Cuidados por la Trinidad – Qué nos enseña la biblia acerca de este tema

Cuidados por la Trinidad hace referencia al hecho de que tenemos un protector en nuestra vida como Hijos de Dios, ya que cuando Jesucristo ascendió a los cielos, nos dejó el Espíritu Santo, quien es nuestro consolador. Para entender el misterio de la Trinidad es necesario que sepamos que somos un ser tripartito compuesto de Alma, Espíritu y Cuerpo, y de la misma manera se presenta Dios en nuestra vida mediante el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Estos tres son uno solo y se manifiestan de forma distinta en nuestra vida con un propósito.

Te invito a leer: El derramamiento prometido del Espíritu Santo – Cómo se manifiesta

Índice de Contenido
  1. Cuidados por la Trinidad – Qué nos enseña la biblia acerca de este tema
  2. Miembros de la Trinidad
    1. 1.- El Padre
    2. 2.- El Hijo
    3. 3.- El Espíritu Santo

Cuidados por la Trinidad – Qué nos enseña la biblia acerca de este tema

Resulta complicado tratar de explicar el significado de lo que es la Trinidad, ya que es uno de los misterios de Dios. Sin embargo en la biblia existen diferentes pasajes que nos pueden ayudar a descifrar dicho misterio y aclarar las dudas que tengamos al respecto.

Humanamente es difícil comprender el hecho de que Dios, siendo uno, único, puede manifestarse en tres: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Por lo cual tenemos que escudriñar la palabra e ir indagando para poder conocer el sentido de este tema tan interesante pero al mismo tiempo difícil de explicar.

Lo que sí es cierto y claro es que para poder comprender los misterios de Dios, debemos tener abiertos los ojos espirituales y tener la disposición del corazón para comprenderlo sin hacer tantos cuestionamientos humanos y racionales, ya que lo que para el hombre es imposible y limitado, para Dios es posible, tal como lo expresa la palabra: “Él les dijo: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios” (Lucas 18:27)

En este sentido, debemos comprender que para Dios todo es posible y además él es soberano y hace como él quiere, cuando quiere y como quiere. Así que solo nos queda pedirle su dirección para poder comprender el propósito que tenemos en este mundo, sabiendo que somos cuidados por la Trinidad. Esto es un hecho tangible que debemos tomar para nosotros como un regalo divino, ya que somos cristianos por fe y esa fe nos acerca a Dios y a su verdad.

Mira También Perdónate a ti mismo – Qué nos dice la biblia Perdónate a ti mismo – Qué nos dice la biblia

Así que la Trinidad es un Dios constituido por tres personas. Pero esto no quiere decir que son tres dioses y el término “Trinidad” aunque no aparece en la biblia, no es malo usarlo, ya que hace referencia a que Dios son tres personas en una, por decirlo de alguna manera. Es decir son tres personas coexistentes y coeternas. Al respecto en la biblia podemos encontrar diferentes pasajes que argumentan lo expuesto anteriormente:

  • Deuteronomio 6:4 “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es”
  • Génesis 1:26 “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra"

Por otro lado, en el libro de Génesis 1:1, se utiliza el nombre plural "Elohim". Que hace referencia a la trinidad. De igual forma en el libro de Génesis 1:26; 3:22; 11:7 y en Isaías 6:8, se emplea el pronombre plural para "nosotros". Así que no quedan dudas de que "Elohim" y "nosotros" hacen referencia a más de dos. A pesar de que esto no es un argumento tangible y explícito acerca de la trinidad, resalta el hecho de la pluralidad en Dios.

Para poder profundizar sobre este tópico, hay que resaltar que la palabra Elohim es un término hebreo que denota Trinidad. En el libro de Isaías 48:16 y 61:1, podemos apreciar que el Hijo está hablando mientras hace referencia al Padre y al Espíritu Santo: “Acercaos a mí, oíd esto: desde el principio no hablé en secreto; desde que eso se hizo, allí estaba yo; y ahora me envió Jehová el Señor, y su Espíritu”

Si lo comparamos con el libro de Lucas 4:14-19 podremos percatarnos de que es el Hijo hablando: “Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor. Y enseñaba en las sinagogas de ellos, y era glorificado por todos”

De igual forma el libro de Mateo 3:16-17 describe el evento del bautismo de Jesús. En este se puede observar a Dios, el Espíritu Santo descendiendo sobre Dios, el Hijo mientras Dios, el Padre proclama Su complacencia en el Hijo:
“Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él. Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia”

Miembros de la Trinidad

Los miembros de la Trinidad se diferencian el uno del otro en distintos pasajes: En el Antiguo Testamento, el término "SEÑOR" se diferencia de "Señor" tal como lo podemos apreciar en los siguientes pasajes:
“Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos”(Génesis 19:24; Oseas 1:4).

Mira También Traza tu perímetro y reconoce tu pecado   Traza tu perímetro y reconoce tu pecado  
Cuidados por la Trinidad
Cuidados por la Trinidad

Te puede interesar leer: Herramientas de poder - Dones Otorgados por Dios a sus Hijos

En este punto, El SEÑOR tiene un "Hijo" tal como lo podemos apreciar en el salmo 2:7 “Yo publicaré el decreto; Jehová me ha dicho: Mi hijo eres tú; Yo te engendré hoy”

De igual forma encontramos que El Espíritu Santo se diferencia del "SEÑOR", y esto se puede observar en el siguiente pasaje: “Y Jehová dijo a Moisés: Toma a Josué hijo de Nun, varón en el cual hay espíritu, y pondrás tu mano sobre él”(Números 27:18) y del mismo "Dios": “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí. No me eches de delante de ti, Y no quites de mí tu santo Espíritu Vuélveme el gozo de tu salvación, Y espíritu noble me sustente” (Salmos 51:10-12). De esta forma, Dios el Hijo se distingue de Dios el Padre: “Yo publicaré el decreto; Jehová me ha dicho: Mi hijo eres tú; Yo te engendré hoy” (Salmos 45:6-7)

En el Nuevo Testamento, podemos encontrar en el libro de Juan 14:16-17 donde Jesús le ruega al Padre que envíe un Consolador, el Espíritu Santo. Lo cual muestra que Jesús no se consideraba a sí mismo como el Padre o el Espíritu Santo, tal como se evidencia en el siguiente pasaje:

“Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros”

De esta forma, cada miembro de la Trinidad es Dios: El Padre es Dios, El Hijo es Dios y El Espíritu Santo es Dios. Así que en la Trinidad podemos encontrar que existe la subordinación y la Escritura muestra que el Espíritu Santo está subordinado al Padre y al Hijo, y el Hijo está subordinado al Padre. Esta constituye una relación interna, y no niega la deidad de ninguna persona de la Trinidad. Esta es solo un área que nuestras mentes finitas y naturales no pueden entender con relación al Dios infinito.

Mira También Mentalidad celestial y sermones – Qué significa una vida en Cristo Mentalidad celestial y sermones – Qué significa una vida en Cristo

En este sentido, los miembros individuales de la Trinidad tienen diferentes asignaciones y para comprenderlas es importantes verlas por separado:

1.- El Padre

El Padre es el recurso o causa principal del Universo, la revelación divina, la salvación y las obras de Jesús como hombre, y El Padre ponen en marcha todas estas cosas, esto se puede evidenciar en el siguiente pasaje:

"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. 17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él" (Juan 3:16-17)

2.- El Hijo

El Hijo es el agente mediante quien el Padre realiza las siguientes obras: La creación, revelación divina, mantenimiento del universo y la salvación. Así que El Padre hace posible todas estas cosas mediante su Hijo Jesús, quien se manifiesta como su agente. Al respecto la palabra lo muestra claramente en el siguiente pasaje: "que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación" (1ª Corintios 8:6)

3.- El Espíritu Santo

El Espíritu Santo es el medio por el cual el Padre realiza las siguientes obras: La creación, mantenimiento del universo, la revelación divina, la salvación y las obras de Jesús cuando estuvo  aquí en la tierra. De este modo, El Padre hace todas estas cosas por el poder del Espíritu Santo. Existen muchos pasajes donde se puede evidenciar esto, uno de ellos es este pasaje:

"Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas" (Génesis 1:2)

Mira También Ocupados en buenas obras - Qué significan estas obras a la luz de la Palabra Ocupados en buenas obras - Qué significan estas obras a la luz de la Palabra

A manera de conclusión se puede afirmar que El Padre es Dios, el Hijo es Dios, y el Espíritu Santo es Dios. Sin embargo, existe un solo Dios y esa es la doctrina bíblica de la Trinidad. No podemos entender en su totalidad el misterio de la Trinidad porque la mente humana es limitada y racional. Pero este misterio revela la superioridad, majestad y Soberanía de Dios y eso es lo que debemos internalizar, ya que la misma palabra nos exhorta de que no seamos sabios en nuestra propia opinión porque el que da la sabiduría es Dios, tal como se expresa en su palabra:

"¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos! Porque ¿quién entendió la mente del Señor? ¿O quién fue su consejero?" (Romanos 11:33-34).

Puedes leer: Herramientas de poder - Dones Otorgados por Dios a sus Hijos

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cuidados por la Trinidad – Qué nos enseña la biblia acerca de este tema puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir