gracia para que seamos capaces de perseverar en hacer lo correcto incluso cuando se hace difícil (1 Corintios 6:19-20).

Recomendado:  El Reino Del Señor Estudio Biblico

Y cada vez que elegimos la obediencia en lugar de la desobediencia debido a su poder que obra en nosotros a través del Espíritu Santo, ¡nos cambia en algo mejor! Nos parecemos más a Jesús a medida que Él transforma cada parte de lo que somos: nuestros corazones/mentes/emociones; nuestros cuerpos/pulmones/sistemas digestivos; nuestras relaciones con los demás; ¡incluso la cantidad de dinero que entra en nuestras cuentas bancarias de una semana a otra!

Cuanto más tiempo pasa después de la conversión sin volver a pecar contra las leyes de Dios por desobediencia a sus mandatos (o cualquier otro pecado), más fuerte se hace nuestra fe hasta que un día ya no hay dudas sobre si funciona o no porque todo demuestra su eficacia."

Pensar de forma diferente

La palabra "nuevo" tiene muchos significados. Puede significar diferentes cosas para diferentes personas, pero es importante notar que la Biblia no usa esta palabra en un sentido literal cuando se refiere a que los cristianos son hechos nuevos en Cristo. Es decir, no estamos literalmente empezando de nuevo o naciendo de nuevo desde cero como si nunca hubiéramos sido salvos antes.

La Biblia usa "nuevo" como un adjetivo en lugar de un adverbio, lo que significa que describe algo que ya existe; no describe cómo algo comenzó o llegó a existir (como decir que alguien comenzó su vida de nuevo en Cristo). En otras palabras, nuestra salvación sigue siendo válida aunque no sigamos viviendo de acuerdo con sus principios una vez que hemos sido salvados.

Comportarse de manera diferente

Ha llegado el momento de deshacerse de las viejas cosas que te han estado reteniendo y empezar a comportarte de forma diferente. Esto puede dar miedo, pero también es emocionante. Te estás convirtiendo en una persona nueva.

Te estás convirtiendo en una persona nueva. Y no importa quién eras antes, ya sea un animal, una criatura o cualquier otra cosa, ahora te has convertido en algo completamente diferente: en un ser humano.

Haz cosas diferentes

Para poder hacer algo diferente, primero debemos aprender a hacerlo. Tenemos que practicar la nueva habilidad una y otra vez para que finalmente podamos hacerla sin pensar en ella. Por ejemplo, si quieres jugar mejor al baloncesto, tendrás que practicar los regates y los tiros hasta que se conviertan en algo natural.

Recomendado:  Frases De Sabiduría De Dios En La Biblia

Si quieres tener un mejor sentido del humor o más paciencia, necesitarás un tiempo a solas cada día en el que reflexiones sobre tus experiencias pasadas con estas cualidades para que puedan crecer dentro de ti.

Saber que fuimos hechos nuevos en Cristo

Eres una nueva criatura. Has nacido de nuevo y eres una persona nueva. Si has confiado en Jesucristo como tu Salvador, entonces eres un "hombre nuevo" (1 Corintios 15:22), o una "mujer nueva" (1 Pedro 3:7). No es sólo que cada uno de nosotros se convierta individualmente en una nueva criatura en Cristo; es que todos nosotros juntos formamos un cuerpo de personas redimidas que se llaman cristianos (1 Corintios 12:27).

El apóstol Pablo dice a la iglesia de Corinto: "Vosotros mismos sois nuestra carta [de recomendación] escrita en nuestros corazones" (2 Corintios 3:2). Puede parecer algo extraño que Pablo diga sobre los corintios, pero piénsalo. En nuestra vida cotidiana, cuando queremos que otra persona sepa algo de nosotros, le escribimos una carta explicándole y pidiéndole su favor o ayuda.

Esto se debe a que las cartas pueden leerse una y otra vez sin perder ningún significado o información. Y así, Dios ha elegido este método de comunicación con su pueblo, la Iglesia, escribiendo su ley en sus corazones a través de su Espíritu Santo.

Puedes motivarte sin ser malo contigo mismo.

Pruebe esto: Para motivarte, empieza con una palabra positiva. Por ejemplo, en lugar de decir: "Soy muy perezoso", intenta decir algo como "Puedo hacerlo". Puede que al principio no te lo creas y que la segunda afirmación suene rara, pero cuanto más te lo digas a ti mismo, más creerás en ello y, en poco tiempo, ¡tu motivación saldrá de tu interior!

Conclusión

Recuerda ser amable contigo mismo. Es difícil cambiar tus hábitos y tu forma de pensar, pero es posible. Sepa que el Señor le dará fuerzas cuando más las necesite. Piensa en estas palabras de Filipenses 4:13 "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece".

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Hechos Nuevos En Cristo. Estudio Bíblico puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir