Estudio Bíblico Sobre Salmo 11

El Salmo 11 es un testimonio de fe en el Dios de Israel. Este salmo fue escrito por David, que era rey de Israel y Judá. El salmo habla de cómo nadie puede enfrentarse a los elegidos de Dios, porque están protegidos por Él.

En este salmo encontramos muchos paralelismos con la vida de Jesús: él también fue perseguido por sus enemigos (un establecimiento religioso corrupto), pero finalmente fue vindicado en su resurrección de entre los muertos - al igual que David había sido vindicado después de su persecución (ver Hechos 13:22-23).

Lo que hay que aprender: Al leer esta escritura y estudiarla, usted obtendrá una mayor comprensión de su camino cristiano y cómo lidiar con la persecución de aquellos que se oponen a su fe en Jesucristo como Señor y Salvador.

Índice de Contenido
  1. Contexto de salmo 11
    1. Preguntas
  2. En el Salmo 11, ¿Qué impulsa a David a orar?
    1. ¿Cuál es el "refugio" al que se refiere David en el v.1?
    2. ¿Cómo se relaciona el v.2 con el resto del salmo y cómo defiende esta relación?
    3. ¿Cuál es la petición de David en el v.3?
    4. ¿Qué se dice que hará Dios?
    5. ¿Cuáles son algunos ejemplos de personas que se opusieron a los caminos de Dios y qué les sucedió?
    6. ¿Dónde encontramos refugio en nuestras vidas, fuera de Dios?
  3. Conclusión:

Contexto de salmo 11

El Salmo 11 es el primero de un salmo en tres partes atribuido al rey David, que escribió cada salmo con una intención diferente. Aunque no tenemos ninguna información sobre la finalidad de los salmos 13 y 14, parece que el salmo 11 estaba destinado a ser utilizado como un acto de adoración por los israelitas en tiempos difíciles.

También cabe destacar que este salmo no incluye instrucciones musicales; probablemente estaba destinado a ser recitado por una persona o leído en voz alta por muchas personas a la vez (como los sermones) en lugar de ser cantado por coros o solistas.

Preguntas

Al estudiar el Salmo 11, es importante tener en cuenta su contexto.

Mira También No mires atrás - Análisis a la luz de la Palabra de Dios No mires atrás - Análisis a la luz de la Palabra de Dios
  1. ¿Cuándo fue escrito?
  2. ¿Quién lo escribió?
  3. ¿Por qué se escribió?

Las respuestas a estas preguntas nos ayudan a entender el significado de las Escrituras y cómo las aplicamos hoy.

Al estudiar el Salmo 11, pregúntate:

  1. ¿Cuál es el mensaje central de este pasaje?
  2. ¿Qué quiere saber este salmista sobre el carácter y las acciones de Dios en su vida?
  3. ¿Cómo voy a aplicar lo que he aprendido aquí en mi propia vida hoy?

En el Salmo 11, ¿Qué impulsa a David a orar?

La oración del salmista está motivada por la palabra del Señor. La palabra del Señor es escudo y coraza para los que se refugian en ella (Salmo 11:3). Él habla con ellos desde su santuario, desde el cielo revela su justicia.

Su palabra estaba en mi corazón como un fuego; quemaba mis huesos y me deleitaba en ella como en el aceite fino. (Salmo 119:23-24)

También actúa como una lámpara para nuestros pies cuando se mueven en la oscuridad, para que podamos caminar sobre terreno firme (Salmo 119:105). Incluso ilumina a los que caminan por las profundidades del agua y la arena que se hunde, para que no tropiecen con las trampas que les tienden sus enemigos (Salmo 119:105).

Las palabras del Señor nos guían en nuestro camino hacia Él para que no nos alejemos de su presencia en un desierto desconocido donde no hay huellas humanas que seguir (Deuteronomio 32:10).

Mira También Tomar buenas decisiones – Qué implicaciones tuvo para los personajes bíblicos   Tomar buenas decisiones – Qué implicaciones tuvo para los personajes bíblicos  

¿Cuál es el "refugio" al que se refiere David en el v.1?

David se refiere al Señor como su refugio. La palabra traducida como "refugio" significa lugar de seguridad, protección y consuelo. Se refiere a la presencia de Dios con nosotros en tiempos de problemas y angustia, dándonos fuerza y paz.

El Antiguo Testamento utiliza la palabra "refugio" a menudo como metáfora del amor de Dios por su pueblo (Salmo 7:1; 19:9; 31:3). Podemos refugiarnos en Él cuando tenemos miedo o estamos atribulados (Salmo 23:4-5), cuando gritamos por nuestro dolor (Salmo 6:8) o cuando nos sentimos insignificantes ante los demás (Salmo 4:1-2).

¿Cómo se relaciona el v.2 con el resto del salmo y cómo defiende esta relación?

En el v.2, el autor del Salmo 11 utiliza una técnica habitual para reforzar su punto de vista: repite la misma idea de diferentes maneras.

En el v.1, vimos que David pedía a Dios que lo defendiera de los que intentaban destruirlo (v.1).

En el v.2, aclara que eso es lo que el SEÑOR debe hacer porque esa gente es malvada y no dejará de atacar (por eso necesitas a Dios de tu lado si vas a enfrentarlos). Específicamente, David dice:

  • "No tengo miedo de sus amenazas"
  • "Estoy seguro de esa gente"

¿Notas cómo estas dos frases son casi idénticas pero tienen significados ligeramente diferentes? Puede ser útil pensar en cómo difieren para entender su relación en este pasaje.

Mira También La última lágrima –  Qué dicen las Sagradas Escrituras La última lágrima – Qué dicen las Sagradas Escrituras

La primera frase sugiere que David no se siente amenazado por las amenazas de daño de estos enemigos; mientras que la segunda implica que, incluso si le amenazaran con hacerle daño (algo que todavía no ha sucedido), no importaría porque a David no le queda nada que le puedan quitar: ¡ya lo ha entregado todo!

¿Cuál es la petición de David en el v.3?

David le pide a Dios que lo convierta en un refugio para los oprimidos. Es probable que conozcas este versículo, pero en caso de que necesites un repaso, esto es lo que dice:

"En el Señor me refugio; ¿cómo puedes decir a mi alma: 'Huye como un pájaro a tu monte'? Porque he aquí que los impíos tensan sus arcos; preparan sus flechas para la sangre de los afligidos, para disparar en secreto contra los perfectos" (Salmo 11:1-2).

¿Qué quiere decir David cuando dice que quiere ser un refugio? Bueno, sabemos que Dios es nuestro máximo defensor y protector, pero a veces también necesitamos que alguien más que Él nos proteja.

Y ahí es donde entra David. Le pide a Dios que lo convierta en una persona así para que pueda servir a otros también protegiéndolos de gente malvada que no quiere más que hacerles daño.

¿Qué se dice que hará Dios?

En el versículo 4, se dice que Dios "hace justicia" a los que se oponen a Él. Esto es algo bastante aterrador para aquellos de nosotros que luchamos por encontrar nuestro camino a través de los tiempos oscuros de la vida, pero podemos reconfortarnos sabiendo que Dios se ocupará de todo de acuerdo con su plan perfecto.

Mira También La autoridad de los discípulos – El poder de Dios en sus Hijos  La autoridad de los discípulos – El poder de Dios en sus Hijos 

¿Cuáles son algunos ejemplos de personas que se opusieron a los caminos de Dios y qué les sucedió?

Mientras estudias este pasaje, recuerda que nunca podemos entender completamente los caminos de Dios. Los caminos de Dios no siempre son claros para nosotros, y no siempre son fáciles de entender.

Los caminos de Dios tampoco son siempre fáciles de seguir y aceptar. Podemos encontrarnos en situaciones en las que debemos tomar una decisión entre hacer lo correcto y seguir nuestros propios deseos o el camino de menor resistencia.

A la hora de la verdad, algunas personas prefieren hacer lo que les resulte más fácil (aunque signifique desobedecer a Dios), antes que seguir el camino que conduce a las bendiciones de Él.

¿Dónde encontramos refugio en nuestras vidas, fuera de Dios?

Muchos de nosotros tenemos la tendencia a buscar un lugar o una persona que nos cuide. Podemos buscar un trabajo que nos haga sentir seguros, podemos buscar personas que sean afines y puedan validar nuestros pensamientos y opiniones, o podemos tratar de encontrar un cónyuge que se encargue de todas nuestras necesidades.

A menudo parece que cuando nos alejamos de Dios como nuestro refugio, entonces Él se enfada con nosotros y nos niega sus bendiciones. Pero el Salmo 11 nos enseña que Dios siempre está dispuesto a ayudar a los que confían en Él.

Conclusión:

Debemos recordar que Dios es nuestro refugio y que debemos recurrir a él en todas las cosas. Él nos proporcionará la fuerza y la sabiduría que necesitamos cuando nos enfrentemos a la adversidad, pero también espera que corramos hacia él en busca de ayuda cuando la necesitemos.

Mira También Lo Superlativo del Amor - Qué Significa Lo Superlativo del Amor - Qué Significa

Salmo 11: 1-2 (NVI) Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza, una ayuda siempre presente en las dificultades. Por eso no temeremos, aunque la tierra ceda y los montes caigan en el corazón del mar,

Salmo 27:1-3 (NVI) El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién temeré? El Señor es la fortaleza de mi vida, ¿de quién tendré miedo? Cuando los malhechores me asaltan para devorar mi carne, mis adversarios y enemigos, son ellos los que tropiezan y caen ¡El SEÑOR nos protege del daño para que podamos disfrutar de nuestros días con él para siempre!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Estudio Bíblico Sobre Salmo 11 puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir