Estudio Bíblico De Santiago 2

Esta semana exploraremos el libro del Éxodo, que es la historia del viaje de los israelitas desde la esclavitud en Egipto hasta su tierra prometida. Veremos por qué Dios los guió a través de este tiempo difícil, cómo puedes aplicar esa lección a tu propia vida, y más.

Índice de Contenido
  1. La Biblia
  2. El libro del Éxodo
  3. Jericó
  4. Los esclavos como metáfora de la vida
  5. Moisés y Aarón
  6. El Sermón de la Montaña de Jesús
  7. Sobre el silencio ante la persecución
  8. Conclusión:

La Biblia

La Biblia es una colección de 66 libros que suelen llamarse la Palabra de Dios. La Biblia es la fuente de la verdad para todas las demás religiones, además del cristianismo. También es la base de la civilización occidental, que ha influido en muchos países del mundo.

El libro del Éxodo

El libro del Éxodo es uno de los más importantes de la Biblia. Nos cuenta la historia de los israelitas, su éxodo de Egipto y su viaje por el desierto hacia Canaán.

La historia comienza con el nacimiento de Moisés de una madre hebrea en Egipto. Cuando tenía tres meses, su madre lo puso en una cesta y lo colocó entre ramas sobre el agua para poder salvarlo del decreto del Faraón de matar a todos los bebés hebreos nacidos en esa época (Éxodo 1:15-22).

Moisés fue adoptado por una familia egipcia, pero cuando creció se escapó y se escondió en Madián, donde guió rebaños de pastores cerca del monte Sinaí (Éxodo 2:11-14). Mientras estaba allí, Dios llamó a Moisés diciéndole que lo había elegido como su representante para liberar a su pueblo de la esclavitud (Éxodo 3:1-9).

Moisés volvió a cruzar el Mar Rojo, donde el Faraón los había perseguido, pero luego lo cerró tras ellos para que no escaparan de vuelta a Egipto. Luego bajó más al sur, a Gosén, donde vivía su padre, quien lo adoptó de nuevo porque había crecido sin saber quiénes eran sus verdaderos padres (Éxodo 4:19).

Mira También No mires atrás - Análisis a la luz de la Palabra de Dios No mires atrás - Análisis a la luz de la Palabra de Dios

Jericó

Jericó era una ciudad de gran importancia para los israelitas. La ciudad estaba rodeada por una muralla impenetrable que la protegía de los invasores. Sin embargo, debido a su ubicación al borde del valle del río Jordán y a su clima seco, Jericó llevaba muchos años abandonada cuando Josué llegó allí con su ejército.

El ejército israelita entró por el extremo norte de Jericó el primer día y acampó fuera de sus murallas durante seis días antes de comenzar su marcha alrededor de la ciudad una vez al día durante seis días (Josué 6:4-5). Cada día marcharon siete veces alrededor de Jericó, lo que supuso un total de veintiún circuitos (Josué 6:16).

Los esclavos como metáfora de la vida

Así, el Libro del Éxodo retrata la esclavitud como una metáfora de la condición humana. Los hebreos eran esclavos en Egipto y pidieron ayuda a Dios. Dios envió a Moisés, quien los sacó de Egipto y los llevó al desierto. Aquí es donde las cosas se ponen interesantes.

Ahora bien, si eras un esclavo en Egipto probablemente estabas muy contento por haber escapado de tus amos con una sola cosa en tu mente: ¿cuándo puedo volver con mi familia? No vas a estar pensando en seguir las instrucciones de un tipo llamado Moisés que acaba de aparecer de la nada diciéndote "¡Sígueme!".

Moisés y Aarón

Moisés y Aarón eran los líderes de Israel. Moisés era el profeta del pueblo y Aarón el sacerdote. Eran hermanos; Moisés era mayor que Aarón. La única otra persona que fue a Egipto con ellos fue Hur, su cuñado (Éxodo 2:18).

El Sermón de la Montaña de Jesús

El Sermón de la Montaña es una serie de enseñanzas de Jesús sobre la doctrina cristiana. Contiene las Bienaventuranzas, que son bendiciones para aquellos que son pobres de espíritu, llorosos, mansos y hambrientos de justicia;

Mira También Tomar buenas decisiones – Qué implicaciones tuvo para los personajes bíblicos   Tomar buenas decisiones – Qué implicaciones tuvo para los personajes bíblicos  

También tiene varios discursos sobre las expectativas y motivaciones adecuadas en la vida, como la humildad (Mateo 5:3), la misericordia (Mateo 5:7), la pureza (Mateo 5:8) y la pacificación (Mateo 5:9).

Estas ideas se han utilizado para guiar a los cristianos a través de muchas generaciones; ¡se han escrito muchas guías basadas en estas enseñanzas desde hace cientos de años!"

Sobre el silencio ante la persecución

Dice Santiago: "No temáis a los que matan el cuerpo, y después de eso no tienen más que hacer. Pero os advierto a quién debéis temer:

Temed a aquel que, después de haber matado, tiene poder para arrojar al infierno; sí, os digo que lo temáis". (Lucas 12:4-5)

Este pasaje trata de la importancia de hablar en contra de aquellos que te oprimen por tus creencias y tratan de silenciarte para que no compartas tu fe en Jesucristo con otros.

Puede ser aterrador defender lo que creemos cuando vemos que otros son amenazados o heridos por aquellos que odian la Palabra de Dios y su forma de vida. Pero si elegimos no tomar una posición contra la persecución, entonces ¿qué mensaje estamos enviando?

Mira También La última lágrima –  Qué dicen las Sagradas Escrituras La última lágrima – Qué dicen las Sagradas Escrituras

Si no hablamos en nombre de aquellos que no pueden hablar por sí mismos porque han sido silenciados por la opresión o el encarcelamiento, entonces ¿cómo puede alguien saber lo que nuestros corazones realmente piensan sobre la Palabra de Dios o Sus caminos?

Conclusión:

El Libro del Éxodo es una historia sobre el éxodo del pueblo judío de Egipto. Dios los liberó de la esclavitud y los llevó a la Tierra Prometida. Es una historia de fracaso, seguida de redención, pero también representa algo más: La fidelidad de Dios a pesar de nuestros fracasos, nuestras oraciones a pesar de nuestros errores y su amor cuando todo parece perdido.

El libro comienza con Moisés cuando era un niño que crecía en el palacio del Faraón después de que su madre lo escondiera (Éxodo 2:1-2).

En estos primeros capítulos nos enteramos de que Aarón, el hermano mayor de Moisés, era consejero del faraón (el rey), pero no le gustaba lo que veía a su alrededor ni cómo su propio pueblo era maltratado por sus gobernantes egipcios (Éxodo 7:13-14). Esto despertó su ira y lo motivó a ayudar a sacar a los israelitas de Egipto más tarde, cuando fueron esclavizados bajo duras condiciones (Éxodo 3:1-8).

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Estudio Bíblico De Santiago 2 puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir