¿Se rió alguna vez Jesús?

Respuesta

Durante mucho tiempo ha existido la idea de que Jesús nunca se reía. Tradicionalmente, las pinturas de Jesús han tendido a los retratos melancólicos de un Salvador sombrío y cabizbajo. Es cierto que Jesús se convirtió en nuestro portador del pecado (1 Pedro 2:24) y que "fue despreciado y rechazado por la humanidad, un hombre sufriente y familiarizado con el dolor" (Isaías 53:3). Jesús fue rechazado en su ciudad natal (Marcos 6:1-6), lloró ante la tumba de un amigo (Juan 11:35) y, por supuesto, experimentó la cruz. Sin embargo, esto no significa que Jesús nunca tuviera un momento de relajación o que nunca tuviera ocasión de reír.

La imagen de Jesús que encontramos en los Evangelios es la de una personalidad magnética y completa. Llevaba a los niños en sus brazos, y ¿qué niño quiere estar cerca de alguien que nunca se ríe (Marcos 10:16)? Se le acusó de ser también alegre en la ocasión (Lucas 7:34). Les dijo a los discípulos de Juan que no era tiempo de llorar (Mateo 9:15).

El mismo hecho de que los seres humanos tengamos sentido del humor indica que Dios también lo tiene, pues estamos hechos a su imagen y semejanza (la existencia de pingüinos, ornitorrincos y cachorros también es un argumento de peso para que Dios tenga sentido del humor).

Como Hijo del Hombre, Jesús comparte toda la experiencia humana. No podemos imaginarnos la vida sin la risa; incluso los que se encuentran en circunstancias extremas han conocido épocas de alegría. Todos se ríen y disfrutan del buen humor. Decir que Jesús nunca expresó su alegría mediante la risa equivale a negar su plena humanidad.

Recomendado:  ¿Qué es la Capilla del Calvario?

Jesús demostró tener sentido del humor en sus enseñanzas. La discusión de Jesús sobre la "viga" en el ojo de alguien es una exageración intencionada, y desenfadada (Mateo 7:3-5) Además, la incongruente imagen de un camello pasando por el ojo de una aguja contiene humor (Mateo 19:24).

Jesús fomentó la risa alegre, sobre todo en las Bienaventuranzas, recogidas en Mateo 5 y Lucas 6. Jesús dijo: "Dichosos los que lloráis ahora, porque reiréis" Jesús habló de la alegría en sus parábolas de Lucas 15: la oveja perdida, la moneda perdida y el hijo perdido fueron encontrados. El resultado en cada caso fue un gran regocijo. Más revelador aún es que Jesús contó estas historias como ilustraciones de "la alegría ante los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente" (Lucas 15:10).

Jesús tenía una seria misión que cumplir en este mundo, pero no era un ser sombrío todo el tiempo. No hay ningún versículo en la Biblia que diga: "Jesús se rió", pero sabemos que empatizó completamente con nosotros y sintió todas nuestras emociones. La risa forma parte de la vida, y Jesús la vivió realmente.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Se rió alguna vez Jesús? puedes visitar la categoría Preguntas Y respuestas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir