Celebremos La Cena Del Señor

Una de las cosas más importantes que hacemos como cristianos es celebrar la comunión. Es un recordatorio de que todos somos pecadores y de que Jesús murió por nosotros para que pudiéramos tener vida eterna con él. La celebramos recibiendo el pan y el vino como símbolos de su cuerpo y su sangre.

La Cena Del Señor

Índice de Contenido
  1. En esta celebración, recordamos que Jesús murió en la cruz por nuestros pecados.
  2. Qué día tan maravilloso.
  3. Él lavó mis pecados.
  4. Me enseñó a velar y a rezar.
  5. Y a vivir con alegría cada día.
  6. La cena del señor es un momento de recuerdo para los cristianos
  7. Conclusión

En esta celebración, recordamos que Jesús murió en la cruz por nuestros pecados.

En esta celebración, recordamos que Jesús murió en la cruz por nuestros pecados. Recordamos que Jesús fue crucificado, sepultado y resucitado. Recordamos que Jesús ascendió al cielo, donde mora a la derecha de Dios, quien lo ha exaltado como Príncipe de la Paz (Apocalipsis 1:4).

Jesús está presente en el pan y el vino. El pan se convierte en su cuerpo, partido por todos nosotros; el vino se convierte en su sangre derramada por todos nosotros. Es un regalo maravilloso para recibir.

Qué día tan maravilloso.

Hoy es un momento de recuerdo para los cristianos. Jesús murió en la cruz por nuestros pecados y luego resucitó, demostrando que es el Hijo de Dios.

  • Jesús nos enseñó a estar atentos y a rezar durante este tiempo.
  • También nos dijo que viviéramos con alegría cada día y que compartiéramos su amor con todos los que nos rodean.

Él lavó mis pecados.

Murió por nuestros pecados. Él lava nuestros pecados. Él es el Salvador, el Hijo de Dios y del Hombre; el Rey de Reyes, el Señor de Señores; Él es el Ungido de Dios, su Siervo Ungido. Como tal, reinará como Rey de reyes y Señor de señores por los siglos de los siglos. También es el hijo de David y el descendiente de Judá que reinará en el trono de David para siempre porque es su verdadero rey. Y finalmente Adán se hizo obediente a su Padre en el cielo dándole toda su gloria en obediencia (1 Cor 15:20-22).

Recomendado:  Predicación Bíblica Sobre El Infierno

Me enseñó a velar y a rezar.

Jesús nos enseñó a velar y orar. Nos lo enseñó en el jardín de Getsemaní antes de su crucifixión, cuando pidió a sus discípulos que velaran con Él mientras rezaba. Jesús sabía que pronto se enfrentaría a un gran sufrimiento, pero también confiaba en que su Padre estaba con Él en lo que sería el momento más terrible de la historia de la humanidad.

Jesús no estaba solo porque su Padre estaba allí con él; así debemos creer que Dios está con nosotros cuando somos tentados por el pecado o las dificultades, y dar gracias por su presencia constante en nuestras vidas.

Y a vivir con alegría cada día.

En primer lugar, demos gracias por la Cena del Señor. Es un gran regalo de Dios, que podemos disfrutar cada semana. Debemos alegrarnos de este regalo y alabarle por su misericordia y amor hacia nosotros. En segundo lugar, demos gracias por el sacrificio del Señor. La muerte de Jesucristo por nosotros es una demostración asombrosa del amor de Dios hacia nosotros.

Agradezcamos lo que ha hecho. En tercer lugar, agradezcamos que somos hijos de Dios. Has sido redimido por Su sangre y se te ha dado vida eterna mediante la fe en Cristo Jesús (Efesios 1:7; Romanos 5:1-2). Ahora que sabes esta verdad que estoy compartiendo contigo hoy, por favor, dime cuán feliz hace tu corazón.

La cena del señor es un momento de recuerdo para los cristianos

  • La Cena del Señor es un momento de recuerdo para los cristianos. Es un momento para recordar el sacrificio de Cristo, que murió y resucitó para que pudiéramos ser salvados.
  • La Cena del Señor es un momento de celebración. El Espíritu Santo ha venido con su poderoso poder y nos alegramos de nuestra salvación por medio de Cristo Jesús.
  • La Cena del Señor es un momento de acción de gracias. Estamos agradecidos por la gracia y la misericordia de Dios, así como por todo lo que ha hecho en nuestro favor a través de Jesucristo, nuestro Salvador.
  • La Cena del Señor es un momento de comunión; nos permite compartir en comunión unos con otros comiendo el pan (que representa su cuerpo partido) y bebiendo el vino (que representa su sangre derramada).
  • La Cena del Señor es también una oportunidad para la adoración - para dar gloria a Dios por todo lo que ha hecho por nosotros a través de Jesucristo
Recomendado:  Mensajes Cristianos Sobre La Fe

Conclusión

Hemos estado analizando la Cena del Señor. Este es el momento en que nos reunimos en nuestra iglesia y compartimos una comida juntos. Es un momento especial para nosotros, ya que refleja a Jesucristo, que dio su vida por nosotros para que pudiéramos ser perdonados de nuestros pecados.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Celebremos La Cena Del Señor puedes visitar la categoría Predicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir