Estudio Bíblico De Malaquías 1:13

Malaquías 1:13 dice: "Pero lo habéis profanado diciendo del templo del Señor: "Es una cueva de ladrones"". Este versículo está dirigido a los sacerdotes que eran responsables de ofrecer sacrificios a Dios.

Se suponía que eran santos y puros, pero en cambio se habían corrompido. Los sacerdotes no honraban a Dios con sus acciones y palabras; lo deshonraban robando a otros y mintiendo sobre lo que habían hecho con su dinero. Podemos aprender de este pasaje que todos estamos llamados a ser santos al igual que los sacerdotes fueron llamados a hacerlo.

Índice de Contenido
  1. Qué podemos leer en Malaquías 1:13
    1. ¿Qué dice Dios?
    2. ¿Por qué es importante para mí?
    3. ¿Qué voy a hacer al respecto?
  2. Para llevar:

Qué podemos leer en Malaquías 1:13

El amor de Dios por ti es incondicional. Dios te ama hoy tanto como lo hizo ayer y lo hará mañana. Su amor no depende de lo que hagas o dejes de hacer. El amor de Dios por ti es inmutable. Siempre ha sido así y siempre será así.

¿Qué dice Dios?

El amor de Dios por ti es incondicional, eterno, puro y perfecto. No cambia con las circunstancias de tu vida; es inmutable.

El amor de Dios por usted no se basa en su comportamiento o desempeño. Dios te ama incluso cuando haces cosas malas, ¡incluso cuando pecas contra Él! Eso significa que no importa los errores o pecados que cometas, ¡Dios te sigue amando!

¿Por qué es importante para mí?

El amor de Dios por ti no cambia y es inquebrantable. El amor de Dios por ti es incondicional y eterno. Esto significa que no importa lo que ocurra en tu vida o en el mundo que te rodea, Dios siempre estará ahí para consolarte y cuidarte. Cuando las cosas van bien o cuando parece que se desmoronan a nuestro alrededor, podemos confiar en el amor indefectible de Dios para que nos sostenga durante toda nuestra vida.

Recomendado:  Bosquejo Bíblico De Lucas 10:20

¿Qué voy a hacer al respecto?

Al reflexionar sobre el pasaje, considera cómo podrías aplicarlo a tu vida. Considera las formas en que puedes mostrar el amor a Dios y ser una bendición para los demás.

¿Qué voy a hacer al respecto?

  • Ser una bendición para los demás. Tus acciones demuestran tu amor a Dios cuando se usan para buenos propósitos en el mundo. ¿Cómo puedes ser una bendición para la gente que te rodea? ¿Cómo pueden tus palabras traer esperanza y ánimo a sus vidas? ¿Qué actos de servicio les darán un recordatorio tangible de la bondad de Dios hacia ellos? Considera compartir este mensaje con alguien que necesite una palabra de aliento de alguien que conozca (o incluso que no conozca).
  • ¡Sé una bendición para ti mismo! A menudo olvidamos que nosotros también necesitamos bendiciones. ¿Qué áreas de tu vida podrían necesitar un poco de atención extra de Dios hoy? ¿Hay alguna área en la que Su luz se ha atenuado por el pecado u otras distracciones mundanas - quizás causando sentimientos heridos, estrés o pensamientos negativos sobre ti mismo u otros a tu alrededor?

Para llevar:

Espero que este estudio te haya ayudado a entender que el amor de Dios por ti no cambia. Dios te ama incondicionalmente y nunca dejará de amarte. Su amor por ti es permanente, inmutable, incondicional y para siempre.

Recuerda que el amor de Dios por ti no depende de tus acciones o buenas obras. Si alguien se pregunta por qué debe servir a Dios o por qué debe obedecerle, es por lo que él ha hecho por nosotros. Envió a su único hijo, Jesucristo, para que muriera en nuestro lugar y pudiéramos tener vida eterna con él en el cielo.

Recomendado:  Historia De Nehemías En La Biblia

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Estudio Bíblico De Malaquías 1:13 puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir