El Peligro De Ceder Terreno Al Enemigo Según La Biblia

La Biblia dice en Josué 24:15: "Elige hoy a quién servirás. En cuanto a mí y a mi casa, serviremos al Señor". Este versículo nos recuerda que debemos elegir qué tipo de vida vamos a vivir. La palabra "elegir" implica que hay opciones, buenas y malas; pero si quieres vivir una vida exitosa, entonces debes elegir el camino de Dios sobre cualquier otra opción que se te presente.

El Peligro De Ceder Terreno Al Enemigo

Índice de Contenido
  1. No ceder nunca el terreno al enemigo
  2. Cuál es el peligro de ceder terreno al diablo
  3. Ceder terreno al enemigo es peligroso
  4. Nunca permitas que el enemigo tenga ni siquiera un poco de terreno en tu vida
  5. Nunca entregues ninguna parte de tu vida al diablo
  6. Asegúrate de no entregar ninguna parte de tus relaciones, finanzas, trabajo, carrera y demás al diablo
  7. Debes tener cuidado con lo que dices
  8. Cuando hablas de la vida, del éxito, de la victoria y de todo lo que lleva al éxito en la vida, no le das espacio al enemigo.
  9. Deja de culpar a Dios y a otros por tus fracasos
  10. Averigua si has entregado alguna parte de tu vida al diablo ahora mismo, ya que aún no es tarde. Busca el perdón.
  11. Debemos tener cuidado de no ceder terreno al enemigo.
  12. Conclusión

No ceder nunca el terreno al enemigo

"No le des terreno al enemigo en tu mente, corazón, vida o relaciones. Si haces eso, él se apoderará de todo. Se apoderará de todo.  El diablo solo puede tomar lo que tu le das. Le das terreno al tener pensamientos negativos sobre ti mismo y sobre los demás, al enojarte cada vez que alguien hace algo malo (no importa si fue intencional o no), al sentir celos del éxito de otras personas en la vida o en el trabajo, ¡y así sucesivamente!

La lista es interminable. Pero hay una cosa que todos tenemos en común: todos somos seres humanos que se equivocan de vez en cuando; todos cometemos errores de vez en cuando; todos merecemos el perdón (y a veces más de una vez). Si alguien tiene el valor suficiente para perdonarme por mis errores, me gustaría que lo hiciera porque eso me ayuda a ser una persona más fuerte y más sabia el año que viene, sin falta".

Cuál es el peligro de ceder terreno al diablo

Cuando cedas terreno al enemigo, perderás tu paz. Cuando Jesús dijo a sus discípulos que todo el que quiera seguirle debe negarse a sí mismo, tomar su cruz y seguirle, dijo que si lo hacían, encontrarían descanso para sus almas (Mateo 11:28-30). La Biblia dice "El Señor es mi pastor; nada me falta" (Salmos 23:1).

Recomendado:  Los Ataques Y La Oposición Espiritual

El significado hebreo de este versículo es "nada me faltará". No significa que tendremos todo lo que deseamos, sino que nuestras necesidades serán satisfechas porque Dios suple todas nuestras necesidades según sus riquezas en gloria por medio de Cristo Jesús (Fil 4:19).

Cuando cedas el terreno al enemigo, perderás tu poder. Cuando alguien cede el control de algo sobre lo que tiene autoridad -como una cuenta bancaria o un hijo- ya no tiene acceso a esas cosas que antes estaban bajo su control; ¡ya no puede usarlas como quiera ni ordenar su comportamiento de ninguna manera!

Del mismo modo, cuando los cristianos renuncian al control de sus vidas y permiten a Satanás una mayor libertad, entonces han perdido mucho más que algunos recursos financieros - ¡también han perdido la autoridad espiritual sobre sus vidas!

Esto no significa sin embargo que todas las cosas son ahora juego limpio para la manipulación de Satanás - al igual que cuando se juega al baloncesto con los amigos puede haber momentos en que uno de los miembros se deja llevar por la emoción después de perder demasiados juegos ... ¡debemos recordar quién está realmente dirigiendo las cosas aquí en todo momento!

Ceder terreno al enemigo es peligroso

Ceder terreno al enemigo es peligroso. Debemos tener mucho cuidado de no ceder terreno al enemigo. No debemos dejar que el enemigo tenga ni siquiera un poco de terreno en nuestras vidas, porque lo usará como una oportunidad para ganar más y más territorio. Él vendrá y tomará más y más de nosotros, si le permitimos tener lo que quiere al principio. No debemos dar ninguna parte de nuestra vida al diablo.

Nunca permitas que el enemigo tenga ni siquiera un poco de terreno en tu vida

Uno de los mayores errores que puedes cometer es dejar que el enemigo tenga aunque sea un poco de terreno en tu vida. "¡Nunca les des terreno!" dice Jesús. (Mateo 6:13) Si Satanás no tiene lugar en tu vida, entonces no puede hacerte ningún daño.

Así que si sientes que algo está mal en tu vida, pregúntate si hay algún área donde Satanás podría estar operando a través de este problema. ¿Hay algo que podría estar permitiéndole el acceso o incluso un punto de apoyo en su mundo? Si es así, ¡elimínalo AHORA! No tienes nada que perder al hacer esto, ¡y todo que ganar!

Nunca entregues ninguna parte de tu vida al diablo

Un aspecto clave para no ceder nunca el terreno al enemigo es negarse a permitirle participar en tu vida. Eso no significa que no puedas comer un caramelo de vez en cuando o disfrutar de la televisión, pero cuando se trata de tus relaciones, tus finanzas, tu carrera profesional y tu salud, y especialmente tu mente, el diablo no tiene nada que hacer.

Recomendado:  Predica Para Animar Y Fortalecer

Asegúrate de no entregar ninguna parte de tus relaciones, finanzas, trabajo, carrera y demás al diablo

Renunciar a tus sueños, a tu matrimonio y a tus hijos es una cosa. Pero renunciar a tus finanzas, a tu carrera y a tu salud es otra cosa. El enemigo quiere apoderarse de tu vida haciendo que renuncies a todo lo que te importa. La Biblia dice en 1 Pedro 5:8: "Sed sobrios; velad [contra la tentación]; porque vuestro adversario el diablo anda como león rugiente [buscando a quien devorar], buscando a quien devorar".

Si no nos mantenemos firmes frente a la tentación, si no nos aseguramos de mantenernos firmes en nuestra fe en Cristo (cf. 2 Corintios 10:3-5), entonces no son sólo nuestros sueños o carreras los que podrían ser arrasados: ¡podrían ser nuestros matrimonios o incluso nuestras vidas!

Debes tener cuidado con lo que dices

Debes tener cuidado con lo que dices. También debes tener cuidado con lo que piensas, haces y permites en tu vida. Si le das al enemigo algún terreno en tu vida, él se apoderará de ella. Es como una semilla que ha sido plantada porque si crece y empieza a florecer y producir frutos, entonces eso significa que ya no hay nadie que la saque de la tierra.

Puede crecer hasta convertirse en algo más grande de lo que podríamos imaginar si la dejamos florecer. Por eso debemos estar en guardia todo el tiempo para no ceder terreno, porque una vez que algo se pone en marcha o empieza a crecer, ¡seguirá creciendo hasta que no quede nada más que la destrucción!

Cuando hablas de la vida, del éxito, de la victoria y de todo lo que lleva al éxito en la vida, no le das espacio al enemigo.

Cuando se habla de la vida, del éxito, de la victoria y de todo lo que lleva al éxito en la vida, no se le da espacio al enemigo. Cuando hablamos de este tipo de cosas, estamos hablando de nuestro testimonio. Estamos hablando del testimonio de la obra de Dios en nuestras vidas y de cómo nos ha sido fiel. Esto se convierte en un terreno muy peligroso cuando nos permitimos entrar en un área donde hay un conflicto entre lo que Dios dice y lo que el diablo dice. Permítanme explicar esto más adelante:

Si digo algo negativo o critico el testimonio de otra persona o su caminar cristiano (su relación con Cristo) sin conocer todos los hechos, entonces estoy dando terreno a mi enemigo abriéndome al ataque de él. Así que cada vez que te escuches a ti mismo diciendo algo negativo sobre el testimonio o el caminar cristiano de otra persona sin tener todos los hechos claros primero... ¡Deja de hacerlo! Le has dado terreno a él (el diablo) para que venga contra tu propio testimonio en Jesucristo.

Recomendado:  Estudio Bíblico De Apocalipsis

Deja de culpar a Dios y a otros por tus fracasos

No estás solo si tienes problemas con esto. Yo solía culpar a Dios por mis fracasos, y durante años, eso me enfadaba. Pero me di cuenta de que lo que me hacía fracasar era yo mismo y mi propio pecado, no la incapacidad o la falta de voluntad de Dios para ayudarme a tener éxito.

Cuando empezamos a culpar a otros por nuestros defectos, en realidad estamos dando al enemigo terreno en nuestras vidas. Cuando nos culpamos a nosotros mismos por nuestros errores, también le damos terreno porque nos hace pensar en todas las cosas que podríamos haber hecho de manera diferente en lugar de enfocarnos en lo que realmente importa: Jesucristo.

Averigua si has entregado alguna parte de tu vida al diablo ahora mismo, ya que aún no es tarde. Busca el perdón.

Ceder terreno al enemigo puede parecer una actividad inofensiva, pero puede ser muy peligrosa. Si has cedido alguna parte de tu vida al diablo ahora mismo, ya que no es demasiado tarde. Busca el perdón si lo has hecho. Busca el perdón de Dios y busca el perdón de aquellos a los que has hecho daño.

Debemos tener cuidado de no ceder terreno al enemigo.

Cuidar de no entregar ninguna parte de tu vida al diablo es una lección que te servirá durante toda tu vida. A medida que seas capaz de resistir sus avances, él se irá debilitando. Sin embargo, cuando cedemos terreno al enemigo, éste se hace más fuerte. Debemos tener cuidado de no ceder terreno en ninguna área de nuestra vida; de lo contrario, perderemos nuestra paz y alegría.

Cuando somos tentados por Satanás o por uno de sus demonios, nos puede ayudar si recordamos estos versículos de la Biblia: "Nadie que haya nacido de lo alto practica el pecado" (1 Juan 3:9) y "Si alguien peca, es que ha llegado una nueva creación: La vieja ha desaparecido". (2 Corintios 5:17).

Conclusión

Es importante señalar que la Biblia no dice que ceder terreno al enemigo sea un pecado en sí mismo. Sin embargo, sí advierte que no hay que permitir que se ceda el terreno. Cuando haces esto, te conviertes en un blanco fácil para los ataques y tentaciones de Satanás. Debes resistir continuamente estos ataques si quieres evitar ceder el terreno cuando llamen a tu puerta.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a El Peligro De Ceder Terreno Al Enemigo Según La Biblia puedes visitar la categoría Predicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir