Estudio Bíblico De Salmos 55

Si eres como yo, prefieres no enfrentarte a una situación hasta que sea absolutamente necesario. Pero cuando se trata de nuestros enemigos, tenemos que estar dispuestos a enfrentarnos a ellos lo antes posible. Nuestros enemigos nos atacarán, nos traicionarán y engañarán, y harán todo lo posible para que las cosas sean peores de lo que son. Dicho esto...

Índice de Contenido
  1. Una oración cuando tus enemigos te han traicionado
    1. Ora por ellos:
    2. Ora por la protección de Dios:
  2. Una Oración Cuando Tus Enemigos Te Han Traicionado
  3. Una Oración Cuando Tus Enemigos Te Atacan
  4. Una Oración Cuando Sucede lo Inevitable
  5. Qué hacer cuando sucede lo inevitable
  6. Conclusión:

Una oración cuando tus enemigos te han traicionado

He aquí una oración cuando tus enemigos te han traicionado:

Ora por ellos:

No es el momento de guardar rencor o buscar venganza. En su lugar, reza para que Dios traiga la restauración y el perdón a sus vidas (Santiago 5:16).

Ora por la protección de Dios:

Cuando nos enfrentamos a tiempos difíciles, es fácil sentirse abrumado por nuestras circunstancias y cuestionar si Dios realmente se preocupa por nosotros y lo que nos tiene reservado en el futuro (Salmo 23).

En lugar de pensar en lo mal que pueden parecer las cosas en este momento, recuérdate a ti mismo que, pase lo que pase -sea bueno o malo-, puedes confiar en Dios porque te ama y ha dado a su Hijo Jesucristo como tu Señor (Juan 3:16).

Ora por la gracia de Dios:

Mira También No mires atrás - Análisis a la luz de la Palabra de Dios No mires atrás - Análisis a la luz de la Palabra de Dios

Para que todos los involucrados conozcan su gracia más profundamente que nunca a través de esta experiencia (Efesios 1:17-19). Como escribe Pablo en Efesios 3:2-3, "por revelación se me dio a conocer el misterio; como antes escribí en pocas palabras, para que al leerlo entendáis mi conocimiento en el misterio de Cristo."

Una Oración Cuando Tus Enemigos Te Han Traicionado

Todos hemos sido heridos, traicionados y atacados en nuestras vidas. Es importante orar por aquellos que te han herido, pero también es importante estar agradecido por las cosas buenas de tu vida. El Salmo 55:16 dice:

"Alabaré a Dios con cánticos; cantaré alabanzas al nombre del Dios Altísimo".

En este versículo, vemos que David ora por sus enemigos pero también ora por sí mismo alabando a Dios. También debemos hacer esto cuando pasamos por momentos difíciles porque hay muchas cosas por las que podemos estar agradecidos incluso cuando todo parece malo a nuestro alrededor.

  • Por ejemplo, si alguien te ha robado, piensa en lo afortunado que eres porque al menos no te han matado.
  • Siempre hay maneras en las que podemos ver las situaciones difíciles y encontrar algo positivo o algo bueno en ellas, así que no dejes que Satanás te deprima permitiendo que él u otros a tu alrededor te digan mentiras sobre lo que está pasando con tu vida en este momento - ¡sigue luchando contra sus mentiras usando la verdad en lugar de las mentiras!

Una Oración Cuando Tus Enemigos Te Atacan

El Salmo 55 es una oración de David cuando sus enemigos le atacaban.

Vístete de fuerza para la batalla, y ponte la armadura de Dios para poder resistir las artimañas del diablo. Porque nuestra lucha no es contra la carne y la sangre, sino contra los gobernantes, contra los poderes, contra las fuerzas del mundo de esta oscuridad, contra las fuerzas espirituales de la maldad en los lugares celestiales.

Mira También Tomar buenas decisiones – Qué implicaciones tuvo para los personajes bíblicos   Tomar buenas decisiones – Qué implicaciones tuvo para los personajes bíblicos  

Por tanto, tomad toda vuestra armadura para poder resistir en la batalla, de modo que podáis resistir en el día malo, cuando vuestro enemigo venga de repente sobre vosotros como un ladrón (Efesios 6:11-13).

Hay que saber orar cuando los enemigos nos atacan porque eso nos fortalecerá para lo que nos espera en la vida.

Una Oración Cuando Sucede lo Inevitable

El Salmo 55 es una oración para cuando sucede lo inevitable. Este salmo es para aquellos que han sido traicionados por otros, o atacados por sus enemigos y sienten que Dios se ha olvidado de ellos.

Es para los que han sufrido una tragedia ineludible y sienten que no hay forma de salir de su dolor y sufrimiento.

Todos pasamos por pruebas, pero a veces nuestras pruebas provienen de personas a las que amamos, personas que se supone que están de nuestro lado. Eso lo hace aún más difícil, porque nos preguntamos por qué Dios permitiría que estas cosas sucedieran en nuestras vidas si nos ama tanto...

Pero, ¿adivina qué? Él no sólo nos ama; ¡también odia la injusticia! Y cuando alguien te hace daño o te trata injustamente atacando tu carácter o difundiendo mentiras sobre ti, Dios siempre estará ahí para ti. De hecho, el Salmo 55:12-15 dice lo siguiente "Tú [Dios] has multiplicado mi angustia; mi corazón está enfermo dentro de mí... Deja que el mal persiga a los pecadores... deja que caigan en su propia trampa... ¡Qué perezcan ante ti [Dios] con todos sus planes!"

Mira También La última lágrima –  Qué dicen las Sagradas Escrituras La última lágrima – Qué dicen las Sagradas Escrituras

Dios quiere que confiemos en Él incluso durante los tiempos de lucha porque Él no va a ninguna parte - ¡no importa lo que ocurra a nuestro alrededor!

Qué hacer cuando sucede lo inevitable

Lo primero que hay que hacer es rezar para que Dios intervenga.

"Porque Dios oirá y los afligirá; entonces buscarán tu rostro". Salmo 55:15

Puede ser tentador pensar en la persona que te ha hecho daño como un enemigo, pero recuerda que "el que odia a su hermano está en las tinieblas y camina en la oscuridad". La Biblia dice que debemos amar a nuestros enemigos y hacer el bien a los que nos odian (Mateo 5:44).

Por eso, cuando alguien nos hace daño, podemos rezar por su salvación como lo haríamos por la de cualquier otra persona. Y si no es posible o práctico que vivas con alguien que te ha hecho daño o que ha hecho daño a otras personas de tu unidad familiar, lo mejor es que busques ayuda en los servicios de asesoramiento o en las autoridades legales para no meterte en más problemas de los necesarios por falta de juicio respecto a tu situación (Santiago 3:17-18).

Conclusión:

A pesar de nuestros mejores esfuerzos, la gente nos hará daño y nos decepcionará. Es fácil sentirse decepcionado por otras personas. Puede que no estén a la altura de tus expectativas, o que incluso te hagan daño.

Mira También La autoridad de los discípulos – El poder de Dios en sus Hijos  La autoridad de los discípulos – El poder de Dios en sus Hijos 

Pero el Salmo 55 nos recuerda que Dios está siempre con nosotros, independientemente de lo que ocurra a nuestro alrededor. Él tiene el control de todo lo que nos sucede y nos acompañará en los momentos difíciles que enfrentamos en esta tierra.

Incluso cuando nuestros esfuerzos no salgan como lo habíamos planeado o cuando alguien nos decepcione, Dios nos ayudará a darle sentido a todo y sacará algo bueno de ello, si confiamos en Él lo suficiente como para dejarlo hacer.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Estudio Bíblico De Salmos 55 puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir