Qué Es El Tártaro En La Biblia

En el idioma griego, Tártaro es una palabra que se refiere al nivel más bajo del Hades. También es un lugar donde Dios envía a los que han pecado contra Él. La Biblia no describe todo el infierno, pero menciona que el Tártaro se encuentra en el abismo más profundo del infierno y está gobernado por el propio Satanás (Apocalipsis 20:1-3). Sabemos por este pasaje que hay otros niveles dentro del infierno, incluyendo uno llamado Gehenna que se describe como "el lago de fuego" (Ap. 21:8).

Índice de Contenido
  1. Tártaro es una palabra griega utilizada como prisión en la Biblia.
  2. El Tártaro es el abismo más profundo del infierno.
  3. La palabra aparece sólo una vez en la Biblia.
  4. El Tártaro se confunde a veces con otras palabras del Hades.
  5. El Tártaro es el lugar de castigo final.
  6. Los griegos creían que el Tártaro era un vasto pozo debajo del Hades gobernado por Chronos.
  7. Se usa metafóricamente para el lugar donde Jesús descendió.
  8. La descripción bíblica del infierno difiere de la que se encuentra en la mitología griega.
  9. Conclusión:

Tártaro es una palabra griega utilizada como prisión en la Biblia.

En la Biblia, Tártaro es una palabra griega utilizada como prisión en la Biblia. Es el abismo más profundo del infierno, donde se castiga a los condenados por pecar contra Dios. El nombre "Tártaro" deriva de Tartaros y fue tomado por los griegos de la antigua ciudad mesopotámica de Tarbisu o Tarbisu.

El Tártaro es el abismo más profundo del infierno.

Aunque no es necesariamente un lugar de fuego y azufre, el Tártaro es la parte más baja del infierno. Es una prisión para las almas más malvadas, como los ángeles caídos y los pecadores que han cometido actos atroces. El Tártaro es el lugar al que Dios enviará a quienes le desafíen o cometan actos contra natura (como la homosexualidad).

En la mitología griega, el Tártaro era un abismo bajo el Hades en el que Zeus encarceló a Cronos tras derrotarlo en una batalla. En la mitología romana, era el lugar donde Ixión fue atado para la eternidad tras ser castigado por Zeus por violar la hospitalidad de Hera al intentar seducirla mientras se disfrazaba de nube; Sísifo (el rey de Corinto)

También fue castigado allí; Tántalo había sido rey de Tebas, pero fue desterrado porque intentó alimentar a su hijo Pélope con carne de vaca (lo que repugnaba tanto a las deidades como a los mortales); Tityos intentó violar a Leto en su camino desde Troya, pero fue asesinado por Apolo mucho antes de llegar a Atenas; Prometeo robó el fuego del cielo para la humanidad y sufrió un tormento eterno a manos de ellos

La palabra aparece sólo una vez en la Biblia.

La palabra Tártaro se encuentra sólo una vez en la Biblia. Aparece en 2 Pedro 2:4, que dice:

Mira También No mires atrás - Análisis a la luz de la Palabra de Dios No mires atrás - Análisis a la luz de la Palabra de Dios

"Porque si Dios no perdonó a los ángeles cuando pecaron, sino que los envió a los infiernos, poniéndolos en mazmorras lúgubres para que fueran juzgados".

La palabra es una palabra griega utilizada como prisión en la Biblia y se refiere al abismo más profundo del infierno. Es donde serán enviados al morir todos los que han sido condenados por pecar contra Dios.

El Tártaro se confunde a veces con otras palabras del Hades.

En la historia de la lengua inglesa, a menudo se confunden palabras que suenan de forma similar. Por ejemplo, "pate" y "paté" no se pronuncian igual, pero tienen grafías similares. Del mismo modo, mucha gente confunde Tártaro con Hades o infierno, otras dos palabras que empiezan por "h". Pero se trata de conceptos distintos en la mitología griega y en la teología bíblica.

El Hades es un lugar al que iban todas las almas después de la muerte (Lucas 16:19-31). No era agradable, pero no era tan malo como el infierno, al que Jesús se refirió como "oscuridad exterior" (Mateo 8:12).

El Seol es otra palabra que se utiliza para referirse a los reinos del más allá, tanto en el hebreo del Antiguo Testamento como en el griego del Nuevo Testamento; describe un estado general de muerte más que un lugar específico.

Gehenna se refiere específicamente a un lugar concreto donde los pecadores culpables eran castigados con fuego tras su muerte; sin embargo, este lugar fue destruido después de que Jesús muriera en la cruz (Mateo 5:22).

Mira También Tomar buenas decisiones – Qué implicaciones tuvo para los personajes bíblicos   Tomar buenas decisiones – Qué implicaciones tuvo para los personajes bíblicos  

El Tártaro se encuentra debajo del monte Olimpo, donde se enviaba a los que cometían crímenes dignos de castigo; su función es similar a la del Tártaro, pero, por lo tanto, es distinta.

El Tártaro es el lugar de castigo final.

El Tártaro es un lugar de castigo para aquellos que han sido condenados por pecar contra Dios, como los ángeles que pecaron (2 Pe. 2:4). También se le llama "fosa" (Apocalipsis 20:1-3), y es donde Satanás será arrojado un día después de pasar su tiempo en la Tierra con su ejército de demonios (Apocalipsis 20:10).

Los griegos creían que el Tártaro era un vasto pozo debajo del Hades gobernado por Chronos.

Tártaro es una palabra griega que significa "el abismo más profundo". Es el lugar del castigo final para aquellos que han sido condenados por pecar contra Dios, como los ángeles que pecaron (2 Pe. 2:4). En la mitología, el Tártaro es también el lugar donde Kronos (Saturno) y su familia son encarcelados por Zeus después de ser derrotados por él en la batalla.

El Tártaro se usaba originalmente para describir un gran pozo en el Hades donde los pecadores eran arrojados como castigo. Más tarde fue gobernado por Plutón y Hades juntos y pasó a ser conocido como el Infierno en la Tierra, donde aquellos que han cometido ofensas graves serán castigados al morir

Se usa metafóricamente para el lugar donde Jesús descendió.

En Romanos 10:7, se usa metafóricamente para el lugar donde Jesús descendió cuando murió en la cruz y cuando predicó a los que habían muerto en los tiempos del Antiguo Testamento. En otras palabras, era un lugar físico que existía en algún lugar debajo o dentro de la tierra (tal vez ambos), pero no era necesariamente un lugar ordinario como la prisión.

La descripción bíblica del infierno difiere de la que se encuentra en la mitología griega.

Hay muchos mitos y leyendas sobre el infierno. Algunos de estos mitos provienen de la mitología griega, pero la Biblia se diferencia de ésta en que describe un lugar llamado infierno como un lugar de castigo para los muertos malvados. No hay que confundirlo con el Tártaro, descrito por Platón como una prisión subterránea donde las almas son castigadas después de la muerte (lo contrario del cielo).

Mira También La última lágrima –  Qué dicen las Sagradas Escrituras La última lágrima – Qué dicen las Sagradas Escrituras

Conclusión:

Como puedes ver, la descripción bíblica del infierno difiere de la que se encuentra en la mitología griega. A diferencia del Tártaro, donde Zeus enviaba a algunos de sus enemigos para ser castigados, el infierno no es un lugar del que podamos escapar una vez que estemos allí. La Biblia enseña que una vez que se ha muerto y se ha ido al cielo o al infierno, no hay vuelta atrás ni se puede volver a la tierra.

La Biblia también difiere de la mitología griega en el sentido de que fue escrita por hombres que fueron inspirados por Dios (2 Tim. 3:16-17; 2 Pedro 1:21). Si Pablo quería que todos fuéramos perfectos como él antes de morir, ¿por qué no escribió sobre cómo él era perfecto todo el tiempo?

En cambio, Pablo dijo "...no soy lo que debería ser..." (Romanos 7:15). Admitió esto porque sabía que la perfección sólo viene a través de Jesucristo (Juan 14:6), lo que significa que nadie más podría alcanzarla tampoco.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Qué Es El Tártaro En La Biblia puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir