En Cada Ídolos Hay Un Demonio – Estudio Bíblico

La idolatría es un pecado sobre el que la Biblia nos advierte con frecuencia. De hecho, es uno de los Diez Mandamientos que Dios dio a Moisés en el Monte Sinaí: "No tendrás otros dioses delante de mí" (Éxodo 20:3).

La palabra "ídolo" proviene del griego y significa una imagen o representación de algo que se adora; sin embargo, en los tiempos modernos tendemos a usarla como un término global para cualquier cosa que nos distraiga de Dios.

Aunque este tema puede parecer extraño para algunos que no han pensado en ello antes, la idolatría se ha convertido en algo desenfrenado en nuestro mundo actual, ¡está en proporciones epidémicas! Incluso si usted no cree que hay demonios reales que residen en su casa en este momento (y no creo que los haya), podemos estar de acuerdo en que hay influencias demoníacas detrás de todos estos ídolos. Tenemos que ser conscientes

Índice de Contenido
  1. Introducción:
    1. La idolatría es una epidemia en nuestro mundo, y está llegando a la iglesia.
    2. ¿Qué es un ídolo?
    3. Aunque no creas que hay demonios reales
    4. La Biblia nos advierte muchas veces
    5. ¿Cuáles son algunos ídolos modernos?
    6. Echemos un vistazo a uno muy común.
  2. ¿Cómo detenemos esta progresión natural de la idolatría?
    1. Para llevar:
  3. Conclusión

Introducción:

La idolatría es un tema popular en la iglesia hoy en día. La vemos cuando leemos la Biblia, y la vemos cuando prestamos atención a nuestra cultura. La mayoría de nosotros sabemos lo que es la idolatría cuando vemos o escuchamos a otras personas haciéndolo, pero no muchos de nosotros podemos identificarnos con la idolatría.

Si vas a ser un líder en tu iglesia local, o si vas a ayudar a guiar a otra persona fuera de sus ídolos y hacia la voluntad de Dios para ellos (o para ti mismo), entonces debes entender lo importante que es esta área.

Recomendado:  Cuidado Con La Arrogancia Estudio Bíblico

La idolatría es una epidemia en nuestro mundo, y está llegando a la iglesia.

La idolatría es un asunto espiritual que comienza en el corazón. La idolatría no es sólo una cuestión de estatuas e ídolos; es la adoración de algo que no es Dios. Es una forma de idolatría, ¡y es pecado!

La idolatría se puede ver a nuestro alrededor. La vemos cuando las personas se centran tanto en su carrera que descuidan a su familia; cuando los padres se obsesionan con comprar a sus hijos "lo último y lo mejor" de los juguetes en lugar de pasar tiempo con ellos; o cuando las parejas ponen demasiado énfasis en su apariencia, su estatus social o su popularidad entre los demás en lugar de amarse mutuamente (1 Cor. 7:32-35).

Algunas personas incluso hacen ídolos de cosas como equipos deportivos, coches u otras posesiones. Pero recuerde: todas estas son formas de idolatría: ¡adorar algo que no es Dios como si fueran dioses!

¿Qué es un ídolo?

La idolatría es la adoración de un ídolo o falso dios. Los ídolos son cosas que ponemos en lugar de Dios. Puede que no nos demos cuenta, pero los ídolos pueden ser cualquier cosa: desde nuestras carreras hasta nuestros coches, desde el dinero hasta la fama y los seguidores en las redes sociales. La Biblia nos advierte contra la idolatría porque nos aleja de Dios y nos lleva por un camino peligroso (Deuteronomio 4:15).

Aunque no creas que hay demonios reales

Como sabes, la idolatría es un pecado. Sin embargo, no debemos apresurarnos a juzgar a quienes tienen ídolos en casa. La idolatría puede haber sido una puerta de entrada a otros pecados en sus vidas y ahora están tratando de liberarse de su adicción para poder arrepentirse y ser perdonados.

En cualquier caso, podemos estar de acuerdo en que hay influencias demoníacas detrás de los ídolos en su casa debido a su naturaleza inherente (idolatría) y sus frutos (pecado).

Recomendado:  Nada Es Imposible Para Dios. Estudio Bíblico

Esto significa que si no quieres que los demonios entren en tu vida o influyan en otros a tu alrededor, es mejor no solo deshacerse de estos objetos sino también arrepentirse de los pecados que te llevaron hasta ellos

La Biblia nos advierte muchas veces

La Biblia nos advierte muchas veces que nos alejemos de los ídolos y la idolatría.

  • Aléjate de los ídolos, dice Deuteronomio 4:15.
  • Aléjate de ellos, dice Deuteronomio 7:25.
  • No aprendas los caminos de otras naciones, dice 2 Reyes 18:4-6. Tampoco debes ser como ellos y adorar a sus dioses (ídolos).

¿Cuáles son algunos ídolos modernos?

Los ídolos modernos son muchos, y vienen en todas las formas y tamaños. La mayoría de ellos son cosas que amamos tanto, que nos olvidamos de Dios.

  • Los medios sociales: Puede ser fácil dejarse absorber por el mundo de Facebook, Twitter e Instagram. Las amistades comienzan en las redes sociales, pero también pueden alejarnos de nuestras amistades en la vida real.
  • Juegos de azar: Vivimos en un país donde el juego es legal, pero es un ídolo si eres adicto a él.

Echemos un vistazo a uno muy común.

Echemos un vistazo a una muy común: las redes sociales. Internet, en general, puede ser un ídolo. Puede convertirse en una distracción de cosas más importantes como pasar tiempo con tu familia o leer la Biblia cada día.

Internet también puede ser una fuente de falsos dioses y adorarlos en lugar de a Dios.

  • Por ejemplo, hay muchas personas que pasan horas cada día viendo videos de YouTube o jugando juegos en sus teléfonos en lugar de pasar su tiempo con Dios o hacer algo productivo para sus vidas. ¡Sé que he caído en esta trampa antes y tuve que hacer cambios en mi vida para que no volviera a suceder!
Recomendado:  Nunca Te Canses De Hacer El Bien - Reflexión Bíblica

¿Cómo detenemos esta progresión natural de la idolatría?

El arrepentimiento es el primer paso. ¿De qué necesitas arrepentirte?

  • Necesitas arrepentirte de hacer ídolos de personas, lugares, cosas o ideas.
  • Necesitas arrepentirte de pensar que el diablo puede darte cualquier cosa.
  • No tienes que tener miedo o vergüenza porque Dios ama y perdona a todos los que se alejan de su pecado y vuelven a Él con corazones puros llenos de fe.

Para llevar:

La idolatría es la adoración de cualquier cosa que no sea Dios. Es una forma de adulterio espiritual, por la que engañamos a nuestro Esposo divino con un falso amante. Es fácil caer en la idolatría; ¡está en todas partes y siempre disponible a bajo costo! ¡Incluso podemos comprarla en línea en forma de música y películas!

Pero si queremos liberarnos de esta esclavitud y renovar nuestra fe en Dios, hay que dar algunos pasos importantes:

Arrepentimiento:

Debemos arrepentirnos de la idolatría confesando nuestro pecado ante Dios y pidiendo perdón por lo que hemos hecho mal. Esto incluye romper todas las fortalezas demoníacas que vinieron de esa acción o decisión idolátrica pasada.

Oración:

Debemos orar pidiendo fuerza a Dios para que nos libre de la tentación cuando vuelva a aparecer (Santiago 4:7). Ora especialmente para que te guíe sobre qué cosas podrían tratar de convertirse en un ídolo para ti, y luego ponlas fuera de tu alcance hasta que estés listo para ellas de nuevo más adelante.

Fe renovada:

Finalmente, una vez que estas fortalezas han sido rotas a través del arrepentimiento y la oración... ¡necesitamos una fe renovada en Jesucristo para que Él pueda gobernar cada área de la vida una vez más!

Conclusión

Entonces, ¿qué hacemos? ¿Qué puedes hacer tú? La respuesta es sencilla: arrepentirse y volver a Dios. Si te encuentras sucumbiendo a la idolatría, rompe rápidamente estas fortalezas demoníacas con arrepentimiento, oración y una fe renovada en Dios.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a En Cada Ídolos Hay Un Demonio – Estudio Bíblico puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir