Los Fundamentos Del Carácter Cristiano

El tema de hoy se titula “Los fundamentos del carácter cristiano”. Como cristiano, es importante centrarse en los valores y principios básicos de lo que uno cree.

Dios sabe que nuestras vidas están constantemente llenas de distracciones, tentaciones y todo tipo de cosas que podrían desviarnos, por lo que nos ayuda estableciendo algunos fundamentos clave a los que todo cristiano debería aferrarse para permanecer fiel e inamovible.

Estos fundamentos básicos son la compasión, la misericordia, el amor, la fe y la humildad. Veamos cada uno de ellos con más detenimiento.

Fundamentos del carácter cristiano

Índice de Contenido
  1. Los fundamentos del carácter cristiano
  2. Enfoque hacia adelante
    1. ¿Qué sabemos sobre el futuro del mundo?
    2. ¿Cómo podemos prepararnos para el futuro?
    3. ¿Cómo podemos prepararnos para el futuro de nuestra iglesia?
  3. Compasión, misericordia y amor
  4. Fe
  5. Humildad
  6. Para seguir siendo un buen cristiano, debes aprender a ser humilde
  7. Conclusión

Los fundamentos del carácter cristiano

Los fundamentos del carácter cristiano son los mismos que los cimientos de una casa. O, más exactamente, son similares a los cimientos de cualquier edificio que necesita mantenerse erguido, ser lo suficientemente fuerte como para soportar su peso y aguantar las presiones y tensiones externas.

El primer fundamento es la fe, que significa confiar en Dios y en sus promesas. Para que nuestras vidas tengan estabilidad y dirección, debemos confiar en Dios de todo corazón (Proverbios 3:5). Como escribe Pablo en Romanos 10:17: "Así que la fe viene por el oír, y el oír por la palabra de Dios".

El siguiente paso después de tener fe es el amor; sin amor no importa cuáles sean tus creencias porque no podrás practicarlas. El amor no es simplemente una emoción; es un verbo de acción que requiere que mostremos bondad hacia los demás (1 Corintios 13:4-7).

Recomendado:  Estudio Bíblico De Hebreos 12:12-15

La esperanza significa creer que algo bueno sucederá a pesar de que algunas pruebas sugieran lo contrario, y la humildad implica darse cuenta del verdadero lugar que uno ocupa en relación con otras personas, así como con Dios mismo (Filipenses 2:3-4).

Enfoque hacia adelante

Mientras lees esto, estoy seguro de que el enfoque hacia adelante está en tu mente. ¿Cómo es vivir en ese lugar de anticipación y expectativa? Esta sección te dará algunas ideas sobre cómo empezar con tu propia práctica diaria de enfoque hacia adelante.

¿Qué sabemos sobre el futuro del mundo?

Va a estar lleno de retos, pero también de oportunidades. Piensa en cómo podemos prepararnos para lo que viene aprendiendo más sobre hacia dónde nos dirigimos como individuos, familias y comunidades. Por ejemplo:

¿Cómo podemos prepararnos para el futuro?

Podemos estar preparados si comprendemos que no hay ninguna persona que tenga todas las respuestas o todas las respuestas correctas en un momento dado. Tener humildad es la clave para prepararse para lo que pueda venir.

¿Cómo podemos prepararnos para el futuro de nuestra iglesia?

Con la humildad viene la confianza: confianza en la capacidad de Dios para proteger y proveer mientras hace su trabajo a través de nosotros; confianza en el deseo de Dios de que todas las personas tengan acceso a su amor, incluso cuando creen que no lo necesitan; confianza en que cada persona merece la gracia (¡incluso aquellos que no lo creen!).

Cuando estas cosas están arraigadas dentro de nosotros como líderes, entonces nuestras iglesias seguirán creciendo porque entendemos lo importante que es no sólo "salvar almas" sino también "salvar corazones".

Recomendado:  Por qué me pasa lo que me pasa parte III - El carácter de un cristiano

Compasión, misericordia y amor

La compasión es la capacidad de sentir el dolor de los demás. La misericordia es la capacidad de perdonar a los demás. El amor es una combinación de compasión y misericordia. El amor no es sólo un sentimiento, es una elección que hacemos cada día.

Por ejemplo: Si ves a alguien que necesita ayuda, puedes elegir si le ayudas o no en su momento de necesidad según tu sistema de creencias, ya sea cristiano o de otro tipo.

Este acto de bondad podría considerarse un acto de amor porque implica mostrar compasión y misericordia hacia otro ser humano que puede estar sufriendo en ese momento (ya sea físico o mental).

Fe

La fe es una piedra angular del cristianismo. La fe es una creencia en algo que no se puede demostrar. La fe es la base de muchas religiones. La fe es un componente clave del carácter cristiano. Como sabes, hay muchas religiones y la mayoría de la gente tiene fe en algo; no sólo los cristianos tienen fe.

Hay musulmanes, judíos, budistas, hindúes y otros que también practican sus propias religiones basadas en la fe; creen que hay cosas que no se pueden demostrar por la ciencia ni por ningún otro medio, sino que hay que aceptarlas simplemente por la fe (de ahí que las llamemos "creencias religiosas").

Sin embargo, los cristianos afirmamos tener una revelación especial de Dios sobre nuestra fe a través de Jesucristo, tal y como se recoge en la Escritura llamada "La Biblia" (o "La Palabra").

Humildad

La humildad es el fundamento del carácter cristiano, y no es fácil de conseguir. La humildad no es pensar menos en uno mismo, sino pensar menos en uno mismo. No es pensar más en los demás, sino pensar más en los demás. Si una persona piensa demasiado en sí misma y se considera mejor que los demás, tendrá orgullo, lo que lleva a la arrogancia y a la altanería.

Recomendado:  Proverbios 7 - Estudio Bíblico

La humildad evita que esto ocurra porque mantiene los pensamientos de una persona bajo control para que no se desborden con ellos mismos; la humildad los mantiene bajo control y enfocados en lo que más importa: ¡la gloria de Dios!

Para seguir siendo un buen cristiano, debes aprender a ser humilde

Para seguir siendo un buen cristiano, debes aprender a ser humilde. La humildad es el fundamento del carácter cristiano. Sé humilde en todo lo que hagas. Sé humilde en tus palabras, acciones y pensamientos. Aunque hayas hecho algo que los demás consideren bueno o grandioso, evita pensar demasiado en ti mismo porque el orgullo es el pecado que conduce a muchos otros pecados.

El orgullo es también una de las principales razones por las que la gente se aleja de Dios porque no quieren que nadie les diga lo que tienen que hacer. De hecho, una vez que rechazamos los mandatos de Dios por orgullo (aunque sólo sea un impulso), ya no podemos llamarnos cristianos, ya que Cristo exige que tomemos nuestra cruz cada día y le sigamos (Mateo 16:24).

Conclusión

Recuerde, el propósito de este artículo era ayudarle a desarrollar una mejor comprensión del carácter cristiano, y espero que lo hayamos logrado. Es posible que usted tenga ideas diferentes de lo que hace un buen cristiano. ¡Eso es estupendo! Te animamos a que compartas esas ideas en los comentarios de abajo.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Los Fundamentos Del Carácter Cristiano puedes visitar la categoría Estudios Bíblicos.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir