Predicas Cristianas Sobre Procesos Y Victoria

Cuando entro en una iglesia, espero escuchar el mensaje del amor de Dios por mí. Sin embargo, lo que a menudo oigo es un mensaje sobre cómo Dios quiere que cambie. No creo que eso esté mal, pero lleva a cierta confusión en la mente de las personas.

Si cambiamos primero antes de recibir el amor de Dios como un regalo, ¿no nos estamos perdiendo algo? Podría parecer que hay dos mensajes que se predican en nuestras iglesias: uno sobre el proceso y otro sobre la victoria.

La verdad es que estas dos cosas son inseparables (de la misma manera que el amor y el sacrificio).

Pero en este artículo, quiero dirigirme a aquellos que se sienten confundidos por los mensajes mixtos que reciben de los predicadores o maestros cuando tratan de explicar lo que significa "ser salvo". Si alguna vez te has hecho preguntas como estas

Índice de Contenido
  1. La trampa del proceso
  2. No siempre será el proceso
  3. No nos dejemos acorralar por el contratiempo
  4. Procesos y tiempos
  5. El proceso de Dios en nuestras vidas
  6. El proceso transformador
  7. Procesos y prioridades
  8. La hora de la victoria
  9. Cómo se gana una batalla espiritual, 1° parte
  10. Cómo se gana una batalla espiritual, 2° parte
  11. Cómo se gana una batalla espiritual
  12. Para llevar:
  13. Conclusión

La trampa del proceso

La trampa del proceso se produce cuando intentamos hacerlo todo con nuestras propias fuerzas. Es cuando tratamos de hacer todo por nuestra cuenta. Y es cuando tratamos de hacer todo en nuestro propio tiempo.

La trampa del proceso es el resultado de tener una falsa mentalidad basada en la pereza, el miedo, la preocupación y la autosuficiencia. La Biblia nos enseña que este tipo de pensamiento nos impedirá llegar a ser todo lo que Dios quiere que seamos y hacer todo aquello para lo que nos ha llamado.

Mira También Cómo conquistar mis sueños Como Conquistar Mis Sueños Según La Biblia

No siempre será el proceso

Dios está con nosotros en cada paso del camino, dándonos fuerza y valor para seguir adelante. Nos promete que nos dará la victoria sobre nuestros enemigos, aunque nos lleve mucho tiempo. Por eso debemos alegrarnos cuando las pruebas vienen a probar nuestra fidelidad (Santiago 1:2-18).

La palabra de Dios dice:

"Somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó" (Romanos 8:37).

No nos dejemos acorralar por el contratiempo

La Biblia dice que Dios tiene el control del proceso. Él sabe lo que está haciendo y cumplirá sus promesas, incluso si tarda siglos. Esto significa que usted no tiene que preocuparse por el tiempo que tomará.

En segundo lugar, Dios tiene el control sobre el marco de tiempo para cuando su victoria sucederá. ¿Cuánto tiempo tarda una semilla en brotar? ¡No mucho más de lo que usted podría salir de la cama por la noche sin despertar a nadie más!

¿Se necesitan cientos o miles de años para que un árbol crezca? De ninguna manera. ¿Pero qué pasaría si plantáramos uno y lo dejáramos ahí? ¿Podríamos ver algún progreso en su crecimiento o seguiríamos esperando y preguntándonos por qué no ocurre nada? No importa cuánto tiempo esperes en Dios, Él no te defraudará tardando demasiado en darte lo que te prometió (Romanos 8:28).

Mira También Predicas De Arrepentimiento Predicas De Arrepentimiento

Por último, Dios sabe exactamente cuándo comienza la temporada de cosecha de cada persona, ¡para que nadie se pierda la suya!

Procesos y tiempos

El proceso de la victoria no es fácil. Es un camino largo y difícil y tenemos que aprender la sabiduría necesaria para ello. Debemos darnos cuenta de que no ganamos porque otra persona nos dé la victoria, sino porque Dios nos la da por su gracia. Aunque muchos cristianos quieren creer que Dios les dará la victoria en sus vidas de una vez, esto no es cierto porque Él no trabaja así.

Si vivimos como hijos de Dios que le son fieles, Él nos dará la victoria sobre nuestros problemas y dificultades en la vida; sin embargo, si somos infieles o no tenemos paciencia con nosotros mismos o con los demás, entonces Él puede decidir qué camino debe tomarse en su lugar (Mateo 18: 1-14).

El proceso de Dios en nuestras vidas

Todos tenemos problemas y dificultades con los que lidiamos. A veces puede ser difícil ver la mano de Dios en medio de todo. Pero, ¡Él está ahí! Puede no parecerlo en el momento, pero Él está trabajando todo para el bien de aquellos que lo aman y son llamados de acuerdo a su propósito (Romanos 8:28).

Esto te incluye a ti. Puede que sientas que tu vida se está desmoronando o que has tocado fondo, ¡pero eso no es cierto! Dios tiene un plan y Él trabaja a través de circunstancias aparentemente malas para lograr Su perfecta voluntad para tu vida. Así que si usted está pasando por algo difícil en este momento, recuerde estas cosas:

  • El proceso de Dios siempre es justo a tiempo - aunque no lo parezca cuando pasamos por ellos
  • Dios usa las experiencias dolorosas en nuestras vidas para hacernos más parecidos a Cristo
  • ¡Sólo porque algo malo haya sucedido no significa que algo bueno no vaya a suceder también!

El proceso transformador

El proceso de transformación es un proceso que está diseñado para transformarnos de un estado a otro. Está diseñado para ayudarnos a ser más como Cristo.

Mira También Una iglesia indiferente Una Iglesia Indiferente: Cómo Debería Ser

Muchas personas tienen diferentes puntos de vista sobre este tema, pero yo creo que el proceso de transformación comienza con el arrepentimiento y la confesión del pecado, seguido de recibir el perdón de Dios y la limpieza de toda maldad (1 Juan 1:9-10).

Esto hace que seamos conscientes de nuestra necesidad de la justicia de Cristo (2 Corintios 5:21), lo que nos lleva a la salvación por la fe en Él como Salvador y Señor (Juan 3:16).

Luego viene el proceso de reconstrucción de ser conformados a Su imagen (Romanos 8:29) a través de la obediencia llena de gracia a Sus mandatos (1 Juan 2:3; 5:3). ¡Así es como pasamos por la vida como creyentes!

Procesos y prioridades

Es importante entender que Dios está siempre con nosotros, incluso en nuestras pruebas. Él nos guiará a través de nuestros desafíos y nos dará la fuerza para vencer. Cuando uno se enfrenta a una situación difícil en la vida, puede parecer que no hay salida; ¡pero eso no es cierto! Dios no te dejará solo para que lidies con esto por tu cuenta-¡Él cuidará de ti!

Cuando las cosas comiencen a ponerse difíciles, recuerda: Dios te dará la victoria sobre cualquier situación en la que te haya puesto. Nuestras prioridades deben estar alineadas con las suyas para que podamos disfrutar de la paz y el gozo como sus hijos (Filipenses 4:7).

Si nos enfocamos en los placeres y búsquedas mundanas en lugar de servir a Jesucristo, entonces no podremos mantenernos firmes ante la tentación o la adversidad (1 Timoteo 6:11-12).

Mira También La rebeldía Cómo Derrotar La Rebeldía Según La Biblia

La hora de la victoria

La hora de la victoria es la hora de la victoria de Dios. Es un momento en el que se ve que todo lo que Él ha planeado se hace realidad. La batalla ha terminado y has ganado. No importa cuántas veces fuiste derrotado, o cuánto duró la guerra, o qué tipo de batalla fue (espiritual o física).

El resultado es siempre el mismo: ¡tú ganas! En esta hora, no hay más dudas o temores sobre lo que sucederá en tu vida. Sabes sin duda que Dios no te fallará y que todo lo bueno que prometió se cumplirá para ti.

Cuando esto le sucede a alguien que ha estado luchando con un problema durante años o incluso décadas, puede ser algo asombroso de presenciar; pero cuando sucede en nuestras propias vidas es aún más milagroso porque ¡habíamos perdido la esperanza mucho antes!

Cómo se gana una batalla espiritual, 1° parte

¿Te has preguntado alguna vez por qué Dios permite que le ocurran cosas malas a la gente buena? ¿Por qué deja que los hombres malos vivan una larga vida, mientras que bebés y niños inocentes son arrebatados a sus padres demasiado pronto? ¿Este tipo de preguntas le quitan el sueño?

Una cosa es segura: Dios no se ha olvidado de ti, su hijo. Él está con nosotros todo el tiempo, incluso durante nuestros procesos más difíciles. De hecho, si miramos la Biblia con suficiente atención (y quiero decir con mucha atención), podemos ver que Dios utiliza nuestros procesos como oportunidades para que aprendamos más sobre Él y su amor por nosotros.

Cómo se gana una batalla espiritual, 2° parte

Dios está siempre con nosotros en nuestros procesos y nos dará la victoria.

Mira También Cuando Dios dice que no Cuando Dios Dice Que No

1 Timoteo 6:12 (NVI) dice: "Pelea la buena batalla de la fe; aférrate a la vida eterna a la que fuiste llamado cuando hiciste tu buena confesión en presencia de muchos testigos."

Este versículo habla de pelear una batalla espiritual por Dios, ¡pero también dice que podemos ganar! No somos derrotados por el diablo. Más bien, tenemos que luchar contra él en su terreno y desgastarlo hasta que se rinda.

Esto significa hacer lo que Dios quiere que hagamos, leer Su Palabra regularmente y alejarnos del pecado para que Satanás pierda su control sobre nosotros.

Dios quiere que tengamos la victoria sobre el pecado para que podamos disfrutar de una estrecha relación con Él a través de Jesucristo.

Cómo se gana una batalla espiritual

Dios está siempre con nosotros en nuestros procesos y nos dará la victoria. Debemos confiar en Él, y podemos hacerlo hablando en contra del diablo y de sus planes. La Biblia dice en Santiago 4:7:

"Someteos, pues, a Dios. Resistid al diablo, y huirá de vosotros".

Mira También Define tu propósito con Dios Define Tu Propósito Con Dios

A continuación, debemos saber cómo resistir al diablo cuando nos ataca para que no obstaculice nuestro progreso ni nos dificulte alcanzar nuestras metas.

Para llevar:

Este artículo trata de cómo Dios está siempre con nosotros en nuestros procesos y nos dará la victoria. Dios me ha permitido poder escribir este artículo para ustedes y estoy agradecido por ello.

Dios siempre está con nosotros en nuestros procesos y nos dará la victoria. Él lo dijo en su Palabra:

"Porque yo sé los planes que tengo para ustedes -dice el Señor-, planes de prosperidad y no de maldad, planes de esperanza y de futuro" (Jeremías 29:11).

Conclusión

Espero que este artículo le haya ayudado a entender en qué consiste la enseñanza cristiana. Es un mensaje apasionante y esperanzador, pero que pueden resultar difíciles para quienes no están acostumbrados a escucharlo.

Sin embargo, si está interesado en aprender más sobre la Biblia o el cristianismo en sí, hay muchos recursos disponibles en línea y fuera de ella. Esperamos que esta entrada del blog te haya ayudado a comprender lo que hace que la fe sea tan importante.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Predicas Cristianas Sobre Procesos Y Victoria puedes visitar la categoría Prédicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir