Cómo Debe Ser El Hogar Según La Biblia

El hogar es un lugar muy importante en la Biblia. Es el primer lugar donde los hombres y las mujeres viven juntos como uno solo. El hogar es también un lugar donde los niños son criados en los caminos de Dios. Cuando miramos nuestros propios hogares, es fácil ver cómo muchos de ellos no siguen lo que Dios quiso que fueran. Estas cinco cosas que deberían encontrarse en cada hogar son sólo algunos ejemplos de lo que la Biblia nos dice sobre los padres y su papel en la enseñanza de la palabra de Dios a los hijos:

Índice de Contenido
  1. El hogar debe ser un lugar de alabanza
  2. El hogar debe ser un lugar de la palabra de Dios
  3. El hogar debe ser un lugar de amor
  4. El hogar debe ser un lugar seguro
  5. El hogar está diseñado para ser un lugar donde se puede aprender y crecer en la palabra de Dios.
  6. Conclusión

El hogar debe ser un lugar de alabanza

El Hogar Según La Biblia

El hogar debe ser un lugar de culto. La Biblia dice: "¿Qué pide el Señor de ti? Que actúes con justicia, que ames la misericordia y que camines humildemente con tu Dios" (Miqueas 6:8).

No podemos hacerlo si no sabemos lo que es la justicia o lo que significa la misericordia, por lo que es importante que leamos la palabra de Dios en voz alta en nuestros hogares con regularidad, para que podamos aprender sobre él y sus caminos.

También es importante que oremos juntos en familia, para hablar con nuestro Padre celestial sobre nuestras necesidades, deseos y preocupaciones. A medida que los niños crezcan en este tipo de ambiente, aprenderán lo mucho que su Padre celestial los ama, y aprenderán lo mucho que él quiere que lo amen.

Recomendado:  La Familia Modelo Según La Biblia

El hogar debe ser un lugar de la palabra de Dios

El hogar debe ser un lugar donde se lea y estudie la palabra de Dios. El hogar debe ser un lugar donde se enseña la palabra de Dios. El hogar debe ser un lugar donde se vive la palabra de Dios. El hogar debe ser un lugar donde la palabra de Dios es orada.

La Biblia dice: "Tu mujer será como una vid fructífera a los lados de tu casa; tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa" (Salmo 128:3). "Bienaventurados los que guardan el juicio, y el que hace justicia en todo tiempo" (Salmo 106:3).

El hogar debe ser un lugar de amor

En la Biblia, el amor de Dios por nosotros se demuestra claramente en su voluntad de entregar a su único hijo para nuestra salvación. Del mismo modo, un marido debe mostrar el mismo tipo de amor incondicional hacia su mujer y viceversa.

Este tipo de relación es aquella en la que, pase lo que pase, siempre hay respeto y comprensión entre ellos. Es fácil mostrar amor cuando todo va bien, pero se necesita verdadero carácter para ser capaz de mantener esa relación incluso cuando las cosas no van como se esperaba.

Cuando se trata de mostrar amor en casa, no debe limitarse sólo a ocasiones especiales como cumpleaños o aniversarios, sino que debe estar presente todos los días en todas las circunstancias (tanto buenas como malas).

Por ejemplo, si tu hijo ha suspendido un examen, puedes decirle algo como "Sé lo mucho que ha trabajado en este trabajo, así que vamos a ayudarle a mejorar para la próxima vez" en lugar de quitarle la confianza diciendo "¡Deberías haber estudiado más! No vas a ninguna parte! etc.

Recomendado:  Bosquejo Bíblico De Filipenses 1:13

El hogar debe ser un lugar seguro

Según la Biblia, tu casa debe ser un lugar seguro. Un lugar donde puedes ser tú mismo y no ser juzgado. Tu hogar debe ser un lugar donde puedas ser tú mismo y ser aceptado. Es importante que si tu familia o amigos piensan diferente a ti en cualquier tema, acepten tus creencias para que vuelvan a ser una gran familia feliz.

Esto me lleva al siguiente punto: ¡los niños deben respetar la autoridad de sus padres! En otras palabras, ¡no contestes cuando un adulto te diga algo porque sabe más que tú! Esto es especialmente cierto en lo que respecta a las creencias religiosas, ya que éstas se transmiten de generación en generación a través de tradiciones como el bautismo (por ejemplo).

Los niños, en particular, no entienden todavía por qué hay que hacer ciertas tradiciones, pero mientras sus padres sigan enseñándoles la palabra de Dios, ¡todo funcionará según el plan!

El hogar está diseñado para ser un lugar donde se puede aprender y crecer en la palabra de Dios.

El hogar es el lugar donde aprendemos sobre Dios, quién es Él y cómo quiere que vivamos nuestras vidas. También es un lugar de adoración. La Biblia dice que cuando dos o más están reunidos en Su nombre, Él estará con ellos (Mateo 18:20).

Nuestros hogares deben estar centrados en Él; debemos reunirnos como familia regularmente para orar y leer las Escrituras. El hogar es un lugar donde la Palabra de Dios puede ser enseñada, aprendida y vivida diariamente por cada miembro del hogar.

Recomendado:  Valores Que Fortalecen La Familia Según La Biblia

Como padre, enseñe a sus hijos lo que Dios dice acerca de ciertas cosas como el matrimonio, el sexo y los roles de género para que puedan tomar decisiones sabias a lo largo de sus vidas basadas en Su verdad y no en ideas mundanas que pueden desviarlos de lo que es correcto ante el Señor.

Sus hijos tendrán preguntas; respóndalas honestamente sin tener miedo de ofender el sistema de creencias de otra persona al decir algo diferente a lo que la suya podría enseñar. No estás yendo en contra de nada de lo que ellos creen; simplemente les estás enseñando lo que TÚ crees porque sólo TÚ te conoces lo suficiente en este momento... ¡no nadie más!

Ámense profundamente los unos a los otros con todo su corazón porque el amor viene de Dios (1 Juan 4:7). Esto significa mostrar a los demás cuánto nos ama Jesús a través de cuánto nos amamos unos a otros aquí en la tierra... ¡sin excepciones!

Conclusión

Lo que espero que este artículo le haya enseñado es que los hogares no deben ser de talla única. Dios nos creó a cada uno con una personalidad única, y nuestras casas son un reflejo de ello. Podemos encontrar belleza en todo tipo de estilos, desde el minimalista hasta el ornamentado. Mientras amemos a nuestras familias y las tratemos bien, no importa dónde vivamos o cuánto dinero ganemos: ¡nuestras casas siempre se sentirán como un hogar!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo Debe Ser El Hogar Según La Biblia puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir