Crecimiento Personal Y Autoestima En Cristo

Hablaremos de crecimiento personal y autoestima en Cristo. En todas partes alguien habla de ella. Pero, ¿qué significa? ¿Y cómo podemos tener una verdadera autoestima en Cristo? No hay duda de que si tu vida ha sido como la mía, has tenido algún tipo de trauma en algún momento de tu vida, ya sea abuso físico o verbal.

Si eres como yo, el trauma dejó una herida que nunca pareció sanar - ¡pero con Cristo todo es posible! ¡Hablemos de cómo encontrar el crecimiento personal y la autoestima a través de la palabra de Dios!

Crecimiento personal y autoestima

Índice de Contenido
  1. Qué hacer con las mentiras
  2. Qué hacer con el dolor
  3. La curación comienza con el perdón
  4. Confiar en Dios
  5. Crece en lo que Dios quiere que seas
  6. Con Cristo podemos superar cualquier cosa.
  7. Cómo encontrar crecimiento personal y autoestima en Cristo
  8. Conclusión

Qué hacer con las mentiras

Cuando mentimos, no estamos diciendo la verdad. Cuando decimos mentiras, nuestras relaciones con otras personas se dañan y se rompen. Lo mismo ocurre con nuestra relación con Dios. Cuando mentimos, se daña nuestra relación con Él porque ya no puede confiar en nosotros.

Cuando tienes una conversación con alguien y te dicen algo que no es cierto, ¿cómo te hace sentir eso? Probablemente te hace preguntarte si realmente era tu amigo en primer lugar o si era digno de confianza en absoluto. También hace que sea más difícil ser honesto cuando se habla con ellos en el futuro porque no hay una base real de confianza entre las dos partes involucradas.

Cuando alguien es digno de confianza y fiable en todas las ocasiones posibles (lo que no siempre es posible, pero debería serlo), entonces los que le rodean saben exactamente que se puede confiar en él en cualquier situación; ¡siempre se podrá contar con esa persona para cualquier cosa que pueda surgir más adelante también!

Recomendado:  Dejando De Ser Niños Para Crecer En Cristo

Qué hacer con el dolor

  • El dolor forma parte de la experiencia humana. Puedes encontrarte en circunstancias en las que te sientas herido, o tu corazón esté roto.
  • El dolor es un regalo de Dios. Nos recuerda que no somos inmortales y que la vida tiene un final. Recordar nuestra propia mortalidad nos ayuda a tomar decisiones sabias mientras estamos vivos en esta tierra.
  • El dolor nos recuerda que debemos buscar a Dios y su consuelo en momentos de necesidad. Cuando nos enfrentamos al dolor o a la pena, podemos buscar consuelo en nuestro Señor, que siempre estará ahí para nosotros, como nos ha prometido en su Palabra: "Nunca te dejaré ni te abandonaré" (Hebreos 13:5).

La curación comienza con el perdón

Para encontrar crecimiento personal y autoestima en Cristo debes perdonar. El perdón es un proceso. No es sólo decir: "Te perdono". No es olvidar. No es una condena de la otra persona o de ti mismo: estás reconociendo que todos somos pecadores que necesitamos la gracia y la misericordia de Dios, que nos perdona por medio de Cristo.

El perdón no significa fingir que lo que pasó no sucedió o ignorar el dolor o los sentimientos relacionados con ello; más bien, significa que somos capaces de mirarnos a nosotros mismos con honestidad y decir "Sé que soy imperfecto", mientras que también miramos a la otra persona con honestidad y decimos "Ellos también son imperfectos".

El perdón no es olvidar lo que pasó; es recordar lo que pasó y al mismo tiempo avanzar en la vida con esperanza y paz debido a nuestra condición compartida de seres humanos imperfectos que han sido perdonados por Dios a través de su Hijo Jesucristo.

Recomendado:  Los Consejos De Dios

Confiar en Dios

  • Confía en el amor de Dios: "Yahveh es clemente y compasivo, lento a la cólera y rico en amor. Yahveh es bueno con todos; se compadece de todo lo que ha hecho". (Salmo 145:8-9)
  • Confía en el plan de Dios: "Tú sabes los planes que tienes para mí, Señor; son planes de paz". (Jeremías 29:11b)
  • Confía en el tiempo de Dios: "Confía en Yahveh con todo tu corazón; no dependas de tu propio entendimiento. Busca su voluntad en todo lo que hagas, y él te mostrará el camino que debes seguir". Proverbios 3:5-6a (NVI)
  • Confía en el poder de Dios: "Aunque camine por el valle más oscuro..." Salmo 23: 4 (NVI)
  • Confía en la gracia de Dios: "Por eso nos proponemos agradarle [a Dios], estemos en casa o fuera de ella" 2 Corintios 5:9-11 (NVI).

Crece en lo que Dios quiere que seas

Dios quiere que seamos lo que somos, pero también que crezcamos en lo que él quiere que seamos. Cuando Dios nos creó a ti y a mí, sabía cómo íbamos a ser en cualquier momento de nuestras vidas, pero eso no significa que quiera que nos quedemos igual para siempre.

Dios nos creó con un propósito y es que crezcamos en lo que él nos ha hecho para toda la eternidad. Pero esto no siempre significa crecer físicamente o externamente como lo hacen otras personas.

Dios puede cambiar tu corazón a través de su palabra para que sepas amarlo y servirlo con tu vida (2 Pedro 3:18). Este tipo de crecimiento significa algo más que tener músculos más grandes o tener más amigos; significa cambiar de adentro hacia afuera debido a lo que Dios hace en tu corazón cuando lees su palabra regularmente.

Recomendado:  Significado De Cristo Vive

Con Cristo podemos superar cualquier cosa.

Anímate a saber que incluso cuando no te sientas en tu mejor momento, Cristo siempre estará ahí para ti. Él es la fuerza en tu debilidad y la luz en tu oscuridad. Él te está llamando hoy: "Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os haré descansar" (Mateo 11:28). Si estamos dispuestos a tomar su mano, Él promete levantarnos y darnos una nueva vida.

Cómo encontrar crecimiento personal y autoestima en Cristo

Sé que puede ser difícil confiar en los demás cuando sientes que tu autoestima es baja, pero es necesario. Necesitas confiar en Dios, en tus amigos y familiares, en tu médico, en tu terapeuta y en tu pastor. Pero lo más importante es que confíes en Dios. Si no tienes un corazón y una mente abiertos, nadie podrá ayudarte a crecer como persona ni a encontrar la autoestima en Cristo

Conclusión

Espero que te hayan resultado útiles estas lecciones sobre cómo alimentar tu crecimiento personal y encontrar la autoestima en Cristo. Es importante que todos seamos conscientes de nuestras fortalezas, debilidades y áreas que necesitan mejorar. Cuando pensamos en nuestro crecimiento personal y en nuestra autoestima, es fácil desanimarnos o centrarnos en lo que tenemos que hacer de forma diferente.

Pero recuerda que el Espíritu Santo siempre está con nosotros y está dispuesto a guiarnos hacia la curación y la transformación. Cuando entregamos nuestras vidas completamente a Dios, ¡Él se asegurará de que nada impida que sus buenos planes funcionen perfectamente!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Crecimiento Personal Y Autoestima En Cristo puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir