Estudio Bíblico De Salmo 92

Este salmo es un canto de alabanza y acción de gracias, que se inspira en muchos de los temas de los salmos anteriores. Hay referencias a la bondad y la misericordia de Dios, su poder y su fuerza, su justicia y su amor. El Salmo 92 es una oración de seguridad contra el mal y el peligro; expresa la confianza en la provisión de Dios para los que le buscan de corazón.

Índice de Contenido
  1. ¡Qué grande es alabar al Señor!
  2. Te alabo porque me hiciste de una manera asombrosa y maravillosa.
    1. Tus obras son maravillosas, y lo sé muy bien.
  3. Mis enemigos no pueden decir una palabra contra mí.
    1. Por alguien que hace lo que es correcto, soy feliz; por alguien que hace lo que es malo, estaré triste.
    2. Nadie hace el mal toda su vida; nadie que haya nacido de Dios peca.
    3. He nacido de Dios desde el momento en que mi madre me dio a luz.
  4. Dios no nos abandones.
  5. Conclusión

¡Qué grande es alabar al Señor!

El Salmo 92 es uno de los cantos más alegres de toda la Escritura. Este salmo debería inspirarnos a alabar a Dios.

¡Alabemos al Señor! No es sólo una petición nuestra; es una invitación de Dios mismo. Él quiere que lo alabemos, pero a veces no lo hacemos tanto como deberíamos.

Si eres como yo y te cuesta alabar a Dios por lo que es y lo que hace en tu vida, este salmo te ayudará a ver lo grande que puede ser cuando adquieres el hábito de alabar a nuestro Padre celestial.

Te alabo porque me hiciste de una manera asombrosa y maravillosa.

Es fácil ver el valor de la alabanza cuando estás experimentando cosas buenas en tu vida. Sin embargo, alabar a Dios por las cosas positivas de tu vida no debería ser la única razón por la que le das gracias. El Salmo 92:12 dice,

"Los justos florecerán como una palmera, crecerán como un cedro del Líbano; plantados en la casa del Señor, florecerán en Jerusalén".

Este versículo explica que formar parte de la creación de Dios es algo asombroso. Él creó todas las cosas vivas para que puedan florecer y crecer. Piensa en lo especial que sería si pudieras plantar algo que siguiera creciendo hasta convertirse en algo grande.

Recomendado:  Estudio Bíblico De Hechos 3

Probablemente conozcas a alguien que haya hecho algo sorprendente o valiente con su vida, tal vez alguien que haya fundado una organización o iniciado un negocio o viajado al extranjero en misiones peligrosas.

Estas personas han tenido un impacto en su mundo porque estaban dispuestas a hacer lo que otros tenían miedo de hacer; sin embargo, estos individuos no se atribuían el mérito de todos sus logros porque sabían que sólo había una persona responsable de crearlos: Dios.

Para comprender mejor cómo alabar a Dios puede ayudarnos a apreciar nuestro papel dentro de su creación, lee el Salmo 92:12-14 que dice:

"El justo florecerá como una palmera".

Tus obras son maravillosas, y lo sé muy bien.

Las obras de Dios son maravillosas, y tú lo sabes, ¿verdad? El Salmo 92:5 lo dice. El salmista utiliza la palabra "maravilloso", que aparece ocho veces en este salmo. Esto muestra que las obras de Dios son asombrosas e increíbles porque Él es el Creador de todas las cosas (Génesis 1:1-3).

Mis enemigos no pueden decir una palabra contra mí.

No se te puede acusar de ser una mala persona. Por eso has hecho lo que has hecho. Sabes que nadie es perfecto, así que intentas hacerlo lo mejor posible. Incluso si otra persona está molesta con tus acciones y piensa mal de ti, recuerda: tiene sus propias razones para pensar así, y no es necesariamente porque esté viendo las cosas objetivamente o desde tu punto de vista.

Por alguien que hace lo que es correcto, soy feliz; por alguien que hace lo que es malo, estaré triste.

Quizá te preguntes: "¿Dónde está la felicidad?". Sé que es fácil pensar en nuestras emociones como una experiencia binaria: hay momentos felices y momentos tristes, pero no hay nada en medio.

Recomendado:  Qué Significa El Rugido Del León En La Biblia

Pero, ¿y si hubiera más de dos opciones sobre cómo nos sentimos respecto a las personas que hacen el bien o el mal? ¿Y si pudiéramos ser neutrales en nuestros sentimientos hacia ellos? Eso es lo que nos enseña el Salmo 92.

Nadie hace el mal toda su vida; nadie que haya nacido de Dios peca.

Este es un verso muy reconfortante para cualquiera que sienta que ha pecado demasiado para ser perdonado. Dios no nos ve como perfectos, pero somos aceptados por él debido al sacrificio que Jesús hizo en nuestro favor.

La Biblia dice que Jesús "no conoció pecado" (2 Corintios 5:21), por lo que pudo cargar con todos nuestros pecados y morir en nuestro lugar para que pudiéramos tener la salvación en el cielo.

He nacido de Dios desde el momento en que mi madre me dio a luz.

El Salmo 92:2-3 dice: "Es bueno dar gracias a Yahveh, y cantar alabanzas a tu nombre, oh Altísimo; Anunciar tu bondad por la mañana, y tu fidelidad cada noche".

Este salmo es un canto de alegría y alabanza que fue escrito por el rey David después de haber sido liberado de todos sus enemigos (Salmo 18).

El escritor comienza diciéndonos lo bendecidos que somos como hijos de Dios porque Él nos cuida y nos protege de los malos que quieren hacernos daño.

Nos dice lo grande que es nuestro Dios porque siempre nos provee cuando necesitamos algo. David termina este salmo dando gracias por todo lo que Dios ha hecho por él a lo largo de su vida.

Recomendado:  Bosquejo Bíblico De Apocalipsis 3:20

Dios no nos abandones.

Dios no nos abandona.

El Salmo 92:2 dice: "Él es quien me da el conocimiento infalible de lo que debo decir en el momento oportuno". En otras palabras, Dios está con usted y le dará sabiduría cuando más la necesite.

Los milagros de Dios siguen ocurriendo hoy en día.

Mire el Salmo 92:11-12: "Pero mi cuerno [el símbolo de la fuerza] se ha engrandecido; con mi alabanza puedo proclamar tu poder entre las naciones". Esto muestra que nuestra fuerza viene de alabar a Dios por toda su bondad, lo que significa que debemos mantener nuestra fe fuerte y estar agradecidos por cada bendición que recibimos de Él.

Conclusión

La conclusión es que no debes rendirte. Si te equivocas, no te sientas fracasado. La próxima vez que lo intentes, será mejor que la anterior. Hay muchos pasajes bíblicos e historias de personas que se equivocaron pero siguieron intentándolo y lo hicieron mejor que antes.

Si tienes un problema con la tentación o el pecado, pídele a Dios que te ayude con ello. Él fortalecerá tu determinación contra la tentación y te ayudará a hacer lo correcto en el futuro.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Estudio Bíblico De Salmo 92 puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir