Debemos Limpiar Para Santificar

Ha sido una semana larga y no parece que vaya a mejorar. Has tenido a varias personas en tu vida que han entrado en tu casa, han comido, han bebido café y han derramado cosas. ¡No has tenido la oportunidad de limpiar porque has estado muy ocupado! pero ahora que las cosas se están calmando, es el momento de hacer una limpieza profunda. Tengo una receta sencilla para limpiar tu alma y alejar la energía negativa.

Debemos Limpiar Para Santificar

Índice de Contenido
  1. ¿Te has preguntado alguna vez por qué no podemos tirar la basura como hacen los paganos?
  2. Porque así es como llegamos, y como fuimos creados. El mundo fue creado con cuidado, y hay que cuidarlo de esa manera.
  3. Si un espacio ordenado te ayuda a mantenerte concentrado en tus objetivos y proyectos.
  4. Algunas personas dicen que no es necesario limpiar, pero esto no es cierto, porque no debemos desperdiciar las cosas.
  5. Funciona para ti, funciona para tus hijos y funciona para tu hogar.
  6. Te hace ser más productivo que tu yo desordenado de antes.
  7. Nadie quiere levantarse temprano y limpiar la casa, pero si no limpia su casa podría perder su hogar por el pecado.
  8. Una casa limpia lleva a una vida limpia
  9. Conclusión

¿Te has preguntado alguna vez por qué no podemos tirar la basura como hacen los paganos?

¿Te has preguntado alguna vez por qué no podemos tirar la basura como hacen los paganos? ¿O por qué no nos dejamos enterrar en un ataúd o en un sudario como hacen ellos? ¿O por qué debemos construir elaboradas estructuras alrededor de nuestros cadáveres, y luego utilizarlas como excusa para pasar la mitad de nuestras vidas sentados con ellos, al menos una vez a la semana? Estas cosas son por nuestro propio bien. Evitan que seamos paganos, salvajes y animales. No somos bárbaros; esto es lo que nos separa de ellos.

Porque así es como llegamos, y como fuimos creados. El mundo fue creado con cuidado, y hay que cuidarlo de esa manera.

Dios creó el mundo y nosotros fuimos creados para cuidarlo. Somos los administradores de este hermoso planeta y de todos sus habitantes. Debemos limpiar para santificar, porque así es como llegamos, y como fuimos creados. El mundo fue creado con cuidado, y tenemos que cuidarlo de esa manera.

Si un espacio ordenado te ayuda a mantenerte concentrado en tus objetivos y proyectos.

  • Si un espacio ordenado te ayuda a mantener la concentración en tus objetivos y proyectos.
  • Si una casa sucia te hace sentir abrumado, cansado y malhumorado.
  • Si una casa limpia te ayuda a relajarte y a desconectar por la tarde para poder dormir mejor por la noche.

La limpieza es uno de los siete hábitos de las personas altamente eficaces (HEP). La limpieza está al lado de la piedad.

Algunas personas dicen que no es necesario limpiar, pero esto no es cierto, porque no debemos desperdiciar las cosas.

Algunas personas dicen que no es necesario limpiar, pero esto no es cierto, porque no debemos desperdiciar las cosas ni dejar que se pudran. Si tienes una silla vieja u otro mueble, ponlo en el patio y déjalo allí durante mucho tiempo. Se cubrirá de polvo y suciedad, y con el tiempo se pudrirá y se desmoronará.

Mira También Evangelismo Personal E Interactuado El Evangelismo Personal E Interactuado

Funciona para ti, funciona para tus hijos y funciona para tu hogar.

Debemos limpiar para santificar. No puedes tirar la basura como hacen los paganos. Debes limpiar para purificarte a ti mismo y a tu hogar. Tus hijos aprenderán sus lecciones de ti, así que asegúrate de que se les enseñe correctamente limpiando después de ti y haciendo un trabajo minucioso.

Limpiar la casa no sólo es bueno para ti, sino también para la salud de tus hijos. Cuando no nos limpiamos a nosotros mismos o a nuestra casa lo suficientemente bien, podemos enfermar... ¡o incluso morir! Puede sonar extremo, pero te cuento lo que he aprendido de los expertos que han estudiado ampliamente este tipo de cosas en sus trabajos de investigación (que enviaré si alguien quiere).

Te hace ser más productivo que tu yo desordenado de antes.

La limpieza está al lado de la piedad, y también es una parte importante de la productividad. Una casa limpia te llevará a tener una mente limpia y un cuerpo sano. Incluso puede que seas más feliz.

He aquí por qué:

  • La limpieza conduce a la organización. Si tienes una casa desordenada, habrá cosas por todas partes, desde ropa en el suelo hasta platos sucios en el fregadero. Tu cerebro se confunde cuando intenta navegar entre el desorden porque todo parece igual. Cuando eliminas ese desorden y organizas las cosas en cubos, cajones o cestas, tu cerebro puede ver lo que necesita atención (y lo que no). Esta claridad hace que te sea mucho más fácil concentrarte en el trabajo porque ahora no te esfuerzas tanto por pasar cada día como si fuera una carrera de obstáculos: tienes lugares para todo y ya no es difícil encontrarlos. ¡Es como la magia!

Nadie quiere levantarse temprano y limpiar la casa, pero si no limpia su casa podría perder su hogar por el pecado.

Puede que no sea la tarea más emocionante, pero la verdad es que la limpieza de su casa es una parte clave para mantener una vida piadosa. Si usted no limpia su casa, se llenará de pecado y suciedad. Si una persona vive en un lugar tan sucio, perderá su casa por el pecado.

La limpieza no se trata solamente de mantener las cosas ordenadas - también se trata de hacer lo que es correcto y bueno para uno mismo y para los demás. Es importante mantener todo a tu alrededor limpio para que Dios pueda bendecirte con éxito y felicidad.

Mira También Movimiento Apostólico Y Profético El Movimiento Apostólico Y Profético

Una casa limpia lleva a una vida limpia

La limpieza está al lado de la piedad. La Biblia lo dice. Incluso si no crees en Dios, la limpieza de tu casa tendrá un efecto positivo en tu vida, tanto física como mentalmente. Vivir limpio significa vivir en un entorno limpio, y tener un cuerpo sano nos mantiene mentalmente agudos. No sólo debemos mantener nuestras casas limpias, sino también mantener la higiene personal duchándonos todos los días o, al menos, lavándonos las manos antes de las comidas.

También debemos ser conscientes de las palabras que elegimos cuando hablamos de limpieza; por ejemplo, cuando decimos "limpio" en lugar de "sucio" o "impuro". Esto ayuda a evitar que entren en nuestra mente pensamientos negativos que podrían causar problemas más adelante (o incluso hoy).

Conclusión

En conclusión, podemos decir que la limpieza es necesaria e importante. No se trata sólo de higiene y orden, sino también de una forma de vida. Limpiar tu casa puede ayudarte a mantenerte concentrado en tus objetivos y proyectos, porque te hace más productivo que tu antiguo desorden. Así que no desperdicies las cosas ni dejes que se pudran; asegúrate de que se cuidan adecuadamente.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Debemos Limpiar Para Santificar puedes visitar la categoría Prédicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir