Versículos Bíblicos De Adoración Con El Corazón

La adoración es un acto de alabanza. Es la forma en que demostramos a Dios que lo vemos como digno de nuestra alabanza y honor. Dios quiere que no sólo creamos que Él existe, sino que le adoremos de corazón.

Cuando nos presentamos ante Él con un corazón sincero, Él escuchará nuestras oraciones y las responderá. Así que vamos a sumergirnos en algunas escrituras sobre la adoración a Dios con todo tu poder, mente y fuerza:

Índice de Contenido
  1. Salmo 101:2
  2. Salmo 117:1
  3. Salmo 104:33-35
  4. Salmo 34:1
  5. Hebreos 13:15-16
  6. Hechos 7:61-62
  7. 1 Corintios 15:57
  8. Lucas 2:13-14
  9. Para llevar:

Salmo 101:2

Adora al Señor con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas.

Este salmo es uno de los muchos que hablan de adorar a Dios con el corazón, el alma y la mente. No podemos dejar de lado nuestras fuerzas. Las palabras parecen sugerir que cuando le adoramos debemos hacerlo con todo lo que llevamos dentro, con todo nuestro ser, física y espiritualmente; porque cuando lo hacemos Él nos dará vida en abundancia (Juan 10:10).

Salmo 117:1

Cuando se trata de adorar a Dios, no tenemos que preocuparnos por lo que los demás piensen de nosotros. No podemos complacer a todo el mundo y, si nos esforzamos lo suficiente, acabaremos por no complacer a nadie. Entonces, ¿por qué preocuparse por esforzarse tanto?

La verdad es que aquellos que verdaderamente aman y sirven al Señor no necesitan la aprobación o aceptación de nadie; ¡ya se han aceptado y aprobado a sí mismos en Cristo Jesús! Y cuando sabes que eres aceptado por tu Creador, ¡ya nada más importa!

Salmo 104:33-35

"Cantaré eternamente el gran amor del Señor; con mi boca daré a conocer tu fidelidad por todas las generaciones. Anunciaré que tu amor permanece firme para siempre, que estableciste tu fidelidad en el mismo cielo".

Salmo 34:1

Uno de los versículos bíblicos de la adoración con el corazón es el Salmo 34:1, que dice: "Bendeciré al Señor que me aconseja; mi corazón me enseña, noche tras noche".

En este versículo, podemos ver que Dios es nuestro refugio. Él es nuestra fuerza y roca. Él es nuestra fortaleza y nuestro escudo.

Recomendado:  Enseñanza de Mateo 4:1-11

Este verso también indica que Dios es nuestra torre alta, un lugar donde podemos escondernos del peligro o encontrar protección contra las fuerzas del mal en la vida. Otra forma de entender esta idea es observar cómo Dios nos protege a través de su amor por nosotros (Romanos 8:31-38). Él nunca nos dejará ni nos abandonará (Hebreos 13:5).

Hebreos 13:15-16

Dios es un Dios celoso. Desea tu corazón. Quiere ser el centro de tu afecto, no sólo de palabra sino también de obra. Es difícil amar a alguien cuando no lo conoces bien y no estás abierto a su influencia.

Pero una vez que aprendemos más sobre Dios, su carácter se vuelve cada vez más atractivo hasta que nos roba el corazón. El amor no es algo que surja de forma natural; tiene que cultivarse a través del tiempo que pasamos juntos para que desarrollemos una comprensión más profunda de las necesidades y deseos del otro (1 Corintios 13:4-8).

Esto no significa que debas pasar innumerables horas leyendo sobre Dios o hablando de él -puedes hacerlo de vez en cuando-, sino que debes permitirte algunos momentos tranquilos con él en los que pueda enseñarte algo nuevo sobre sí mismo a través de su Palabra o mediante la reflexión en oración sobre lo que ya nos ha enseñado (Salmo 37:30; 2 Timoteo 3:14-17).

Al adorar a Dios de corazón, debemos recordar por qué nos creó en primer lugar: ¡para que le amemos! Si esto no fuera cierto, no tendría sentido adorar porque la verdadera adoración siempre tiene como objetivo algún tipo de relación con su objeto (Juan 4:23-24).

Recomendado:  Estudio Bíblico De Marcos 14

Hechos 7:61-62

En Hechos 7:61-62, Esteban dice esto sobre los israelitas:

  • "¡Gente de cuello duro, con corazones y oídos incircuncisos! Sois como vuestros padres: ¡siempre os resistís al Espíritu Santo! ¿Hubo alguna vez un profeta que vuestros padres no persiguieran? Incluso mataron a los que predijeron la llegada del Justo. Y ahora lo habéis traicionado y asesinado: vosotros, que habéis recibido la ley puesta en vigor por medio de los ángeles, pero no la habéis obedecido."

Dios es quien nos salva. Debemos adorarle, alabarle, agradecerle, amarle, obedecer sus mandatos y confiar en él. Debemos servirle con toda nuestra vida (Marcos 12:29).

1 Corintios 15:57

1 Corintios 15:57 dice: "¡Pero gracias a Dios! Él nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo".

El apóstol Pablo escribe que no debemos conformarnos a este mundo, sino transformarnos mediante la renovación de nuestra mente, para que podamos comprobar cuál es la buena voluntad de Dios, la aceptable y la perfecta. Para renovar nuestras mentes, tenemos que tener una transformación interna donde somos renovados en espíritu por la fe en Jesucristo.

Al igual que un cuerpo físico necesita alimento para el sustento, así nuestro espíritu necesita el alimento espiritual de la Palabra de Dios. Sólo a través de la ingestión de esta Palabra podemos llegar a ser firmes en la fe y crecer fuertes en la esperanza (1 Pedro 2:2).

La Palabra de Dios es viva y activa: tiene poder para hacer lo que promete; por lo tanto, si crees lo que promete no te arrepentirás porque siempre cumple su palabra (Hebreos 4:12).

Lucas 2:13-14

"¡Gloria a Dios en las alturas!" (Lucas 2:14).

Era algo glorioso ver a esta santa familia adorando a Dios. Sabían adorar con sus corazones, mentes, cuerpos y espíritus. Espero que tú también aprendas a adorar con los cinco sentidos de tu ser.

Recomendado:  Bosquejo Bíblico - Vivir En El Espíritu

Para llevar:

Entonces, ¿qué es la adoración? La adoración es un acto del corazón. Adoramos con el corazón cuando nos presentamos ante Dios sabiendo que Él es digno de nuestra alabanza y adoración. Este puede ser un concepto difícil de entender porque a menudo pensamos que es algo fuera de nosotros:

"Vamos a adorar en la iglesia este domingo".

Sin embargo, la verdadera adoración proviene de nuestro interior (1 Corintios 12:3). Es algo que hacemos en nuestras propias casas si no hay nadie más cerca para verlo. No podemos recibir la alabanza de otros si no se la damos a Dios primero.

Para resumir, he aquí algunos versículos útiles sobre cómo adorar con el corazón:

  • Mateo 26:39 - "Y yendo un poco más lejos se postró sobre su rostro y oró..."
  • Lucas 19:41-42 - "Y entró Jesús en Jerusalén y en el templo; y habiendo mirado en derredor todas las cosas..."

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Versículos Bíblicos De Adoración Con El Corazón puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir