Predicación Sobre La Valentía De Los Hijos De Dios

Hoy hablaremos de la valentía de los hijos de Dios. Somos hijos del Señor Hemos nacido en su familia y se nos ha prometido la vida eterna con Él si elegimos seguir a Cristo. Este es un regalo increíble, pero viene con una gran responsabilidad. Debemos tomar nuestro lugar entre el pueblo de Dios y caminar en el amor y la verdad, incluso cuando no es fácil o cómodo.

La Valentía De Los Hijos De Dios

Índice de Contenido
  1. Cuando Cristo aparece en nuestras vidas, debemos ser valientes
  2. La valentía es parte del caminar con Cristo.
  3. Dios tiene valor. Él tiene un propósito y un plan.
  4. Los hijos de Dios deben ser valientes y no tener miedo
  5. Somos hijos de Dios.
  6. Debemos encontrar el valor para caminar con Cristo
  7. Conclusión

Cuando Cristo aparece en nuestras vidas, debemos ser valientes

No debemos tener miedo: "No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios: Te fortaleceré, te ayudaré, te sostendré con la diestra de mi justicia" (Isaías 41:10). No debemos avergonzarnos: "Y dijo: Salid. Y ellos salieron de la ciudad y pasaron por en medio de ella... y no tuvieron miedo... porque creían que al día siguiente verían a Dios... y cuando llegaron a Betel... Jacob levantó una columna y derramó aceite sobre ella" (Génesis 28:17-19).

Debemos ser fuertes y valientes - no hay otro camino. El apóstol Pablo lo dijo bien cuando declaró: "Porque aunque andamos en la carne, no combatimos según la carne... porque las armas de nuestra lucha no son carnales, sino poderosas por medio de Dios..." (II Corintios 10:3-4).

La valentía es parte del caminar con Cristo.

La valentía forma parte de la vida cristiana. El coraje es parte del caminar con Cristo. El valor es una cualidad que vemos en los hijos de Dios, pero no es sólo para ellos. Todos necesitamos valor para levantarnos y luchar por lo que creemos, no sólo cuando se trata de asuntos religiosos, sino también sobre cualquier cosa que desafíe nuestros valores o amenace lo que somos como individuos.

Tanto si eres ateo, como si eres un cristiano evangélico o un punto intermedio, todos tenemos cosas por las que merece la pena luchar y personas que nos inspiran a defender lo que es correcto. Debemos seguir el ejemplo de Jesús y ser valientes como lo fue Él cuando se levantó contra la injusticia durante su estancia en la tierra (ver Mateo 26:52-53).

Mira También Llenos Del Espíritu Santo Llenos Del Espíritu Santo

Dios tiene valor. Él tiene un propósito y un plan.

Dios tiene valor. Tiene un propósito y un plan. Dios es el creador del universo y sabe lo que hace. Dios tiene un plan para ti, y tiene un plan para mí y para todos los demás en este mundo.

Dios es nuestro Creador, que nos hizo de la nada. Sus pensamientos no son los nuestros (Isaías 55:8). Él es mucho más inteligente que nosotros, pero eso no significa que su camino no sea accesible para nosotros si así lo queremos. Podemos leer su palabra y aprender a caminar más cerca de él pasando tiempo con él cada día a través de la oración o la meditación de las escrituras o simplemente hablando de tu día con alguien que se preocupe por ti (como tus padres o tu mejor amigo).

Los hijos de Dios deben ser valientes y no tener miedo

Los hijos de Dios deben ser valientes y no tener miedo. La Biblia dice: "No hemos recibido el espíritu de esclavitud para volver a temer, sino que hemos recibido el Espíritu de adopción, por el cual clamamos Abba, Padre" (Romanos 8:15). No debemos tener miedo de lo que otros piensen o digan de nosotros porque la aprobación de Dios es lo único que importa.

Dios nos dice que su pueblo es valiente cuando se trata de hacer lo que Él dice: "Saldréis con alegría y seréis conducidos en paz; los montes y las colinas prorrumpirán en cánticos ante vosotros, y todos los árboles del campo aplaudirán" (Isaías 55:12). Nuestro trabajo como cristianos es obedecer a Dios siendo lo suficientemente valientes para hacer lo que es correcto aunque nadie esté de acuerdo con ello, ¡incluso si nos ridiculizan o rechazan!

Nuestra valentía nunca debe flaquear, incluso cuando enfrentamos desafíos o circunstancias difíciles en la vida, porque Dios dijo que los que son sus discípulos tienen un gozo indecible (1 Pedro 1:8).

Somos hijos de Dios.

Eres un hijo de Dios. Si estás aquí, si has llegado a este punto de tu vida, es porque Dios tiene un propósito para ti. Puede ser algo pequeño, o puede ser algo grande; pero sea lo que sea, estoy seguro de que Él quiere que cumplas ese propósito con valor.

Mira También Lo Que Estamos Viendo No Es De Dios Lo Que Estamos Viendo No Es De Dios

Dios estuvo dispuesto a hacer un sacrificio increíble por nosotros: Dio a su propio Hijo como rescate por nuestros pecados. Ese acto de valentía muestra cuánto se preocupa por cada uno de nosotros en la Tierra; somos tan importantes para Él que estuvo dispuesto a hacer lo que fuera necesario para la salvación de nuestros pecados. Así que cuando nos enfrentemos a situaciones difíciles en la vida (ya sean dificultades físicas o emocionales), podemos sacar fuerzas sabiendo que Dios siempre está ahí para nosotros, y que Él nos dotará de todo el valor necesario para lo que nos espera.

Debemos encontrar el valor para caminar con Cristo

Caminar con Cristo es un don de Dios. No es un instinto natural, y ciertamente no es algo que se pueda aprender en los libros. La valentía de seguirlo viene sólo de Él; eso es parte de lo que hace que seguir a Cristo sea tan maravilloso. Estamos llamados a caminar en la fe y la confianza, incluso cuando no entendemos por qué las cosas suceden como lo hacen.

Estamos llamados a obedecer los mandatos de Dios incluso cuando nuestra naturaleza humana quiere que hagamos lo contrario. Estamos llamados a vivir por la fe en lugar de por la vista, y este tipo de fe no puede enseñarse ni aprenderse, sino que debe ser dada por Dios mismo (Romanos 12:3).

Conclusión

Camina con Dios y sé valiente. No tengas miedo de seguir su llamada en tu vida. Esté dispuesto a salir al mundo y ayudar a otros a encontrar la alegría en Cristo. Recordemos lo que dijo Pablo al respecto: "Porque no me avergüenzo del evangelio de Cristo... porque es poder de Dios para salvación de todo el que cree, del judío primero y también del griego". -Romanos 1:16.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Predicación Sobre La Valentía De Los Hijos De Dios puedes visitar la categoría Prédicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir