Sermones Cristianos De Edificación

Bienvenido a los sermones cristianos de edificación. Aquí encontrará una colección de sermones cristianos de predicadores, maestros y pastores de todo el mundo, todo en un solo sitio web.

Índice de Contenido
  1. Salud y riqueza
  2. Oración
  3. El amor de Dios por nosotros
  4. Paciencia
  5. Dolor y sufrimiento
  6. Para llevar:

Salud y riqueza

Es posible que no puedas controlar muchas cosas en tu vida, pero sí puedes controlar cómo respondes a lo que te llega. No hay duda de que este es un momento difícil para muchos de nosotros en este momento.

Pero tenemos el poder de elegir cómo reaccionar ante ello. Podemos elegir si vamos a estar amargados y enojados con Dios, o si vamos a aceptar nuestras circunstancias con una actitud de gratitud porque Dios nos ha dado mucho más de lo que este mundo nos ha ofrecido.

Aunque ahora parece imposible, creo que un día, muy pronto, todo dará un giro para nosotros. La Biblia nos promete que "el ladrón sólo viene para robar, matar y destruir" (Juan 10:10). Pero Dios tiene otro plan, un plan que incluye la curación y la restauración de sus hijos. Cuando Él dice "¡voy a venir pronto!" ¡Lo dice en serio!

Oración

La oración es una parte importante de la fe cristiana. La oración es una conversación con Dios, y es también una forma de expresar tu fe en él. Puedes utilizar la oración como una forma de conectar con Dios o de pedirle ayuda o guía. La oración también puede utilizarse como agradecimiento a Dios.

El amor de Dios por nosotros

Dios nos ama. Quiere que le amemos a Él y a los demás. Este es un hecho simple que podemos dar por sentado: El amor de Dios por nosotros es incondicional, lo que significa que no depende de nuestras acciones o comportamiento.

Recomendado:  Génesis 10 - Estudio Bíblico

Dios ama a los que hacen daño a los demás, a los que no le obedecen, a los que pecan contra su voluntad, a los que son desobedientes hacia Él y sus leyes. Ser amado por Dios no depende de nuestra habilidad para complacerlo; más bien, ¡depende de quién es Él y de lo que ha hecho por nosotros en Cristo Jesús!

Dios da este amor a todas las personas sin excepción (Romanos 5:8). Recibimos este gran regalo sólo por la fe en Jesucristo (Juan 3:16). Debido a este gran regalo de Jesucristo -que tomó sobre sí todos nuestros pecados para que fuéramos perdonados- podemos tener confianza ante los hombres sabiendo que ellos también han sido perdonados por su Creador siempre que crean en Su Hijo Jesucristo solamente (Romanos 5:1-11).

Paciencia

La iglesia es un lugar donde aprendemos a crecer en paciencia. La Biblia nos dice que la paciencia es una virtud y un fruto del espíritu. La paciencia es algo que viene como un regalo de Dios, pero también algo que puedes elegir cultivar en tu vida.

La paciencia nos ayuda a superar los momentos difíciles, como cuando tenemos que esperar a alguien que llega tarde o cuando estás enfermo y cansado de estarlo. No es fácil ser paciente todo el tiempo; es más bien una disciplina continua que te permite ser más como Jesús, que fue perfecto en su paciencia incluso cuando estaba siendo crucificado por sus enemigos.

Dolor y sufrimiento

El amor de Dios por nosotros es incondicional. No depende de lo que hagamos o de nuestras circunstancias. El amor de Dios por nosotros es eterno, interminable y constante. Podemos confiar en el hecho de que Dios nunca dejará de amarnos sin importar lo que hayamos hecho o dónde estemos en este momento.

Recomendado:  Cuáles Son Los Muros De Nuestra Casa Según La Biblia

El amor de Dios por nosotros no cambia en función de lo que ocurra en nuestras vidas (o si una de tus canciones favoritas aparece en Spotify). Dios te ama tanto cuando te equivocas como cuando todo va bien.

Para llevar:

Como hemos visto, el objetivo de cualquier sermón cristiano es edificar a la congregación. Aunque hay muchas formas diferentes de hacerlo, todas tienen una cosa en común: el predicador debe ser capaz de llegar a su audiencia con su mensaje particular. Si una persona no entiende algo que usted dice, entonces no hay manera de que entienda cómo se relaciona con su vida.

Sin embargo, para que algo así funcione correctamente cada semana durante años (o incluso décadas), hace falta algo más que hablar bien el inglés y asegurarse de que tus palabras no son ofensivas o condescendientes con las experiencias de otros miembros de la sociedad que no están necesariamente familiarizados con ciertos términos religiosos utilizados por los pastores durante los sermones cada domingo por la mañana.

En lugar de centrarse únicamente en lo que la gente oye cuando está escuchando; ¿por qué no considerar centrarse más en lo que sienten cuando salen de la iglesia después de escuchar esos mismos mensajes una y otra vez?

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Sermones Cristianos De Edificación puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir