No Soltarse De Dios Jamás

Nuestro tema de hoy se llama "No soltarse de Dios jamás". Hace muchos años que soy cristiano. He aprendido mucho a través de mis experiencias de vida, y una de mis cosas favoritas es compartir ese conocimiento con otras personas. En este artículo, voy a hablar de cómo nunca debes dejar de lado a Dios.

Hay tantas cosas en la vida que pueden agobiarnos, pero una cosa que puede mejorar todo es Dios. Él siempre está ahí para nosotros cuando más lo necesitamos. Puede que no siempre veamos las respuestas o entendamos por qué ocurren ciertas cosas en nuestras vidas, pero necesitamos recordar que nuestra confianza en Él nos hará superar cualquier cosa.

No Soltarse De Dios Jamás

Índice de Contenido
  1. No soltarse de Dios jamás.
  2. Nunca pierdas la esperanza en Dios.
  3. Estaré allí contigo.
  4. Una vez que te vayas, estaré allí contigo, por siempre y para siempre.
  5. Una vez que mueras, estaré allí contigo, para velar por ti, como lo hice aquí en la tierra.
  6. Conclusión

No soltarse de Dios jamás.

Hay muchas cosas en la vida que no puedes controlar, pero una cosa con la que siempre puedes contar es que Dios nunca se irá de tu lado. Él te guiará, protegerá y amará sin importar lo que suceda. La Biblia dice que no hay una sola persona justa que haga el bien y no peque (Romanos 3:10). Así que, aunque te sientas fracasado o hayas hecho algo malo en el pasado, ¡no desesperes!

Dios nos ama a todos por igual; nos ha perdonado todos nuestros pecados (Romanos 5:8). No merecemos su misericordia y su gracia, pero nos la ha dado de todos modos porque quiere darnos la vida eterna con Él en el Cielo. Nunca dejes de lado a Dios; nunca dejes de lado la esperanza que Él da o el consuelo que proporciona cuando los tiempos son difíciles (1 Pedro 1:3-4).

Nunca pierdas la esperanza en Dios.

Si alguna vez te sientes triste, o si has sido herido por alguien o algo, no pierdas la fe. No dejes de confiar en Dios. Dios nunca te dejará. Siempre está ahí para ti y nunca dejará de estar ahí cuando más se le necesite, aunque tarde en responder a nuestras oraciones o en darnos lo que más deseamos en este mundo.

Mira También No Sueltes El Arado No Sueltes El Arado

Estaré allí contigo.

Estaré contigo siempre, incluso cuando estemos separados, estaré cerca de ti. Incluso cuando nuestros cuerpos no se toquen, sostendré tu mano en la mía y sentiré tu aliento en mi mejilla mientras dormimos juntos bajo las estrellas por la noche, soñando con lo que podría haber sido o lo que aún podría llegar a ser si tan sólo tuviéramos más tiempo para pasar juntos antes de que nuestros mundos se derrumbaran a nuestro alrededor como fragmentos de cristal rotos de un espejo caído que una vez reflejó una imagen perfecta pero que ahora sólo muestra imperfecciones y defectos.

Una vez que te vayas, estaré allí contigo, por siempre y para siempre.

Estaré ahí contigo. Te prometo que siempre estaré contigo, por el resto de mi vida y más allá". Esas palabras fueron pronunciadas por una persona que había experimentado una pérdida increíble sólo unos días antes.

Me contó que, en su momento más oscuro, se había sentido abandonado por Dios cuando su mujer murió inesperadamente por complicaciones relacionadas con una operación a la que se había sometido a principios de ese año.

Pero entonces este hombre recordó lo que había dicho Jesús: "Nunca te dejaré ni te abandonaré" (Hebreos 13:5). Aunque a veces tengamos la sensación de que Dios nos ha dejado solos o se ha olvidado de nosotros, sus promesas son siempre ciertas, y se han confirmado a lo largo de la historia.

Una vez que mueras, estaré allí contigo, para velar por ti, como lo hice aquí en la tierra.

Dios está siempre contigo. Estaba allí cuando estabas en el cielo, y estará allí cuando vuelvas a la tierra para siempre después de tu tiempo en el purgatorio. Dios ama a todos sus hijos por igual y quiere que sepan que está bien amarse a sí mismos, aunque todavía no vean su verdadero potencial. De hecho, Dios quiere que todos seamos felices.

Conclusión

Dicho esto, esperamos que hayas aprendido mucho de este artículo y estés listo para salir a ensuciarte las manos. El mundo necesita más gente como nosotros. De hecho, necesita más gente que crea en sí misma y en su propia capacidad para cambiar la vida de otras personas a mejor mediante actos de amor. Así que seguid adelante, amigos míos; ¡ya no hay nada que nos detenga! ¡Cuídense ahí fuera! Y seguid haciendo lo que más os gusta: cuidar de los demás e intentar cosas nuevas cada día.

Mira También Bosquejos Sobre Las Promesas De Dios Bosquejos Sobre Las Promesas De Dios

Si quieres conocer otros artículos parecidos a No Soltarse De Dios Jamás puedes visitar la categoría Prédicas.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir