Cómo Orar De Manera Bíblica

Aquí aprenderás cómo orar de manera bíblica. No se puede ser cristiano y no rezar. Pero, ¿sabe usted cómo orar de una manera bíblica? La Biblia nos enseña cómo orar, pero depende de nosotros hacerlo realmente. En esta entrada, exploraremos las claves de la oración efectiva a partir de las Escrituras para que tus oraciones sean agradables a Dios.

Cómo orar de manera bíblica

Índice de Contenido
  1. Ver a Dios como Padre
  2. Someterse a su voluntad
  3. Permanecer en Cristo
  4. Orar creyendo que Dios escucha y responde las oraciones
  5. Orar con un corazón agradecido.
  6. Ora por los demás.
  7. Orar en el Espíritu.
  8. ¡Una forma bíblica de orar!
  9. Conclusión

Ver a Dios como Padre

He aquí algunas formas de orar de manera bíblica:

  • Ver a Dios como Padre.
  • Creer que Él es amoroso y misericordioso, justo y santo, fiel y verdadero, omnipotente y omnisciente (lo sabe todo), omnipresente (en todas partes a la vez).
  • Ora con confianza por lo que sabes de Él por su Palabra.

Someterse a su voluntad

Cuando oramos, es importante someter nuestra voluntad a la de Dios. Dios sabe lo que es mejor para nosotros, y quiere que estemos dispuestos a hacer todo lo que nos pide. Para tener una vida de oración bíblica, es importante que reconozcamos nuestro deber como cristianos: someternos plena y completamente a la autoridad de Dios.

Cuando usted está orando, debe preguntarse si esto es algo que honraría a Dios. Debes asegurarte de que cada palabra que salga de tu boca glorifique a Jesucristo como el Señor que nos salvó a todos del pecado (Juan 3:16).

La Biblia dice en 1 Corintios 14:37-38 "Si alguno se cree profeta o espiritual, reconozca que lo que os escribo es mandamiento del Señor... Así que cualquiera que vaya en contra de estas instrucciones no es de Dios en absoluto". Por lo tanto, ser sumiso significa reconocer tu papel como individuo bajo la autoridad de Dios

Mira También Cuando Me Esfuerzo. Predicación Cuando Me Esfuerzo. Predicación

Permanecer en Cristo

Una vida de permanencia en Cristo es aquella que se vive en armonía con sus enseñanzas, su ejemplo y su amor. Permanecer en Cristo no es un estado temporal, sino una forma de vida. Comienza cuando naces de nuevo y continúa hasta que Dios te llama a casa. Permanecer en Cristo significa hacer elecciones diarias para seguirlo. Esto incluye:

  • Leer la Biblia y tomarla en serio (2 Timoteo 3:16)
  • Formar parte de una iglesia local donde podamos adorar a Dios juntos (Hebreos 10:25)
  • Compartir nuestra fe con otros (Mateo 28:19-20)

Orar creyendo que Dios escucha y responde las oraciones

Ahora que tienes ganas de rezar, es hora de concretar. El mejor lugar para empezar es centrarse en Dios como tu Padre amoroso. Puedes imaginar tu relación con Dios de esta manera:

  • Eres su hijo precioso.
  • Te ama y te escucha cuando le hablas.
  • Sabe lo que necesitas incluso antes de que lo pidas (como cualquier buen padre).

Orar con un corazón agradecido.

Orar es hablar con Dios, pero debe ser algo más que desahogarse sobre los problemas. Tenemos que rezar con un corazón agradecido. La gratitud es la llave que abre la puerta del cielo y nos permite acceder a la presencia y al poder de Dios.

¿Cómo cultivamos una actitud de gratitud? Reconociendo la bondad de Dios en nuestras vidas, confesando nuestro pecado ante Él y pidiéndole perdón, agradeciéndole su fidelidad a lo largo del tiempo, expresando alabanza por lo que ha hecho o puede hacer a través de ti, dando gracias por su obra redentora en tu favor (pasada, presente o futura), comprometiéndote totalmente con Él como Señor y Salvador:

¡Todas estas cosas son expresiones de gratitud que ayudarán a preparar tu corazón para que esté listo cuando te presentes ante Dios en oración!

Ora por los demás.

Ora por las personas que conoces y amas. Ora por tus enemigos. Ora por la iglesia de tu pueblo, ciudad, estado y país -incluyendo a aquellos que pueden oponerse a lo que crees o a lo que defiendes como cristiano.

Mira También Dale Las Riendas A Dios Dale Las Riendas A Dios

Puedes rezar específicamente por tu nombre, o pedir a Dios que proteja a alguien que se enfrenta a algún tipo de peligro o amenaza a su seguridad (por ejemplo: "Que Dios proteja a mi esposa/esposo/hijo cuando vayan en coche a casa esta noche").

Orar en el Espíritu.

La oración no es un lenguaje, sino una forma de orar. Es el acto de comunicarse con Dios y escuchar su Palabra. Cuando oramos, debemos tener cuidado de no orar en otro lenguaje que no sea el que Dios nos ha dado:

  • El Espíritu Santo guiará tus pensamientos hacia Dios y su Palabra cuando estés orando en el lenguaje o método espiritual que él te ha proporcionado.
  • La oración debe hacerse de acuerdo a su voluntad, no a los deseos o expectativas humanas sólo porque se sienten bien en el momento en que las haces.

¡Una forma bíblica de orar!

La oración es una forma de comunicarse con Dios. Es una forma de expresar nuestro amor por Dios, nuestra fe en Él y nuestra confianza en Él. La oración es también una expresión de esperanza en Él.

¿Qué significa orar de manera bíblica? ¿Cuáles son algunas cosas que puedes hacer cuando oras para que se sienta más natural y no sientas que te estás esforzando demasiado o que estás siendo falso en tus oraciones? Estos son algunos consejos:

  • Ora en voz alta si es posible - Si te sientes cómodo haciéndolo, reza en voz alta en lugar de pensar en la petición en tu cabeza. Las palabras saldrán más fácilmente cuando se pronuncien en voz alta; tenerlas por sí solas parece más un gesto vacío que tenerlas pronunciadas en voz alta donde son escuchadas tanto por uno mismo como por Dios (y por otros alrededor). Esto también puede ayudarnos a evitar que nos quedemos atascados en una frase concreta mientras rezamos; oírnos a nosotros mismos decirla puede ayudarnos a seguir adelante sin olvidar ninguna parte por el camino.
  • Habla desde el corazón - Cuando le hablamos directamente a Dios con nuestras peticiones, hay menos espacio para el error ya que sabemos exactamente lo que Él quiere - ¡sólo tenemos que averiguar la mejor manera de comunicar esas necesidades! Sabemos cuáles son sus deseos; ahora todo lo que tenemos que hacer es compartir los nuestros con él para que sepa cuál es la mejor manera de ayudarnos a conseguirlos".

Conclusión

Para orar realmente de forma bíblica, es importante recordar que Dios es el público. La mejor manera de orar es siendo honesto con Dios sobre tus sentimientos y necesidades. Un buen punto de partida es pedirle a Dios lo que necesitas de él, así como darle las gracias por sus bendiciones y su perdón.

Mira También La Hora De Decisión Según La Biblia La Hora De La Decisión Según La Biblia

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo Orar De Manera Bíblica puedes visitar la categoría Prédicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir