Estudio Bíblico De Lucas 20

La Biblia está llena de historias y parábolas que pretenden enseñarnos lecciones importantes. Una de esas historias es la de Lucas 20, que cuenta la historia de dos hombres que fueron enterrados en la misma tumba, pero que tuvieron destinos muy diferentes.

En esta lección, exploraremos lo que la Biblia dice sobre la muerte y la resurrección, y por qué la vida y la muerte de Jesús en la cruz son fundamentales para nuestra salvación.

Índice de Contenido
  1. Lectura de la Biblia
  2. Mirando el texto
  3. Mirar los detalles
  4. Leer lo que se habría leído en la época
  5. ¿Qué es una parábola?
  6. ¿De qué trata esta parábola?
  7. ¿Qué dice?
  8. Conclusión:

Lectura de la Biblia

Lee el texto. Léalo dos veces, si es posible. Averigua qué se incluyó en la lengua original y asegúrate de que estás leyendo una traducción que incluya esos detalles.

¿Por qué? Porque a veces se omiten cosas en las traducciones por diferentes razones y porque algunas cosas simplemente no se traducen bien de un idioma a otro (por ejemplo, los modismos).

Al ver lo que se escribió originalmente, podemos tener una mejor idea de lo que Jesús quería que supiéramos sobre este pasaje.

Lee lo que se habría leído en aquella época: El Evangelio de Lucas -y los cuatro evangelios, de hecho- se escribieron como parábolas o relatos para personas que nunca habían oído hablar de Dios; así que también tenemos que examinarlos desde esa perspectiva.

Mira También No mires atrás - Análisis a la luz de la Palabra de Dios No mires atrás - Análisis a la luz de la Palabra de Dios

Lo primero que aprendí al leer mi primera Biblia fue lo poco que sabía sobre la Palabra de Dios; así que no te sientas mal si no entiendes algo inmediatamente: ¡pregúntame! Lo resolveremos juntos 🙂

Así que ahora veamos este pasaje más de cerca...

Mirando el texto

El texto es Lucas 20:9-19, y es una parábola sobre el reino de Dios. El Señor Jesucristo se dirige a unos fariseos que habían venido a interrogarle sobre su enseñanza. Querían que les hablara de la autoridad que se atribuía a sí mismo en relación con Moisés, que había hecho descender la Ley de Dios en el monte Sinaí.

Verás, a estos hombres se les había enseñado que sólo había dos reinos -el cielo y la tierra- y que el reino terrenal de Dios era administrado por Moisés a través de Israel y su sistema político (el sacerdocio).

Jesús les cuenta una historia que ilustra su pretensión de ser Rey sobre Israel: aunque todavía no podían comprender su realeza celestial, sí podían entender lo que quería decir al ser Rey sobre esta nación terrenal -o al menos los que estaban escuchando podían hacerlo-.

Si tomamos Lucas 20 como una unidad completa en lugar de sólo los versículos 9-19 (o incluso sólo el 19), entonces hay varias razones por las que elegiríamos esta parábola en particular de entre todas las posibles en la Escritura.

Mira También Tomar buenas decisiones – Qué implicaciones tuvo para los personajes bíblicos   Tomar buenas decisiones – Qué implicaciones tuvo para los personajes bíblicos  
  • En primer lugar, todas las parábolas comienzan con una introducción en la que se explica quién la contó primero, aunque no se dé directamente como parte de la propia narración (véase Mateo 13:3).
  • En este caso, sin embargo, no encontramos esa información en ningún otro lugar, excepto en el propio pasaje; por lo tanto, debemos suponer que el propio Jesús nos dijo exactamente quién le contó esta historia en particular antes de publicarla aquí.

Mirar los detalles

La palabra parábola viene de una palabra griega que significa "lanzar al lado". Una parábola es una historia con un significado oculto que nos enseña algo sobre Dios, su Reino y cómo vivir en él.

La parábola del hijo pródigo trata de dos hijos que se fueron de casa y despilfarraron sus riquezas. Cuando volvieron a casa, el padre les dio a ambos una cariñosa bienvenida a pesar de que uno de ellos se había arrepentido rápidamente y había vuelto, mientras que el otro se había quedado fuera más tiempo del esperado.

El punto principal de esta parábola es:

  • Dios nos ama tanto que nos perdona sin importar lo que hayamos hecho mal o en qué momento de la vida nos encontremos; ¡todo lo que tenemos que hacer es admitir nuestro error y pedir perdón!

Esta parábola nos enseña varias lecciones, entre ellas:

  • Ser humildes ante Dios
  • Creer en su amor por ti
  • Dejar de lado tu orgullo cuando pides perdón a otros como Dios no deja de amarte sin importar que tan grandes o pequeños puedan parecer tus pecados

Leer lo que se habría leído en la época

Para entender a Lucas, hay que saber qué se leía en aquella época. ¿Qué ocurría en el mundo de Jesús?

  • El texto está escrito en la lengua de la época. Esto significa que se escribió en griego (la lengua que hablaba la gente culta), aunque se ha traducido al inglés para nosotros hoy.
  • El texto está escrito en el estilo de la época. Como he mencionado antes, hay muchos estilos diferentes de escritura que se encuentran a lo largo de la Escritura -expositivo, narrativo y poético entre ellos-, pero la mayoría de los libros del Nuevo Testamento emplean un estilo llamado "relatos" o "historia" (que incluye mucho diálogo). Cuentan historias sobre personas reales que viven vidas reales con problemas reales, como nosotros.

¿Qué es una parábola?

Las parábolas son historias cortas que enseñan una lección. El personaje principal de una parábola suele ser una persona corriente, como un agricultor o un comerciante. Las parábolas suelen utilizar a personas comunes para enseñar lecciones sobre la fe y la moral.

Mira También La última lágrima –  Qué dicen las Sagradas Escrituras La última lágrima – Qué dicen las Sagradas Escrituras

En la Biblia, Jesús contó parábolas a sus discípulos para que pudieran entender el panorama general del plan de Dios para ellos (Lucas 8:4). En otras palabras, Jesús quería que aprendiéramos algo nuevo sobre nosotros mismos y nuestra relación con Dios a través de sus historias.

He aquí algunos ejemplos de parábolas de la Biblia:

  • El hijo pródigo (Lucas 15) - Esta historia nos enseña cómo Dios ama a todos sin importar lo que hayamos hecho o lo lejos que nos hayamos alejado de él;
  • El buen samaritano (Lucas 10) - Esta historia nos enseña lo importante que es ayudar a los demás aunque no sean miembros de nuestra iglesia o comunidad;
  • El sembrador y la cizaña (Mateo 13) - Esta historia nos enseña a no juzgar a los demás sólo por las apariencias, sino a mirar más profundamente en sus corazones, donde se encuentra la verdadera motivación.

¿De qué trata esta parábola?

La parábola del sembrador trata de cómo Dios difunde su Palabra y cómo la reciben diferentes tipos de personas. La parábola de la tierra trata de cómo Dios nos habla a cada uno de nosotros de una manera que podemos entender.

La parábola del trigo y la cizaña trata de cómo Jesús regresará para separar a los que le pertenecen de los que no en su segunda venida (el fin de los tiempos).

En esta parte también discutimos las parábolas del trigo y la cizaña, la levadura, la red y la perla para el estudio bíblico y la enseñanza de Lucas 20:9-19.

¿Qué dice?

"A los pobres los tendréis siempre con vosotros", dijo Jesús. Pero en esta historia, describió un gobierno que sirve a los pobres. ¿Qué significa esto? Significa que el gobierno tiene la autoridad de Dios, y debe ser un servidor del pueblo, no sólo de una parte del pueblo, sino de todo el pueblo. Y significa que el gobierno debe ser un servidor de Dios.

Mira También La autoridad de los discípulos – El poder de Dios en sus Hijos  La autoridad de los discípulos – El poder de Dios en sus Hijos 

Como cristianos, creemos que nuestra fe es más que creer cosas correctas sobre Dios; es también una experiencia con él. Creemos que nos ama y quiere ayudarnos a superar el pecado en nuestras vidas para que podamos vivir plenamente como sus hijos (1 Juan 3:2).

La historia que conté antes fue un ejemplo de cómo esto funcionó en la vida real para mí: cuando necesitaba ayuda con mi problema con la bebida, Jesús me ayudó una y otra vez para sacarme del alcohol de una vez por todas cada vez que intentaba volver (1 Corintios 10).

Conclusión:

En Lucas 19, Jesús está dando una lección sobre la autoridad del gobierno. Los fariseos y los maestros de la ley le criticaban por comer con los pecadores y decían que iba a destruir el templo y reconstruirlo en tres días (19:47-48).

Jesús les dice que están equivocados: él no va a destruir el templo, sino su Padre (19:46). Luego continúa diciendo:

"¿Quién de vosotros le diría a su esclavo, cuyo hijo acaba de llegar de arar o de cuidar las ovejas en el campo, que viniera enseguida a sentarse a la mesa? ¿No le diríais más bien:

"Preparadme la cena mientras yo como y bebo; después podréis comer y beber"? ¿Dais las gracias a Dios por todo? ¿No deberíamos estar agradecidos cuando nos dice cuál es nuestro deber alguien que sabe mejor que nosotros lo que es correcto?

Mira También Lo Superlativo del Amor - Qué Significa Lo Superlativo del Amor - Qué Significa

De hecho, ¿no estamos obligados aún más porque nos ha orientado en este asunto? Al fin y al cabo, si no nos dan instrucciones sobre la mejor manera de vivir nuestra vida ahora, ¿cómo podremos aprender a enfrentarnos a la vida adecuadamente más adelante, cuando las circunstancias cambien de forma drástica o inesperada?

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Estudio Bíblico De Lucas 20 puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir