Buscando Agua. Predicación

Nuestro tema de hoy se llama “Buscando agua”. El agua es una sustancia muy importante para la vida. Es vital para nuestro cuerpo, y también juega un papel importante en muchas prácticas religiosas. En este artículo hablaré de cómo se encuentra el agua en la Biblia, lo que significa para ti y cómo puedes encontrar el mismo tipo de agua tú mismo.

Buscando agua

Índice de Contenido
  1. Deuteronomio 8:7
  2. Salmo 42:1-2
  3. Jeremías 2:13
  4. Mateo 5:6
  5. Proverbios 14:27
  6. Juan 4:14-15
  7. Juan 7:38-39
  8. No obtendrás el agua que buscas hasta que aceptes a Jesucristo.
  9. Conclusión

Deuteronomio 8:7

Deuteronomio 8:7 -El Señor tu Dios te bendecirá en todo tu trabajo y en todo lo que pongas tu mano.

Este versículo es una promesa de Dios de que seremos recompensados por nuestro trabajo, ¡pero no se trata sólo de dinero! La Biblia también enseña que ser obediente a Dios puede ser una bendición en sí misma. Si te presentas a la iglesia cada domingo y participas en actividades espirituales como grupos de oración o estudios bíblicos, entonces Dios bendecirá esa dedicación con felicidad y satisfacción.

Salmo 42:1-2

La Biblia está llena de pasajes que hablan del agua. En el Salmo 42:1-2, el salmista compara su alma con un ciervo que anhela agua. Dice: "Como el ciervo suspira por corrientes de agua, así suspira mi alma por ti". Este pasaje muestra cómo la sed puede ser causada por la falta de algo que necesitamos (agua) o incluso por un exceso en otra cosa (amor).

En otro versículo de la Biblia, el propio Jesús declara que es "el que vive" e invita a los demás a beber de él (Juan 7:37-39). Esto era una invitación a los cristianos que habían sido bautizados en la muerte y resurrección de Cristo, para que experimentaran la vida a través de la comunión con él al beber de él mientras se ofrecía en el Calvario.

Mira También Cumple Tu Ministerio Con Cristo Cumple Tu Ministerio Con Cristo

Jeremías 2:13

El Señor dice que el pueblo de Israel no lo busca con todo su corazón. En cambio, buscan ser ricos y aprovecharse de los demás. No buscan al Señor ni su justicia. El Señor dice que por eso los ha llevado al cautiverio entre las naciones; porque lo han rechazado, ¡Él los rechazará!

Mateo 5:6

En ninguna parte de la Biblia se menciona explícitamente el agua en relación con la justicia. Sin embargo, hay algunos pasajes que parecen sugerir que el agua puede estar relacionada con este concepto.

En Mateo 5:6, Jesús dice: "Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados". En este versículo, Jesús no estaba hablando literalmente de comida o bebida; estaba hablando de comida y bebida en el sentido espiritual. Estaba hablando de un hombre justo que tiene hambre de la voluntad de Dios para su vida (justicia) y sed de Dios mismo (salvación).

Por lo tanto, esta afirmación puede interpretarse en el sentido de que tal persona recibirá ambas cosas de Dios cuando muera porque lo ha buscado adecuadamente durante la vida. Una idea similar se encuentra en el Salmo 103:5-8, que dice: "Tan alto como el cielo está sobre la tierra", tan grande es Su amor firme hacia los que le temen; Él los mantiene a salvo día a día sin que se produzca ningún cambio en ellos... Los que miran hacia Él sienten que su corazón arde dentro de ellos....

Proverbios 14:27

"La persona que tiene sed de agua, pero no sabe dónde encontrarla, morirá de sed".

Si buscas agua en la Biblia, este versículo es un buen punto de partida. Es uno de esos versículos que es fácil de leer sin entender realmente el significado detrás de las palabras. Pero una vez que se profundiza en sus matices e implicaciones, se puede empezar a ver lo poderoso que es realmente. En este caso, no estamos hablando de agua literal, sino que el contexto se refiere al conocimiento.

Mira También Fe y milagros Fe Y Milagros

El libro de los Proverbios nos anima a los cristianos (y a todas las personas) no sólo a buscar la sabiduría, sino también a estar bien informados sobre lo que constituye nuestro mundo y nuestra sociedad de hoy, para que podamos prosperar en cualquier dirección que Dios nos guíe en el camino de la vida

Juan 4:14-15

Tienes sed. No encuentras agua en ningún sitio. Ves a muchas personas que tienen agua y les pides un trago; sin embargo, se niegan a darte algo de su agua o incluso a compartirla contigo. Es entonces cuando Jesús se presenta ante ti y se ofrece a saciar tu sed dejándose verter su propia agua viva en tu boca. Jesús dice: "Todo el que beba de esta agua volverá a tener sed, pero el que beba del agua que yo le dé no tendrá sed jamás" (Juan 4:13). La Biblia nos enseña que Jesús es nuestra agua viva. No tenemos que buscar otras fuentes de vida cuando tenemos la única fuente verdadera aquí mismo.

Juan 7:38-39

Juan 7:38-39 es una referencia clásica al agua en la Biblia. En este pasaje, Jesús se dirige a una multitud que se ha reunido para oírle hablar en el pozo de Jacob. Este pozo estaba situado en Samaria y llevaba a la ciudad amurallada de Sicar (v. 19). Una mujer llamada "samaritana" se acerca a Jesús y le pregunta por qué ha venido a su pueblo (v. 25).

Jesús responde a su pregunta diciéndole que, si cree en él, se le dará gratuitamente todo lo que necesite (v. 26). Luego le pide un poco de agua del pozo para poder beberla con ella (v. 27). En respuesta, ella le dice que, como los judíos no se relacionan con los samaritanos -y mucho menos les piden nada-, no sabe qué clase de persona debe ser (vv 28 - 29).

Entonces Jesús le ofrece una prueba de quién es diciendo "Yo soy" tres veces antes de decirle que los que beben de esta agua no volverán a tener sed (vv 30 - 31). Ella responde preguntando "Señor" o "Maestro", ¿podemos irnos ya?". El resto del capítulo 8 continúa su conversación mientras bajan juntos a la ciudad donde Jesús cura a dos ciegos

No obtendrás el agua que buscas hasta que aceptes a Jesucristo.

El agua es una metáfora de la salvación, del cielo y del Espíritu Santo. Sí, el agua puede ser vivificante y refrescante. Pero cuando se mira este pasaje de la escritura más de cerca, se ve que la verdadera razón por la que tenemos sed es porque necesitamos la gracia de Dios a través de Jesucristo, el único camino a la vida eterna. El perdón de los pecados al aceptar a Cristo como su Salvador lavará sus pecados así como saciará su sed de la relación del cielo con Dios a través de Su Hijo Jesús.

Mira También La prudencia Predicación Sobre La Prudencia

Conclusión

Como puede ver, hay muchos versículos bíblicos que hablan del agua y de la necesidad de ella. La Biblia nos dice que necesitamos saciar nuestra sed espiritual por medio de Jesucristo para que podamos vivir eternamente en el cielo con Dios Todopoderoso.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Buscando Agua. Predicación puedes visitar la categoría Prédicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir